lunes, 16 de julio de 2018

El Mundial del VAR

EL MUNDIAL DEL VAR.-

Como suele ocurrir, nada más conocerse la designación por parte de la FIFA de Rusia como sede del Mundial, las críticas a la decisión arreciaron desde la prensa y desde el mundo del fútbol en general. La seguridad, los posibles desencuentros diplomáticos, potenciales boicots de selecciones, etc. Pero la realidad de nuevo dejó a cada uno en su sitio. Ha sido un Campeonato del Mundo modélico en la organización, en la seguridad y prácticamente no han existido incidentes relevantes. Lo más llamativo resultó la novedad del uso del VAR, que cambió el curso de muchos partidos. Sinceramente entiendo que en general se utilizó correctamente. Quizás el mayor error pudo estar en la finalísima cuando parece que el gol en propia meta de Mandzukic vino precedido de una posición en offside de Pogba que intervino con su salto en el desarrollo de la jugada. Cierto es que Griezmann engañó al arbitro tirándose en la falta pero aquí el VAR no puede intervenir. Luego en el segundo gol, con VAR o sin VAR, la interpretación última siempre es del árbitro (para mí no fue mano intencionada de Perisic) y todas son válidas cuando se pitan . Me dejó un cierto desasosiego que la final acabara así. Creo sinceramente que el mejor equipo del Mundial ha sido Croacia, el que mejor ha jugado y quizás el que más méritos hizo para conquistar el trofeo. En la misma final, Croacia llevó todo el peso del partido, del juego, de la pelota y sólo dos polémicas decisiones del árbitro en la 1º parte decantaron el desenlace de aquélla. Desde el pasado Mundial vengo diciendo que Francia iba a ser la favorita para Rusia porque la generación de futbolistas que se estaban reuniendo la hacían única. También creo que Deschamps es un gran entrenador, aunque su gusto por ese fútbol tosco, ultra físico y ausente de balón me desencante. Este punto era precisamente el que me hizo desconfiar de Francia y por eso no la contemplaba como campeona, si el resto de las favoritas daban su nivel (cosa que evidentemente no ha ocurrido). Entendí que Deschamps no iba a cambiar y que iba a ir partido a partido jugando a no perder y esperar el error del rival. Y le ha salido bien aunque para mí la clave de ese éxito ha estado en que los grandes favoritos han fracasado estrepitosamente. Brasil, España, Alemania y Argentina eran las portadoras del estandarte del buen fútbol, del dominante, del balón como protagonista del juego; pero las cuatro fracasaron por diversos motivos. Brasil por su absurda dependencia de Neymar, cuando muchos comenzamos a atisbar el mal camino que ha elegido este futbolista , alejándose de la disciplina y el espíritu del crack dedicado a este deporte y a competir; para tornarse despistado por los focos mediáticos y atrapado en demasiadas distracciones distintas de lo que ocurre en la cancha. España porque desde que se cerró el paréntesis de frescura y fútbol hermoso que vivió con la llegada de Luis Aragonés y luego Del Bosque, vive en permanente discusión y confusión sin saber a qué jugar y sin rumbo ni liderazgo por los enormes problemas del RFEF. Rubiales parece decidido a salvaguardar el estatus de neutralidad de la RFEF y ha dado un golpe de en la mesa nada más llegar cortando por lo sano uno de los grandes cordones umbilicales que les unía con R.Madrid. La decisión de contratar a Luis Enrique sólo puede ser interpretada como pura coherencia con esta determinación. Es loable pero supone un enorme desafío y enfrentamiento contra la prensa nacional, el  status quo que se quería recuperar desde Madrid y la propia presión del fútbol español. Será muy difícil que el Presidente pueda sacar adelante el proyecto en estas condiciones.
Al respecto de la ex-campeona, Joachim Low se equivocó en no tomar decisiones drásticas cuando estaba disfrutando del sabor de la victoria. Les tocaba renovarse y no fue capaz de dar el relevo a la nueva generación. Las dudas sobre la vieja guardia: Neue, Özil, Khedira, Gómez, Müller,etc.. se convirtieron en certezas y ahora toca comenzar desde cero con los Werner, Goretzka, Ter Stegen, Kimmich, Süle, Sané, Brändt, etc.. Lo de Argentina sí que en cierto modo no me sorprende aunque el cariño que siento por esa selección confieso que me negaba a aceptar la realidad. El Mundial le ha puesto en su sitio. La lista de Sampaoli era delirante, las diferentes alineaciones y sistemas de juego exactamente igual. La presión, los nervios ,el enorme empacho táctico que tenían los futbolistas les hizo rendir muy poco y sólo las gotas de calidad de un Messi ahogado por su propio equipo y el enorme corazón de sus futbolistas les permitió alargar la agonía hasta octavos de final. Una seleccionador que se permite dejar fuera de la lista o en el banquillo a jugadores como Dybala,Lautaro, Icardi, Perotti, Rulli, Pastore, Funes Mori (a pesar de su recuperación tardía tras su grave lesión),Bataglia, Paredes, Pizarro,Ulloa, etc... Además de las constantes borracheras tácticas, el dejar fuera tanta calidad y apostar por algunos jugadores sin experiencia en grandes batallas (Meza, Pavón,Tagliafico,  etc..) o calidad suficiente como para rendir en un Mundial se pagó muy duro . Sólo un dato revelador: la lesión de Romero supuso el primer gran contratiempo que Sampaoli no supo solucionar. Pensar que un equipo con un suplente en su club y en la puerta de salida como Cavallero podría resulta campeón del mundo resultaba un puro acto de fe ciega.  La cara de Messi lo decía todo. Una pena. Ojalá pronto se solucionen los problemas de esta selección y regrese al camino de la cordura.
No ha sido un Mundial de las estrellas donde prácticamente todas se eclipsaron. Ha sido un Mundial donde triunfó lo colectivo. Grandes conjuntos solidarios que actuaron como un bloque sin grandes individualidades destacadas fueron Uruguay, Perú, Dinamarca, México o Japón, y por descontado los 4 semifinalistas.
Me decepcionó la cerrazón de Francia. Quizás ésta será la nueva tendencia en estos años según marca el Mundial. Deschamps es un técnico italianizado, pura Juve del viejo catenaccio y el campeón ha sido un fiel reflejo de esta idea. Cruyff ya no está entre nosotros, las 4 favoritas defensoras del buen fútbol cayeron, la Francia de la rocosidad y la alergia a la pelota es la triunfadora donde hacemos esfuerzos por alabar las gotas de calidad de Mbappé y sus carreras fulgurantes (pero siempre con espacios adelante ,como prácticamente único punta volcado a la banda , espacios creados no a través del balón y de la creación sino por empuje y descuido del rival). Analizando al campeón, sus auténticas estrellas fueron sus dos enormes centrales: Umtiti y Varane. Probablemente la mejor pareja de centrales del universo. Sus centrocampistas eran de pura contención y sus delanteros, casi también. Destacaron más Griezmann y Giroud por su sacrificio corriendo detrás de la pelota que por lo que hicieron en ataque. Sólo la frescura de las cabalgadas del joven talento Mbappé para llevarnos a la boca resulta, insisto, demasiado poco para un campeón del mundo.
De nuevo el fútbol nos muestra que no entiende de justicias. Croacia llevó en la final todo el peso del juego, el fútbol intenso y de calidad, el gobierno del balón, las ocasiones de gol, pero Francia tiró una vez a puerta en la 1º parte y se fue con 2 goles a su favor. Esto es el fútbol, por eso seguirá siendo quizás el único deporte del mundo en donde es frecuente que no gane el mejor. Felicidades a Francia. Acabo con mis reconocimientos en este Mundial:
MEJOR EQUIPO: Croacia
MEJOR SELECCIONADOR: Dalic
MVP: Modric
MEJOR PORTERO: Courtois
MEJOR DEFENSA: Umtiti
MEJOR CENTROCAMPISTA: Modric
MEJOR DELANTERO: Cavani
JUGADOR REVELACIÓN: Mbappé
SELECCION REVELACIÓN:Japón
MI 11 IDEAL:
Courtois
Fernandes
Varane
Umtiti
Laxalt
Rakitic
Modric
Kanté
Hazard
Cavani
Mbappé