miércoles, 15 de febrero de 2017

La matanza del día de San Valentín

La matanza del día de San Valentín.-

La imagen decadente del que ha sido junto a Xavi el mejor centrocampista de la década puede ilustrar el desastre  , no por anunciado y temido, que se produjo ante el PSG. Como aquí nos temíamos y en cierto modo advertimos, en Paris se culminó una temporada que estaba abocada a un final trágico para el Barça. Para ganar , lo primero es querer ganar. Y como decíamos aqui, esta directiva no ha demostrado con sus hechos y actitudes una verdadera intención de ganar y de potenciar al club deportivamente. Su prioridad ha sido lo patrimonial, el "espai Barça", el nuevo estadio...
Sabemos que todos los títulos están en el aire y que el Barça, a pesar del esperpento que vimos en Paris, aún puede conseguirlos pero el Barça no es el Madrid, para lo bueno y para lo malo. Con esto quiero decir que el Barça solo gana si realmente lo merece y demuestra en el campo, si de verdad es el mejor. Y ya desde la temporada pasada daba muestras de que había dejado de serlo. Justo como Luis Fernández decía en unas comentadas declaraciones previas al partido de Paris.
La elección de Robert como secretario técnico ha sido la definitiva pista que retrató a esta directiva. Cruyff denunciaba que en la dirigencia del club ya apenas quedaban personas que supieran de futbol. Y como casi siempre, sus palabras eran proféticas. Robert ha resultado lo que muchos esperábamos. Cuando la sanción FIFA que impedía fichar al club fue cumplida, Robert dejó de tener excusa. Fue este verano cuando de verdad le vimos actuar y la realidad quedó al fin al descubierto: la parcela futbolística está dirigida por un incapaz, que no ha sabido recomponer ni potenciar una plantilla que se desangraba en calidad. Lo que ha hecho Robert es fichar mal y poco. Como hemos denunciado aqui en tiempo y forma, salvo Umtiti y un suplente como Digne , los fichajes son un absoluto insulto a la inteligencia futbolística del Barça. Todo esto ,insisto, lo hemos dicho de sobras. Ahora ya no quedan vaticinios ni palabras sino pura realidad al descubierto. Lo vimos en Paris. Y creo que, sinceramente, es lo mejor que podría pasar. Lo hemos sufrido durante toda la temporada, con demasiados errores en la circulación de pelota motivado por una medular descompensada que ya no es imponente, con enormes carencias estructurales en lo defensivo y con insultante desidia en la definición cara a gol. Tuvo que ocurrir una hecatombe como la que sufrió el equipo frente al Bayern hace unos años para que se reaccionara (por fin se fichó a un 9 estelar, Luis Suárez). De aquella lección no se ha tomado nota. Y en Paris se revivió la historia. De nuevo un golpe mortal al prestigio del club que debería hacerle recapacitar definitivamente para saber a dónde se quiere dirigir. El mediocre (Robert) llama a la mediocridad (André Gomes, Denis, Alcácer, etc , etc....). Iniesta entrado en años y ya sólo válido para segundas partes o partidos limitados o Rakitic, vilipendiado por Luis Enrique y desenganchado de la causa por el incomprensible protagonismo de un jugador menor como André Gomes han hecho que solo Busquets resulte muy poco para sostener una medular, antigua base de un equipo estelar y dominante. Nada se ha hecho para mantener y/o aumentar el nivel de un centro del campo capaz de gobernar a cualquier rival y en cualquier escenario no hace tanto tiempo. Tampoco quiero cargar todas las culpas en Robert, porque Luis Enrique ha sido cómplice. Se le llenó la boca de decir que tenía la mejor plantilla y que no quería a nadie más. Ahora debe apechugar.
El PSG , con malos resultados en liga, fichó (Draxler) y concentró todo su esfuerzo e ilusión en pasar esta eliminatoria ; y con esa base se puede  vencer a cualquier rival superior que no tenga esa ilusión por la victoria.  No hay que entrar en detalles futbolísticos del partido de Paris porque grosso modo era lo esperado: el mejor centro del campo actual frente al que hace dos años lo era . Una pregunta reveladora sería : ¿Por qué Verrati no está en el Barça desde hace dos años?
 ¿Y ahora qué? ¿Servirá para algo todo esto? Ya acabó el periodo de fichajes del mercado invernal sin que nadie de la dirigencia moviera un dedo en solucionar los acuciantes problemas del equipo. La lesión de Aleix abre la puerta a un fichaje. ¿Serán capaz de intentar salvar la temporada reforzando al equipo (¿Paulinho? ¿Fellaini?) o decidirán seguir sin ver la realidad y apostar por la agonía lenta para vender humo en verano?
Insisto , lo mejor que podía pasar era este resultado de Paris para abrir ojos y empezar a señalar con el dedo a los culpables. Y Messi con 29 años y tirando otra Champions a la basura. Creo que era necesario agitar al club, mover a Bertomeu de la poltrona y quizás reflexionar con un posible adelanto de elecciones rondando la cabeza de cualquier "bienpensador" azulgrana. El Barça se ha desviado de su camino (el marcado por Cruyff desde 1988 ) y es hora de regresar. Cuanto más tiempo pase sin tomar decisiones inteligentes , peor será la caída y más complicada la recuperación. Ojalá de este "harakiri" azulgrana no se beneficie el de siempre, porque su ventaja siempre resultará de los errores del mejor.