TOP 10 mejores futbolistas

Dušan Vlahović

TOP 10 mejores futbolistas

Kylian Mbappé Lottin

TOP 10 mejores futbolistas

Karim Mostafa Benzema

TOP 10 mejores futbolistas

Mohamed Salah Hamed Mahrous Ghaly

TOP 10 mejores futbolistas

Virgil van Dijk

TOP 10 mejores futbolistas

Erling Braut Haaland

TOP 10 mejores futbolistas

Robert Lewandowski

TOP 10 mejores futbolistas

Kevin De Bruyne

martes, 5 de abril de 2022

Tropezar con la misma piedra : Dembelé.





 

Nos frotamos los ojos desde la llegada de Xavi, no sólo por los buenos resultados en general que está obteniendo en el campo sino por la situación de Dembelé y también de Adama. Desde hace semanas escuchamos y leemos recurrentes noticias o seudo noticias sobre la posible renovación de Dembelé a pesar de lo claro que fue el club cuando anunció un ultimátum que el jugador ya rechazó en Diciembre. Me sigo preguntando por qué. Hablamos de uno de los jugadores que más daño ha hecho a la entidad en lo que llevamos de siglo.  Costó aproximadamente 105 M + 40M en objetivos , su ficha es astronómica y su rendimiento ha sido una broma de mal gusto durante los casi 5 años que lleva en el club. Ya no sólo por el asunto de lesiones , y dejando al margen sus presuntos actos de indisciplina, sino probablemente porque estamos ante uno de esos futbolistas de grandes condiciones que por su mentalidad no son capaces de plasmarlas en rendimiento. 

Además está el caso de Adama. Un canterano que desde su llegada ha ofrecido un resultado excelente y que en los últimos partidos ha sido ninguneado por Xavi y por la prensa afín en favor de un Dembelé cuyo rendimiento es más una cuestión de fe que de realidad.  He escuchado decir a un periodista casi tan enamorado de Dembelé como Xavi (Sanabre) que en los videos que le hacen visionar al jugador se demuestra que el 90% de sus acciones son erróneas pero que el 10% restante resultan grandes aciertos. Lo cual agrava más la situación que vivimos que pasa de ilógica a ridícula. Incluso los defensores de este peculiar jugador admiten el aplastante cúmulo de errores que comete en cada partido escudándose en el 10% de sus acciones resultantes en aciertos. Es decir, que parece no importar que un futbolista haya hecho del fallo su bandera. ¿Se habrán parado a estudiar qué consecuencias tiene para un equipo un jugador que de cada 10 pelotas que toca, 9 son para el rival? ¿Dónde acaban esos balones que Dembelé regala al contrario? 


 Objetivamente Dembelé desequilibra menos que Adama, pierde más uno contra unos, centra peor, regala muchos más balones a los contrarios. Ambos tienen similar velocidad aunque Adama mucha más potencia y presencia física. Adama además es canterano, formado en La Masía,  más comprometido, gana mucho menos , se lesiona muchísimo menos , toma mejores decisiones en espacios pequeños o amplios, ve mejor el fútbol, es más sacrificado, recupera más pelotas y no ha provocado ni el 0,0001% de los problemas que Dembelé ha dado al club, superándole en rendimiento de modo abrumador y dando más al equipo en 5 semanas que Dembelé en 5 años. En cuanto al gol, ambos están peleados con la portería contraria, eso es indiscutible. Si alguno de ellos tuviera olfato de gol y supiera definir cara a puerta, estaríamos hablando de otra dimensión de jugadores. Este defecto penaliza a ambos y los sitúa lejos de la posibilidad del reconocimiento mundial como estrellas. Pero dado este análisis , aún así el club parece obsesionado en renovar al francés. ¿Para qué? ¿Por qué? 

No le den más vueltas porque aquí hablamos de un enamoramiento . El de Xavi con Dembelé, el mismo que Robert tuvo con él y que nos costó perder a Mbappé y con ello muchísimos títulos. Y ahora parece que volvemos a tropezar con la misma piedra, sin aprender nada del último lustro negro en el que este singular futbolista ha sido protagonista.

Lo peor que hay en el fútbol son los enamoramientos de entrenador y también los desenamoramientos . Tenemos muchos ejemplos dramáticos en ambos casos. Y es verdad que en alguna ocasión ha salido bien porque algunos amores imposibles han llegado a fructificar. Pero la pregunta del millón es ¿Merece la pena que un club como el Barça que está en la situación económica que está , que titubea en dos renovaciones que deberían ser claves para su futuro como son las de Gavi y Araujo ,  que filtra que descarta fichar al futbolista más diferencial del momento que marcará el devenir del fútbol mundial como es Haaland, se plantee pagar casi 100M € entre prima de renovación , comisiones y salario por un jugador que te garantiza un 90% de errores y una moneda al aire en cuanto a sus posibles lesiones? Sinceramente es de locos.

Las decisiones claves deberían tomarse en función del porcentaje de error/acierto que se maneja sobre la cuestión. Y en el caso de Dembelé es uno de los casos más fáciles de decidir si atendemos a la lógica aplastante de la situación.

El caso es que el amor es ciego y con Dembelé parece que estamos ante las postrimerías de un dramático crimen pasional cuya víctima volverá a ser el Barça. Si Miguel Angel Gil salvó al Barça de cometer el error de fichar a Joao Felix este verano y luego volvió a salvarle en Enero al impedir otro enamoramiento de Xavi llamado Morata, ahora el club está en manos de Moussa Sissoko. Triste pero real como la vida misma.

Enamorarse de la persona equivocada es un mal que perseguirá a la humanidad toda la vida, desgraciadamente .

lunes, 28 de marzo de 2022

R.Madrid 0 - Barça 4. Consecuencias.

Los ciclos ganadores del Barça han solido comenzar históricamente con grandes victorias en el Bernabéu, por ser la casa de su máximo rival y por la trascendencia sicológica y deportiva que comportan. Hay que tener en cuenta que vivimos el primer clásico de la era post messi en el Bernabéu. La diferencia de puntos en la liga a favor del Madrid no debe olvidarse pero tampoco que un Madrid-Barça es un partido “sagrado” y siempre marca el status jerárquico de los eternos contendientes en el fútbol español y probablemente mundial. Y lo que vimos es superar con nota la prueba de fuego por parte del incipiente e improvisado proyecto de Laporta y Xavi. Lo cierto es que el de Terrassa pasó la reválida, se examinó en el Bernabéu y ha sacado sobresaliente. Tácticamente Xavi desactivó las posibles amenazas del Madrid, básicamente neutralizando la velocidad alocada de Vinicius (tan protagonista en este puntual momento de déficit cualitativo que vive el torneo) mediante la especial atención en evitar pérdidas de pelotas no forzadas por el rival y la posición como lateral derecho de un imperial Araujo, que descubrió ante el mundo la realidad futbolística del impetuoso brasileño .  Sin Benzema y con el renovado poderío aéreo del Barça tan sorprendente como efectivo, el Madrid no inquietó al siempre débil Ter Stegen. La presión alta del Barça fue constante y eso también mantuvo cerca de su área al Madrid. Cualquier ocasión clara del Madrid , con un portero como Ter Stegen, casi seguro que hubiera acabado en gol. Ya vimos que apenas tuvieron dos , una con 0-0 que Valverde colocó muy bien al palo largo pero sin suficiente potencia, fácil para Ter Stegen ; y el piscinazo de Vinicius (mucho más peligroso en estas acciones que en las propias del talento de su juego). De haber entrado alguna de ellas, quizás el partido hubiera sido distinto en su desenlace. El Barça tuvo una aceptable efectividad inicial aunque muy floja en general. Quizás con otro rival más potente, ese desaprovechamiento de las innumerables ocasiones de gol, hubiera propiciado un resultado desfavorable para los azulgranas. Aún así el dominio del partido fue total y eso permitió un hundimiento del Madrid, quizás sorprendido por la salida tan contundente del Barça y el exceso de confianza debido a su marcha cómoda durante la temporada. El resultado y el fútbol visto en el nuevo Bernabéu hizo daño en el madridismo y seguro que disgustó mucho a Florentino. Y también provocó una especie de regreso sicológico del Barça anunciando no tanto lo que es ahora sino lo que amenaza a sus rivales con volver a ser. Y aquí debemos detenernos. El Barça cometería un error, al que desgraciadamente nos tiene acostumbrados, si cayera en la autocamplacencia. Si el Barça deja de lado su renovada ambición y se aparta de la puja de un crack goleador diferencial, que debería ser Haaland; o piensa que Adama ya no es necesario, o que deberían renovar o no desprenderse de jugadores cuya insolvencia han llevado al Barça al cataclismo de los últimos años como Dembelé, Sergi Roberto, Riqui, Umtiti, Lenglet, J.Alba, Ter Stegen o Busquets; o realmente cree que ya tiene pegada para conseguir una Champions o que no es necesario renovar cuanto antes a jugadores estructurales imprescindibles como Araujo o Gavi, no tengan dudas de que el punto de inflexión que marca la goleada del Bernabéu quedará en una deliciosa anécdota. El Barça debe mantenerse firme en sus márgenes salariales y trabajar en su recuperación económica definitiva pero sin perder el norte deportivo. La supervivencia económica no se entiende sin que el motor deportivo sea el más potente. Esto es un club de fútbol por encima de todas las cosas. Perder joyas como Gavi y Araujo; no dejar hasta la última gota de sudor en lograr que Haaland venga al Barça o que al menos no vaya al Madrid, y traspasar de una vez al lastre llamado Ter Stegen, que mantiene a la nave a mitad de velocidad deben ser objetivos estratégicos irrenunciables por parte del club. Está muy bien que no se pierda la esperanza en ganar el título de liga pero aún logrando este milagro, olvidarse de estos objetivos que comentamos sería un error fatal del Barça que lo haría retroceder a la oscuridad sin remedio. Esperemos acontecimientos y confiemos en que el resultado del Bernabéu sea lo que debe ser : un punto de inflexión definitivo para recuperar el dominio del fútbol español como paso previo a lograr lo mismo en el ámbito europeo.

viernes, 11 de marzo de 2022

La idiosincrasia perdedora del Barça

 


Si no tuviéramos el ejemplo competitivo del Madrid geográficamente tan cerca y su enésima hazaña tan reciente quizás podríamos obviar un día  más el enorme lastre idiosincrásico que castiga al Barça continuamente. Es digno de estudio que existan ejemplos perfectos de dónde está el problema y que el grueso del barcelonismo y sus dirigentes sigan sin verlo . O quizás sí lo vean pero opten por no solucionarlo por entender que es irresoluble. No digo que no.

El caso es que escucho y leo el debate permanente sobre qué jugadores deberían venir y cuáles deberían quedarse. El primer año de Laporta está siendo tan excepcional como la propia pandemia ha impuesto. Había que retomar el camino del éxito y comenzar a elaborar las líneas de actuación para intentar resolver los enormes problemas económicos y deportivos que ahogan al club. Varias cosas se han hecho bien, otras no tanto. 

Parecía existir consenso general en el barcelonismo y entre los analistas : el gran problema del equipo estaba en la falta de calidad de la plantilla y lo descompensada que resultaba  tras años de mala gestión deportiva de Bartomeu. Pero esto no deberían ser sólo palabras. Hay nombres y apellidos.Y ahí siguen muchos de ellos. Es decir, el problema continúa. ¿Alguien puede explicar lo que escucho y leo en los debates diarios barcelonistas? Se dice que Sergi Roberto debería renovar porque no molesta tenerlo en plantilla y es de la casa, que Ter Stegen está en baja forma pero es intocable, que Alba y Busquets han recuperado su rendimiento y deben seguir en el equipo, que Dembelé es un crack y que siempre que sale marca la diferencia, que ya que se le paga debe usarse según diga Xavi y Xavi dice que es casi titular, que Luuk de Jong no vale para el Barça, que Dest ha mejorado mucho y hay lateral para tiempo, que Pedri, Nico y Gavi son muy buenos como también lo es Ferrán pero que no hay que exigirle goles porque no son goleadores ninguno de ellos, que Alves debe renovar porque alienta a los jóvenes y transmite buen rollo. Que Neto no vale y que ahora Iñaki Peña es un porterazo y que debemos congratularnos todos de que vuelva al Barça en Junio para "meter presión a Ter Stegen", que Messi y Neymar son unos incomprendidos en Paris y que allí la prensa francesa es injusta con ellos, que Adama no toma buenas decisiones en el campo, que Haaland es carísimo y está sobrevalorado y es mejor no ficharle y dar una oportunidad más a Jutglá y Abde o fichar a Isak ; que Araujo no sabe sacar la pelota desde atrás y si se quiere quedar debería hacerlo aunque en Inglaterra o el propio Madrid le ofrezcan el doble de salario... 

Resultaría muy esclarecedor si pudiéramos contemplar la actitud de los múltiples rivales y enemigos del Barça cuando asisten a ese debate .  Mi conclusión es que si la mayoría del barcelonismo y sus dirigentes piensan de ese modo , ¿no será que la ignorancia o la inconsciencia ya no es excusa y que realmente existe una idiosincrasia perdedora incrustada en el club? Obviamente se ha ganado , pero si analizamos  el potencial de los jugadores que ha tenido el Barça en las 3 últimas décadas y los que ha dejado marchar o no ha querido fichar cuando los tenía en su mano, se me antoja que los triunfos han sido mínimos.

El caso es que se puede extraer de ese permanente debate barcelonista que aquí se atiende más a los medios que al fin, al cariño y a la nostalgia de los que fueron protagonistas de éxito aunque estén pre-jubilados para el oficio. Interesa divertirse en el transcurso de los partidos, cumplir con las exigencias estéticas que demanda el barcelonista, sin importar tanto el resultado final.  Fiel reflejo de ello quizás sea la celebración en el vestuario de la derrota ante el Madrid en la Supercopa con caras perplejas de algún que otro profesional (De Jong o Araujo).

Mi pregunta sincera es por qué cuesta tanto que el barcelonismo y/o el club deje de tirar piedras contra su propio tejado. Claro que Ter Stegen no tiene nivel para el Barça y debería haber sido traspasado hace 5-6 años cuando comenzó a regalar goles, claro que Iñaki Peña no debe volver al Barça porque ni será competencia para Ter Stegen ni ninguno de los dos tiene calidad ni ofrece rendimiento de elite porque ayer lo que hizo fue beneficiarse de la torpeza en la definición de los atacantes azulgranas que le hicieron "rey por un día", por cierto como casi cada jornada ha pasado con los porteros rivales(la anterior con otro portero de nivel discreto como Badía). Claro que Sergi Roberto, Alves, Busquets o Alba tienen un rendimiento muy pobre por edad y/o calidad y/o agotamiento físico desde hace mucho y deberían ser traspasados o dados de baja ya que no pueden imponerse a los grandes rivales europeos o locales o ¿es que alguien puede defender que el Barça puede ganar una Champions con dos laterales que tienen 72 años entre los dos?. Claro que Dembelé lleva riéndose de la entidad desde que llegó y no aporta absolutamente nada en el campo teniendo en cuenta la millonada que cobra ; claro que Dest ni defiende ni ataca bien ni se entera de qué va este juego de alto nivel; claro que Luuk de Jong está siendo el mejor delantero de la plantilla con un rendimiento goleador incontestable (infinitamente superior por ejemplo al de Messi, cuando su coste para la entidad es 40 veces menor)  como se demuestra numéricamente y que sí merecería un resarcimiento por el escarnio público al que ha sido sometido por la ignorancia de analistas y aficionados; claro que Ferrán es un jugador menor del que está enamorado Xavi y que el City sabe que ha hecho la operación del siglo porque la primera gran torpeza del Barça de Laporta al aceptar el capricho de Xavi de ficharlo (que recuerda a las infinitas de Bartomeu) les servirá para financiar el fichaje de Haaland o el de Kane en su defecto; claro que hay que exigir no una suma de goles determinada sino que metan las clarísimas ocasiones de gol que tengan a TODOS los futbolistas independientemente de la posición que ocupen en el campo porque son futbolistas de elite del Barça y en su contrato no pone que tengan prohibido marcar goles si ocupan una determinada posición;  claro que Adama está demostrando con puro rendimiento que es imprescindible en el once actual porque es imparable en la banda, desestabiliza cualquier defensa rival, centra como los ángeles y otra cosa es que Xavi se empecine en no colocarle un 9 (Aubameyang o Luuk) en el área que se aproveche de ese regalo caído del cielo que tenemos ; claro que no se debe renovar a un jugador de 39 años en todo un Barça porque nos resulte muy simpático o nos provoque cariño nostálgico, puesto que su banda es una auténtica autopista para cualquier rival. Claro que Haaland es una bestia competitiva y goleadora y que todos los analistas coinciden en que marcará con su calidad una década de éxitos y que puede acabar formando una delantera demoledora y dominante en el mundo del fútbol si el Madrid consigue su fichaje; claro que calificar o considerar un posible fichaje de Isak como mejor que el de Haaland es una broma de la que se ríe cualquier rival del Barça, cuando este chico sueco lleva 4 goles en 22 partidos de liga y es una escopeta de feria frente a la porteria rival; que claro que Araujo y Gavi ya deberían estar renovados porque los dos forman parte de cualquier proyecto ganador serio que quiera acometer el Barça dónde Araujo se le ve que ya casi es Puyol y ponerle en duda o empujarle a salir insulta la inteligencia de cualquiera que sepa de  fútbol;   y que Messi o Neymar son ex jugadores que ya ni aportan ni deciden nada como con sufrimiento en sus propias carnes vienen experimentando la afición del PSG y sus dirigentes y así denuncian con objetividad los periodistas y analistas franceses.  Lo que sólo pasa aquí es que haya que aclarar constantemente estas obviedades. Es digno de reflexión y quizás vaya más allá del presidente o la dirección deportiva de turno. Es posible que esto tenga que ver con la pura idiosincrasia del club que en modo masoquista y quizás inconsciente aboga por perder títulos gracias a una sublimación de los medios que comporte un desprecio del fin. Confundir el amor con el deber sólo lleva al caos y a la derrota.

Sea como sea he vuelto a escuchar a Xavi y a Laporta también hablar de la necesidad de ganar. Mi pregunta también es : ¿cómo quieren ganar? ¿Realmente quieren seguir obviando que en torneos de eliminación lo importante es cómo se compite y no el juego en sí? ¿Quieren seguir centrados en tener extremos sin contar con 9 de referencia, centrocampistas o delanteros que tienen licencia para no tirar a puerta y fallar goles cantados, defensas que deben sacar la pelota jugada pero se les permite perder todos los duelos contra cualquier oponente o porteros como Ter Stegen que paran una de cada 5 que le chutan y encajan el primer disparo a puerta en cada partido pero deben saber jugar con los pies aunque no con las manos? Es de locos. O esa mentalidad cambia o se adapta a la competición (si quieren llamarlo más dulcemente de este modo) o bien el Barça continuará estancado en la idiosincrasia perdedora de la que se benefician sus rivales.

No solo la temporada que viene, las venideras se están casi decidiendo en estos meses en un mercado estival tan importante que marcará el futuro del orden mundial del fútbol. El Barça debe decidir si quiere seguir siendo perdedor o volver a la cima y tornar ese destino a ganador. Créanme nada sienta mejor en el fútbol (como en la vida en general) que ganar.  Que Xavi o los analistas del entorno azulgrana se olviden de pizarras y de reinventar el fútbol para hacerlo tántrico porque en este juego sólo ganan los que apuestan por el fin: el gol. ¿Tan difícil es aceptarlo?



lunes, 7 de febrero de 2022

Conclusiones Mercado Invierno Barça.






Ofrecíamos hace poco un adelanto de las operaciones que se estaban realizando y no éramos demasiado optimistas. Pero hay que reconocer que el sprint final que ha realizado el Barça en la ventana de invierno ha resultado sobresaliente. Finalmente se ha quedado Dembelé pero ha salido Coutinho (y Peña). Y han llegado Adama, Alves, Aubameyang y Ferrán. Es incontestable que Mateu Alemany además de la Secretaría Técnica (ST), con Jordi Cruyff y Deco han realizado un excelente trabajo. ¿Podría ser mejor? Quizás sí, pero hay que tener en cuenta la decisiva participación de Xavi. En mi opinión , Xavi puede ser un entrenador perfecto para el Barça pero no hay que dejarle decidir fichajes. Él estaba convencido en traer a Ferrán y a Morata. Ya hemos ofrecido nuestra opinión sobre Ferrán. No vale 55M (+ 10M en objetivos) aunque estoy convencido que Mateu Alemany (buen conocedor del chico) empujó también para conseguir el fichaje . No tiene gol, ni velocidad ni es diferencial para pagar ese dinero por él. Eso sí, tácticamente tiene enamorado a Xavi. Pero es relativamente fácil encontrar delanteros tácticamente ricos. Lo que realmente vale mucho dinero es precisamente el gol y atacantes con esa virtud hay muy pocos y menos con las condiciones para venir al Barça. Sin embargo el caso de Adama es distinto. Infravalorado por desconocimiento de sus cualidades, ha sido recibido muy fríamente incluso por los críticos catalanes. Los que le venimos siguiendo desde que era un niño en la Masía nos felicitamos por su fichaje . Dotado de una potencia descomunal, su velocidad y mejor técnica de lo que se piensa le hace diferencial en la banda. Sus centros son oro puro para cualquier rematador y tras este mercado de invierno, el Barça ya los tiene. Eso nos lleva a Aubameyang. Su enfrentamiento personal con Arteta ha propiciado el fichaje. Tiene 32 años, es decir es mucho más joven que los delanteros que actualmente marcan la pauta mundial si quitamos a Haaland y Mbappé: Messi, Lewandovski o Benzema. Viene con hambre, tiene unas cualidades físicas descomunales y su velocidad y gol pueden ser decisivas. En las condiciones que han venido tanto Adama como Aubameyang son dos incorporaciones brillantes. Pensar que el fichaje de Morata se ha frustrado es también una excelente noticia. Morata es un fallagoles y aportaría mucho menos que el gabonés , costando el doble o más . Miguel Angel Gil ha resultado decisivo también en que no se hiciera el fichaje, afortunadamente.

¿Qué ha ganado el Barça con estos fichajes? Muchas cosas que no tenía y que le penalizaban en cada partido: fuerza física, frescura, velocidad y gol; y todo en el ataque. El Barça no es como el resto de equipos , para lo bueno y para lo malo. Depende de la calidad, pegada y presencia de su delantera para poder sentir que su juego se equilibra y defiende con el balón. Sin esa amenaza e intimidación de sus atacantes , el Barça (cualquier Barça de los últimos años) ve cómo los rivales le presionan agresivamente y muy arriba sin miedo a dejar espacios a sus espaldas. Esa anomalía le ha causado encajar muchos goles , con robos cercanos  a su área y goles en uno o dos toques directos del contrario. Estos nuevos delanteros amenazan, tienen gol, y velocidad para hacer daño a cualquier rival que deje tantos espacios a sus espaldas. Seguramente se lo harán mirar. Ese respiro y mejora psicológica se nota en el desarrollo general de la idea de juego de Xavi. Ya lo vimos frente al Atlético. Es fácil de entender que no es lo mismo para un rival saber que tras sus espaldas tienen a Abde, Jutglá o Luuk de Jong , que pasar a tener a Adama, Aubameyang o Ferrán. Esto es lo que más ha ganado.



Quedaron dos asuntos pendientes en esta ventana de mercado: Dembelé y Ter Stegen. Sobre Dembelé sigo pensando que se ha hablado y se habla demasiado. Para mí debería ser un tema cerrado en el club. Dembelé ya ha decidido su futuro y el Barça también. No ha aportado nada en 4 años y medio ; y ahora curiosamente cuándo el equipo se ha reforzado futbolística y moralmente , es cuándo más puede ofrecer. Y lo digo porque si Xavi es inteligente en elegir cuándo debe jugar, puede aportar velocidad y físico además de asistencias a su viejo compañero de batallas en el Dormund . Es decir será un arma válida. Y además existe la tranquilidad de que la pesadilla Dembelé tiene fecha de caducidad. Según confirman todos los protagonistas de la película , el francés está entrenando muy bien y se está comportando de modo muy profesional. Por lo tanto ¿Qué problema hay con Dembelé?  Sinceramente es hora de cerrar este tristísimo capítulo que la inutilidad de Robert y Bartoméu abrieron en su día.

Sobre Ter Stegen sé que cuenta con toda la confianza tanto de la dirección deportiva como del propio Xavi; y que ni remotamente se les ha pasado por la cabeza su traspaso. Pero eso no significa que siga siendo uno de los principales lastres que tiene el Barça para despegar. Frente al Atlético de nuevo se tragó el  gol en el primer disparo que recibió. Es cierto que estaba en posición de ventaja Carrasco, pero también que Ter Stegen de nuevo estaba mal colocado dejando excesivo espacio en su palo largo.  De los otros dos disparos, se tragó el segundo de Suárez, aunque es cierto que en este caso no pudo hacer nada al no haber salido en primera instancia en el córner (otro de sus múltiples defectos). Es un problema enquistado que se niegan a resolver y cada vez es más grave. Veo muy complicado que el Barça pueda volver a ser un equipo hegemónico con un portero tan mediocre. Tengo esperanzas de que Xavi y la dirección deportiva rectifiquen y fichen un portero diferencial este verano. Aunque sobra decir que sólo hay un fichaje prioritario: Haaland. Crucemos los dedos.


viernes, 21 de enero de 2022

El Barça y Matrix



No me he cansado de decir que la situación del Barça es tan grave que a Laporta le restaban 3 ventanas de mercado para remediarla. A pesar del apoyo y cariño que la gran mayoría del barcelonismo le tiene , nadie está por encima del club como el propio Jan siempre ha defendido; y si esta situación desesperante continúa encallada y sin vías de solución , no hay que descartar que tanto la oposición como los aficionados y socios miren al palco sin piedad.

El escenario económico parece mejorar y está  muy claro que este apartado ha sido la prioridad absoluta del presidente desde que accedió al cargo. A saber: logró un primer crédito de Goldman Sachs para acometer los pagos acuciantes, consiguió rebajar la masa salarial que asfixiaba al club aunque aún reste trabajo por hacer (Messi, Griezmann, Umtiti, Piqué, Busquets, Alba, Trincao, Coutinho, etc), re-encaminó con éxito el Espai Barça tras el beneplácito de los socios para conseguir 1500M € de financiación y finalmente resolvió el delicado asunto de los avales gracias a la nueva ley del deporte. 

En el terreno futbolístico, los problemas más o menos se mantienen e incluso parece que se han agravado. Laporta echó a Koeman por el “esto es lo que hay” y la falta de confianza, trajo a Xavi a pesar de que tenía razón en pensar que estaba verde y probablemente desinformado sobre la auténtica realidad del club e hizo caso a los técnicos y contrató a Alves y a Ferrán presentándolos en loor de multitudes y con un despliegue propagandístico que rozó el ridículo. No me parece bien aprovecharse de la desilusión del barcelonismo y tirarles caramelos baratos bien envueltos en papel de celofán cuando se añora el caviar que exige nuestra historia moderna y grandeza . El aficionado blaugrana lleva demasiado tiempo sufriendo con la inutilidad de sus dirigentes y por eso mismo dio el voto de confianza al que fuera el mejor presidente de la historia del club. La realidad actual es que la esperanza que traía Laporta comienza a verse seriamente tocada.

A 21 de Enero 2021, cuando quedan 10 días para el cierre de mercado, el equipo sigue sin competir adecuadamente, acumula derrotas y fracasos imperdonables; y los números de Xavi igualan prácticamente a los conseguidos por el denostado Koeman, con errores tácticos de parvulario que se acumulan en su debe y que por el cariño que le tenemos nadie quiere denunciar.  A modo de doloroso ejemplo y por su trascendencia reciente basta recordar su fechoría táctica tras la remontada ante el Madrid en la Supercopa : con tanto esfuerzo se logró forzar la prórroga y  se "suicida" debilitando aún más la defensa probablemente más floja del Barça en los últimos 30 años y dejándola en 3 efectivos, entregando lastimosamente así la semifinal.

Las campañas de marketing, los discursos grandilocuentes, los mensajes cutres de video de Laporta y la exhibición de emociones y grandes deseos están siendo aplastados diariamente por mazazos de realidad que ponen a cada uno en su sitio. El discurso realista de Koeman podría ser discutible pero era sincero y honesto; y desde luego en mi opinión preferible a las palabras vacías y a la venta de humo al por mayor que nos estamos encontrando diariamente desde el club. Koeman tenía menos que Xavi y las bajas le castigaban sin piedad también; pero buscó tácticamente una solución para sobrevivir y aspirar a la 4º plaza. Xavi sigue empecinado en no entender con qué jugadores cuenta y que el sistema de juego que quiere imponer es materialmente imposible que le dé réditos con dichos activos. Repite como un robot el mismo discurso táctico y no es capaz de detectar que el problema lo tiene en las áreas y en la falta de calidad y frescura de muchos de sus jugadores, especialmente de sus viejos compañeros de vestuario a los que sigue arropando sin ningún sentido. Dicho eso no podemos obviar la gravedad de la situación que ha encontrado Laporta al acceder al club, la renacida fortaleza de los enemigos del Barça (tradicionales o de nuevo cuño como Tebas) y la suerte esquiva en general en forma de bajas continuas y de larga duración de gran parte de la plantilla. Nadie puede exigir a Laporta que resuelva todo en pocos meses, pero sí que se comiencen a ver brotes verdes, que se fiche bien en Enero, que el equipo acuse mejoría en el campo en forma de buenos resultados y que se le garantice que el próximo verano el equipo se habrá reconstruido futbolísticamente en gran medida. Nada de esto se atisba siquiera. 

Sabemos que el City y el jugador han dado grandes facilidades económicas al Barça para acometer el fichaje de Ferrán. Pero en la situación de penuria económica, ¿realmente era necesario y acertado invertir 55 M€ + 15 M€ en objetivos por Ferrán? En mi opinión: no. Ferrán no es un atacante diferencial, ni goleador de contundencia. Con ese dinero se podría haber forzado el fichaje de un par de atacantes goleadores rotundos aunque sean de rendimiento inmediato y no puedan formar parte del proyecto a largo plazo; y también de un portero de mejores garantías que una sombra llamada Ter Stegen, el cuál sigue siendo una especie de grotesco tragabolas en cada partido. Aquí hablamos de Cavani, pero existían otras opciones como Adeyemi, Dybala, Vlahovic o Cristiano. Y porteros como Onana o Dmitrovic o Robert Sánchez o Dimitrievski.  Traen a Ferrán que no vale ese dinero y parecen suspirar por Morata, que tiene aún menos gol que Ferrán. Y el portero invisible sigue dónde le dejamos en Liverpool.

También se ha fichado a Dani Alves. A todos nos cae genial, como también Ter Stegen y muchos otros de la plantilla. Ha sido un crack en su tiempo pero lo que sonaba a chiste navideño se convirtió en realidad y finalmente se fichó (aunque fuera insignificante su coste económico) . Aún me pregunto ¿para qué? O por ignorancia de Xavi o por “amiguismo”, nadie puede entender este fichaje. Dani ha traído buen humor, alegría y más nostalgia del pasado glorioso pero poco puede aportar ya en el campo para el Barça. A resultas de eso, el Barça actual de Xavi juega con dos laterales que suman 70 años y se pasean por los campos siendo arrasados por la frescura de los delanteros actuales de banda. ¿Quién es el responsable de tamaña barbaridad? 

A resultas de este pequeño resumen de mercado invernal, y a falta de 10 días dónde aún hay margen de solución ( o de empeorarlo si se tira el dinero también por Morata), yo me pregunto cuándo se harán bien las cosas en el club desde el punto de vista futbolístico. Igual ya no queda nadie en el Barça que realmente sepa de fútbol. Jordi Cruyff no parece tener poder de decisión, Mateo Alemany es un maestro en los despachos pero no parece tener los conocimientos futbolísticos necesarios y está claro que Xavi nos está demostrando día a día que está totalmente desactualizado, que confía en sus viejos amigos de vestuario cerrando los ojos ante su rendimiento y que quiere hacer que el equipo juegue como el mejor Barça de la historia sin los jugadores que pueden desarrollar ese fútbol de platino. Y es que el verdadero problema que nadie quiere ver o solucionar en el Barça no está en el entrenador, ni siquiera en el estilo, está en los jugadores. No hay jugadores en la plantilla para jugar como quieren Laporta , su staff y Xavi. 



El fútbol actual ha evolucionado y el Barça se ha quedado anclado en 2015. Ahora hay menos calidad y predomina la contundencia en las áreas, el físico y la velocidad. Existen 3 ventanas de cambios por partido que aumentan a 4 o más en los descansos y prórrogas para eliminatorias y finales en torneos cortos. Como ayer pasó en la eliminatoria de San Mamés y a modo de ejemplo, un rival como el Athletic que basa su fútbol en el físico (como el 99% de los equipos de hoy en día) es capaz de cambiar más de medio equipo para mantener un nivel de intensidad que el Barça no puede combatir ni por asomo al no tener ni pegada arriba ni portero atrás ni calidad técnica colectiva ni equilibrio físico ni velocidad en el medio o especialmente en la defensa. Esto significa que , si bien en el fútbol de hace una década  el juego de posesión de balón de velocidad endiablada y precisa  que bordaba aquél glorioso Barça cansaba a los rivales que caían finalmente derrotados y desfondados,  hoy en día esto es casi imposible que suceda puesto que con las nuevas ventanas de cambios cualquier equipo puede aguantar físicamente la presión hasta el final al rehacer la mitad de su formación titular durante el transcurso del partido. Por eso sólo pueden ser derrotados ante la contundencia en el área, con el peso de los goles; no por el juego de posesión que hizo grande a aquél Barça. Esta verdad universal castiga sin piedad a los pocos testarudos que aún quedan en activo y que se niegan a verla con Guardiola como abanderado de la causa perdida, el cuál acumula una década sin levantar una champions con auténticas super plantillas y en clubes económicamente potentísimos. Igual pasa con sus discípulos, por ejemplo Setién o ahora Xavi.

El Barça tiene una base de jóvenes talentos sin experiencia que no pueden sostener un peso tan grande. Hay que meter la tijera sin piedad en la plantilla, reconstruirla en base a esa idea de fútbol tan especial y no equivocarse más en los fichajes. Sabemos lo que significa el handicap del fair play financiero de la LFP pero también que lo han salvado con dos fichajes innecesarios y otro (Morata) que puede caer, cuándo se podría haber invertido en gol o en la portería , verdaderos agujeros negros que condenan al equipo.

¿Hay que cambiar el estilo del fútbol del Barça, el que Cruyff consagró en el club? No. Sólo hay que adaptarlo a los jugadores con los que cuentas, como Koeman o anteriormente Luis Enrique o Valverde intentaron hacer y no les dejaron. La realidad sí que no es negociable. ¿Hasta cuándo quieren seguir perdiendo para aceptarlo? El camino que ha elegido Xavi para ganar es el más difícil que existe en el fútbol actual. Sólo si cuentas con una super plantilla y varios cracks diferenciales en diferentes líneas puedes tener ciertas garantías de éxito. Pero se niegan a entenderlo. Siguen viviendo en su “Matrix” particular, anclados en el pasado dorado, en unos tiempos que nunca volverán. 

La realidad es que Laporta, la directiva , la DT y Xavi han tomado un sendero equivocado pero aún están a tiempo de rectificar.

Vuelven a preguntarme : ¿y qué harías tú? Ferrán supongo que ya no se puede devolver. Es un buen jugador pero aqui ya denunciamos que ni de lejos valía lo que se ha pagado por él. Nunca será diferencial aunque sí un complemento atacante excelente porque el chico está comprometido, tiene buenas condiciones y se dejará la piel. Pero su fichaje sólo podría haber sido válido en el caso de contar con un equipo campeón rodado, exitoso y de grandes cracks que ahora no existen.  La solución sigue siendo dar de baja, traspasar o al menos que no jueguen más los que ya no pueden aportar nada más en el campo: Ter Stegen, Alba, Mingueza, Busquets, Sergi Roberto, Braithwaite, Riqui, Dembelé o  Dest; adaptar el dibujo y el estilo a lo que se tiene (idealmente un 4-4-2 en rombo) , trabajar concienzudamente las jugadas de estrategia, el juego de rechaces, el disparo de larga y media distancia , el remate en el área, la definición, el contragolpe y el lanzamiento de penaltis; y olvidarse de la obsesión por la posesión sin sentido y sin objetivo de gol, de la gran mentira de los extremos que hoy en día ya nadie usa si no se cuenta con un 9 goleador diferencial , dejar de sacar la pelota jugada desde el portero por el riesgo que conlleva e intentar fichar a uno o dos goleadores que aún queden en el mercado invernal (Cavani o Schick o Dybala o Vlahovic o Cristiano) además de un portero (Onana, Dmitrovic, Robert Sánchez o Dimitrievski). Para encajar el fair play financiero y poder inscribirlos hay que forzar las bajas que hemos comentado o bien hacer nuevas renovaciones a la baja que permitan ampliar el límite salarial.



Hasta que se recupere Ansu Fati (básico en el equipo por sus goles), ésta sería una buena solución hasta el verano dónde sólo el fichaje de Haaland puede realmente variar el curso de los acontecimientos del club y retornarlo al sendero de los éxitos y de la grandeza: ONANA-ERIC-PIQUÉ-ARAUJO-LENGLET-F.DE JONG-GAVI-PEDRI-NICO-VLAHOVIC-MEMPHIS.


Soluciones existen, difíciles pero existen. Es cuestión de desenchufarse de Mátrix y poner los pies en el suelo, saber dónde está el verdadero problema y realmente ponerse manos a la obra para resolverlo. Si Xavi sigue en Mátrix, no sólo él sino también Laporta acabarán emborronando su brillante historia y saliendo por la puerta de atrás como desgraciadamente ha ocurrido con otro mito del barcelonismo como es Koeman. Sigamos esperando y observando expectantes la cruda realidad porque la película ya la hemos visto y no nos interesa ahora para nada.

 

AmazingCounters.com