viernes, 21 de enero de 2022

El Barça y Matrix



No me he cansado de decir que la situación del Barça es tan grave que a Laporta le restaban 3 ventanas de mercado para remediarla. A pesar del apoyo y cariño que la gran mayoría del barcelonismo le tiene , nadie está por encima del club como el propio Jan siempre ha defendido; y si esta situación desesperante continúa encallada y sin vías de solución , no hay que descartar que tanto la oposición como los aficionados y socios miren al palco sin piedad.

El escenario económico parece mejorar y está  muy claro que este apartado ha sido la prioridad absoluta del presidente desde que accedió al cargo. A saber: logró un primer crédito de Goldman Sachs para acometer los pagos acuciantes, consiguió rebajar la masa salarial que asfixiaba al club aunque aún reste trabajo por hacer (Messi, Griezmann, Umtiti, Piqué, Busquets, Alba, Trincao, Coutinho, etc), re-encaminó con éxito el Espai Barça tras el beneplácito de los socios para conseguir 1500M € de financiación y finalmente resolvió el delicado asunto de los avales gracias a la nueva ley del deporte. 

En el terreno futbolístico, los problemas más o menos se mantienen e incluso parece que se han agravado. Laporta echó a Koeman por el “esto es lo que hay” y la falta de confianza, trajo a Xavi a pesar de que tenía razón en pensar que estaba verde y probablemente desinformado sobre la auténtica realidad del club e hizo caso a los técnicos y contrató a Alves y a Ferrán presentándolos en loor de multitudes y con un despliegue propagandístico que rozó el ridículo. No me parece bien aprovecharse de la desilusión del barcelonismo y tirarles caramelos baratos bien envueltos en papel de celofán cuando se añora el caviar que exige nuestra historia moderna y grandeza . El aficionado blaugrana lleva demasiado tiempo sufriendo con la inutilidad de sus dirigentes y por eso mismo dio el voto de confianza al que fuera el mejor presidente de la historia del club. La realidad actual es que la esperanza que traía Laporta comienza a verse seriamente tocada.

A 21 de Enero 2021, cuando quedan 10 días para el cierre de mercado, el equipo sigue sin competir adecuadamente, acumula derrotas y fracasos imperdonables; y los números de Xavi igualan prácticamente a los conseguidos por el denostado Koeman, con errores tácticos de parvulario que se acumulan en su debe y que por el cariño que le tenemos nadie quiere denunciar.  A modo de doloroso ejemplo y por su trascendencia reciente basta recordar su fechoría táctica tras la remontada ante el Madrid en la Supercopa : con tanto esfuerzo se logró forzar la prórroga y  se "suicida" debilitando aún más la defensa probablemente más floja del Barça en los últimos 30 años y dejándola en 3 efectivos, entregando lastimosamente así la semifinal.

Las campañas de marketing, los discursos grandilocuentes, los mensajes cutres de video de Laporta y la exhibición de emociones y grandes deseos están siendo aplastados diariamente por mazazos de realidad que ponen a cada uno en su sitio. El discurso realista de Koeman podría ser discutible pero era sincero y honesto; y desde luego en mi opinión preferible a las palabras vacías y a la venta de humo al por mayor que nos estamos encontrando diariamente desde el club. Koeman tenía menos que Xavi y las bajas le castigaban sin piedad también; pero buscó tácticamente una solución para sobrevivir y aspirar a la 4º plaza. Xavi sigue empecinado en no entender con qué jugadores cuenta y que el sistema de juego que quiere imponer es materialmente imposible que le dé réditos con dichos activos. Repite como un robot el mismo discurso táctico y no es capaz de detectar que el problema lo tiene en las áreas y en la falta de calidad y frescura de muchos de sus jugadores, especialmente de sus viejos compañeros de vestuario a los que sigue arropando sin ningún sentido. Dicho eso no podemos obviar la gravedad de la situación que ha encontrado Laporta al acceder al club, la renacida fortaleza de los enemigos del Barça (tradicionales o de nuevo cuño como Tebas) y la suerte esquiva en general en forma de bajas continuas y de larga duración de gran parte de la plantilla. Nadie puede exigir a Laporta que resuelva todo en pocos meses, pero sí que se comiencen a ver brotes verdes, que se fiche bien en Enero, que el equipo acuse mejoría en el campo en forma de buenos resultados y que se le garantice que el próximo verano el equipo se habrá reconstruido futbolísticamente en gran medida. Nada de esto se atisba siquiera. 

Sabemos que el City y el jugador han dado grandes facilidades económicas al Barça para acometer el fichaje de Ferrán. Pero en la situación de penuria económica, ¿realmente era necesario y acertado invertir 55 M€ + 15 M€ en objetivos por Ferrán? En mi opinión: no. Ferrán no es un atacante diferencial, ni goleador de contundencia. Con ese dinero se podría haber forzado el fichaje de un par de atacantes goleadores rotundos aunque sean de rendimiento inmediato y no puedan formar parte del proyecto a largo plazo; y también de un portero de mejores garantías que una sombra llamada Ter Stegen, el cuál sigue siendo una especie de grotesco tragabolas en cada partido. Aquí hablamos de Cavani, pero existían otras opciones como Adeyemi, Dybala, Vlahovic o Cristiano. Y porteros como Onana o Dmitrovic o Robert Sánchez o Dimitrievski.  Traen a Ferrán que no vale ese dinero y parecen suspirar por Morata, que tiene aún menos gol que Ferrán. Y el portero invisible sigue dónde le dejamos en Liverpool.

También se ha fichado a Dani Alves. A todos nos cae genial, como también Ter Stegen y muchos otros de la plantilla. Ha sido un crack en su tiempo pero lo que sonaba a chiste navideño se convirtió en realidad y finalmente se fichó (aunque fuera insignificante su coste económico) . Aún me pregunto ¿para qué? O por ignorancia de Xavi o por “amiguismo”, nadie puede entender este fichaje. Dani ha traído buen humor, alegría y más nostalgia del pasado glorioso pero poco puede aportar ya en el campo para el Barça. A resultas de eso, el Barça actual de Xavi juega con dos laterales que suman 70 años y se pasean por los campos siendo arrasados por la frescura de los delanteros actuales de banda. ¿Quién es el responsable de tamaña barbaridad? 

A resultas de este pequeño resumen de mercado invernal, y a falta de 10 días dónde aún hay margen de solución ( o de empeorarlo si se tira el dinero también por Morata), yo me pregunto cuándo se harán bien las cosas en el club desde el punto de vista futbolístico. Igual ya no queda nadie en el Barça que realmente sepa de fútbol. Jordi Cruyff no parece tener poder de decisión, Mateo Alemany es un maestro en los despachos pero no parece tener los conocimientos futbolísticos necesarios y está claro que Xavi nos está demostrando día a día que está totalmente desactualizado, que confía en sus viejos amigos de vestuario cerrando los ojos ante su rendimiento y que quiere hacer que el equipo juegue como el mejor Barça de la historia sin los jugadores que pueden desarrollar ese fútbol de platino. Y es que el verdadero problema que nadie quiere ver o solucionar en el Barça no está en el entrenador, ni siquiera en el estilo, está en los jugadores. No hay jugadores en la plantilla para jugar como quieren Laporta , su staff y Xavi. 



El fútbol actual ha evolucionado y el Barça se ha quedado anclado en 2015. Ahora hay menos calidad y predomina la contundencia en las áreas, el físico y la velocidad. Existen 3 ventanas de cambios por partido que aumentan a 4 o más en los descansos y prórrogas para eliminatorias y finales en torneos cortos. Como ayer pasó en la eliminatoria de San Mamés y a modo de ejemplo, un rival como el Athletic que basa su fútbol en el físico (como el 99% de los equipos de hoy en día) es capaz de cambiar más de medio equipo para mantener un nivel de intensidad que el Barça no puede combatir ni por asomo al no tener ni pegada arriba ni portero atrás ni calidad técnica colectiva ni equilibrio físico ni velocidad en el medio o especialmente en la defensa. Esto significa que , si bien en el fútbol de hace una década  el juego de posesión de balón de velocidad endiablada y precisa  que bordaba aquél glorioso Barça cansaba a los rivales que caían finalmente derrotados y desfondados,  hoy en día esto es casi imposible que suceda puesto que con las nuevas ventanas de cambios cualquier equipo puede aguantar físicamente la presión hasta el final al rehacer la mitad de su formación titular durante el transcurso del partido. Por eso sólo pueden ser derrotados ante la contundencia en el área, con el peso de los goles; no por el juego de posesión que hizo grande a aquél Barça. Esta verdad universal castiga sin piedad a los pocos testarudos que aún quedan en activo y que se niegan a verla con Guardiola como abanderado de la causa perdida, el cuál acumula una década sin levantar una champions con auténticas super plantillas y en clubes económicamente potentísimos. Igual pasa con sus discípulos, por ejemplo Setién o ahora Xavi.

El Barça tiene una base de jóvenes talentos sin experiencia que no pueden sostener un peso tan grande. Hay que meter la tijera sin piedad en la plantilla, reconstruirla en base a esa idea de fútbol tan especial y no equivocarse más en los fichajes. Sabemos lo que significa el handicap del fair play financiero de la LFP pero también que lo han salvado con dos fichajes innecesarios y otro (Morata) que puede caer, cuándo se podría haber invertido en gol o en la portería , verdaderos agujeros negros que condenan al equipo.

¿Hay que cambiar el estilo del fútbol del Barça, el que Cruyff consagró en el club? No. Sólo hay que adaptarlo a los jugadores con los que cuentas, como Koeman o anteriormente Luis Enrique o Valverde intentaron hacer y no les dejaron. La realidad sí que no es negociable. ¿Hasta cuándo quieren seguir perdiendo para aceptarlo? El camino que ha elegido Xavi para ganar es el más difícil que existe en el fútbol actual. Sólo si cuentas con una super plantilla y varios cracks diferenciales en diferentes líneas puedes tener ciertas garantías de éxito. Pero se niegan a entenderlo. Siguen viviendo en su “Matrix” particular, anclados en el pasado dorado, en unos tiempos que nunca volverán. 

La realidad es que Laporta, la directiva , la DT y Xavi han tomado un sendero equivocado pero aún están a tiempo de rectificar.

Vuelven a preguntarme : ¿y qué harías tú? Ferrán supongo que ya no se puede devolver. Es un buen jugador pero aqui ya denunciamos que ni de lejos valía lo que se ha pagado por él. Nunca será diferencial aunque sí un complemento atacante excelente porque el chico está comprometido, tiene buenas condiciones y se dejará la piel. Pero su fichaje sólo podría haber sido válido en el caso de contar con un equipo campeón rodado, exitoso y de grandes cracks que ahora no existen.  La solución sigue siendo dar de baja, traspasar o al menos que no jueguen más los que ya no pueden aportar nada más en el campo: Ter Stegen, Alba, Mingueza, Busquets, Sergi Roberto, Braithwaite, Riqui, Dembelé o  Dest; adaptar el dibujo y el estilo a lo que se tiene (idealmente un 4-4-2 en rombo) , trabajar concienzudamente las jugadas de estrategia, el juego de rechaces, el disparo de larga y media distancia , el remate en el área, la definición, el contragolpe y el lanzamiento de penaltis; y olvidarse de la obsesión por la posesión sin sentido y sin objetivo de gol, de la gran mentira de los extremos que hoy en día ya nadie usa si no se cuenta con un 9 goleador diferencial , dejar de sacar la pelota jugada desde el portero por el riesgo que conlleva e intentar fichar a uno o dos goleadores que aún queden en el mercado invernal (Cavani o Schick o Dybala o Vlahovic o Cristiano) además de un portero (Onana, Dmitrovic, Robert Sánchez o Dimitrievski). Para encajar el fair play financiero y poder inscribirlos hay que forzar las bajas que hemos comentado o bien hacer nuevas renovaciones a la baja que permitan ampliar el límite salarial.



Hasta que se recupere Ansu Fati (básico en el equipo por sus goles), ésta sería una buena solución hasta el verano dónde sólo el fichaje de Haaland puede realmente variar el curso de los acontecimientos del club y retornarlo al sendero de los éxitos y de la grandeza: ONANA-ERIC-PIQUÉ-ARAUJO-LENGLET-F.DE JONG-GAVI-PEDRI-NICO-VLAHOVIC-MEMPHIS.


Soluciones existen, difíciles pero existen. Es cuestión de desenchufarse de Mátrix y poner los pies en el suelo, saber dónde está el verdadero problema y realmente ponerse manos a la obra para resolverlo. Si Xavi sigue en Mátrix, no sólo él sino también Laporta acabarán emborronando su brillante historia y saliendo por la puerta de atrás como desgraciadamente ha ocurrido con otro mito del barcelonismo como es Koeman. Sigamos esperando y observando expectantes la cruda realidad porque la película ya la hemos visto y no nos interesa ahora para nada.

0 comments :

Publicar un comentario

Footbit.cf no aceptará comentarios obscenos, malsonantes, moralmente incorrectos , insultantes o fuera de contexto.En cualquier caso, Footbit.cf declina cualquier responsabilidad por los comentarios realizados aquí , la cuál recaerá en el emisor de los mismos.

 

AmazingCounters.com