domingo, 3 de septiembre de 2017

La travesía del desierto


La travesía del desierto.-

Como es tradicional elaboramos esta entrada para analizar la nueva plantilla del FC Barcelona para la temporada 2017-18, tal y como venimos haciendo cada año al clausurarse el mercado estival. Finalmente detallaré mi "predicción" de lo que probablemente acaecerá en esta temporada que recién comienza.
Tras la consecución del triplete en 2015, las elecciones consolidaron en la presidencia a Bartomeu, dando comienzo una legislatura de 6 años como marcan los Estatutos FCB. En la parcela deportiva, encomendó a Robert la dirección de la Secretaria Técnica y en la actualidad, tras algunas variaciones, el nuevo Manager Deportivo es Pep Segura, estando por encima el Director General de las Secciones profesionales, Albert Soler y por encima de éste, ya a nivel directivo, el VP Jordi Mestre. Y los cito a todos porque ellos son los culpables de la situación actual; quedando Bartomeu como el máximo responsable de la misma, por ser el Presidente del Barça y haber contado con ellos. En otra reciente entrada hemos detallado la nefasta gestión deportiva de Zubizarreta, que le llevó a ser cesado por Bartomeu en aquel enero de 2015. De sus errores de bulto nada aprendió su sustituto Robert. Y por eso estamos donde estamos. Entremos en harina.
El Barça necesitaba recomponer su plantilla y realizar una profunda reestructuración de la misma. Según mi opinión, al menos la mitad del plantel debía salir y tendrían que haber llegado 5-6 futbolistas de primerísimo nivel más el relleno de la cantera (el Barça B ha ascendido). Pero esto no ha sucedido. Recapitulemos.
 El Barça comenzó a ser previsible desde el momento en el que Xavi e Iniesta entraron en años y uno se fue, y el otro es como si se hubiera ido ya pues apenas aguanta al máximo nivel 15-20 minutos por partido. El gran Barça dominador del fútbol mundial, con la bandera de su estilo por delante basaba su poderío en la medular y en estos dos jugadores como protagonistas, que ya no están. Se dejaron de gobernar los partidos a partir del otoño de 2015 donde la presión alta de todos los rivales ahogaba la medular blaugrana y las rápidas contras no podían ser neutralizadas. El tridente palió la situación inicialmente por la enorme carga de talento y gol que contenía pero el virus FIFA y el hecho de que Robert no detectara esta situación ni supiera resolverla provocó que el Barça sufriera el primer revés serio siendo eliminado por el Atleti en la Champions. En el verano de 2016 parecía que la dirección deportiva iba a reaccionar y Robert , ya sin sanción FIFA como excusa para no fichar, trajo a Cilessen,Digne, Umtiti, Denis Suárez, Alcácer, André Gomes más Turán y Aleix Vidal que ya estaban fichados desde Navidad. Muchos fuimos los que advertimos que se había tirado el dinero a la basura pues de todos estos supuestos refuerzos sólo podría valer Umtiti y quizás dos suplentes dignos como Cilessen y Digne. Jugadores como Dembélé (costaba 18M euros sacarlo del Stade Rennais) o Dybala (ya se hablaba de 80 M Euros, un precio que ahora suena a ganga un año después) no vinieron por poner un ejemplo gráfico. El caso es que se fichó horrorosamente mal , llegaron jugadores para ser suplentes y se volvieron a desaprovechar oportunidades de mercado. La defensa sufrió la debilidad del medio campo y el tridente , a pesar de su magia goleadora, ya no pudo sostener más al equipo que fracasó estrepitosamente ganando una Copa del Rey que con un Messi en plenitud supo a casi nada. Se prometió desde la Directiva solucionar el problema. Robert parecía confiado y seguro de sí mismo en su discurso. Había que reforzar el equipo y sabían cómo hacerlo. El primer nombre en salir provocaba unanimidad en su aprobación porque todo el mundo sabía que Verratti sería la primera piedra para reconstruir esa medular de oro que recondujera la situación de dominio futbolístico blaugrana. Aquí también dejamos clara nuestra opinión sobre cómo afrontar este fichaje. El resultado de la gestión fue que iban a por Verratti al PSG pero el PSG se llevó a Neymar. Y encima todo acaba en los tribunales de justicia ordinarios y de la UEFA, siguiendo una línea de actuación casi obsesiva de esta Directiva de judicializar todo lo que tocan. Y a partir de entonces se desencadenaron los acontecimientos de modo vertiginoso.
Con casi 300 Millones de euros en el banco a finales de Julio para poder hacer una plantilla de ensueño, no llegaron los dos centrales de alto nivel que se necesitaban (vuelve Vermaelen con 32 años y suplente en la Roma y Mascherano a sus 33 años continúa puesto que Marlon , una promesa inconstante acaba en Niza). Renuncian a Bellerín por su incapacidad para negociar y las obsesiones absurdas de Wenger y van a por Semedo, un melón por abrir con buena pinta pero sin garantías.

¿Qué hubiera hecho yo aquí? Adelantar la llegada de Yerri Mina (9 millones euros), un central de envergadura, calidad técnica y presencia física imponente que asegura presente y futuro; y fichar a uno de estos tres: Bonucci , experiencia y una garantía defensiva tras su decisión de abandonar la Juve (por unos 30-40 millones hubiera venido) o Süle , 22 años, 1,94 y un físico abrumador, dotado de una técnica y un aplomo defensivo enorme (recién fichado por el Bayern hubiera sido difícil contratarle pero quizás unos 50 Millones hubieran bastado para convencer a los alemanes) o Davinson Sánchez (40-50 millones), su compañero en una de las mejores defensas del mundo con Colombia, joven, técnico, velocísimo, fuerte y con un potencial enorme. En el lateral derecho, Semedo quizás no era necesario (aunque me gusta lo que le he visto hasta ahora)y S.Roberto junto con opciones polivalentes como Mascherano y Aleix Vidal o la subida de Palencia resultarían suficientes. En la otra banda Alba y Digne más las joyas canteranas Cucurella o el juvenil Miranda , también resolverían la papeleta.
La medular, que necesitaba al menos dos interiores top y un suplente de calidad para Busquets ,se queda sólo con Paulinho, que de llegar como guinda del pastel de lo que se debería haber fichado hubiera tenido un recibimiento popular mejor. Paulinho es un gran fichaje, que desgraciadamente pagará los platos rotos por unos gestores deportivos nefastos. Me detengo en él porque es una vieja aspiración que siempre tuve: verlo de azulgrana.

Y es que Paulinho tiene mucho de lo que necesita el centro del campo del Barça: físico, personalidad, carácter, llegada desde atrás, juego aéreo y disparo de larga distancia de extrema calidad. Paulinho es una pieza maestra en el nuevo Brasil de Tite, una selección favorita para ganar su sexto Mundial. A nivel aficionado, se ve incomprensible su fichaje por venir de China y costar 40 millones euros pero los vale sin lugar a dudas. Otra cosa es que Robert y Soler sean pésimos negociadores y no hayan podido rebajar la cifra. Pero que costara 10 o 15 millones menos es anecdótico en las cifras en las que nos movemos en este mercado tras la inflación que han provocado los "clubes-estado", con el PSG como paradigma. A priori es el mejor fichaje con diferencia, no lo duden. Pero se quedaron cortos. Tendría que haberle acompañado otro interior y un media punta creativo, que marcara la diferencia. Se obsesionaron con Coutinho y se habló de Seri y de Di Maria. Los dos últimos no hubieran solucionado prácticamente nada porque no tienen el nivel Barça exigible en esta reconstrucción mientras que con Coutinho se chocó con la absurda oposición de otro club dirigido por un fondo de inversión que carece de visión futbolística y se mueve por otros parámetros ajenos a la estricta competición. Aquí han fracasado estrepitosamente. Hacía mucho que deberían haberse plantado con el Liverpool y si se negaban a negociar, al menos intentar un acuerdo para traer al jugador por un precio razonable tras el Mundial. Todos saldrán perdiendo: el Liverpool por obtuso, Coutinho por obligarle a trabajar donde no quiere y el Barça por obcecarse y quedar debilitado de nuevo deportivamente y a nivel de imagen , quizás aposta para luego tener una excusa medio creíble que explique la no llegada del jugador por caro y así ahorrar más de 160 millones de euros que no son moco de pavo. Aquí, si hubieran sido buenos gestores deportivos, se tendría que haber ido a por otras opciones del mercado puesto que dinero había de sobra. Mi propuesta hubiera sido fichar a a uno de estos tres para la posición de media punta-falso extremo o interior de calidad y creativo: Eriksen (por unos 100M euros exagerando hubiera venido ) , Lemar (antes de la explosión de Neymar no hubiera costado más de 50M y después quizás por 80 hubiera salido, si se hubieran anticipado al Arsenal que con Wenger agitó el mercado para nada) o Alexis (como interior o media punta hubiera sido perfecto y el Arsenal hubiera evitado venderlo a un rival directo en la Premier como el City resultando unos 50 M euros el precio, es decir más o menos lo que el Arsenal pagó por él al Barça).  Y a uno de estos tres para jugar como medio centro suplente de Busquets o interior de fuerza y equilibrio: N´Zonzi (claúsula de sólo 30 millones) o Kondogbia (el Valencia se ha hecho con él como cedido pero su precio rondaría los 40 millones para el Barça) o William Carvalho (con claúsula fijada en 45millones). Cualquiera de ellos hubiera completado una medular puntera y ahora sí dominante.
El caso es que sólo ha llegado Paulinho y aunque muy bueno, es insuficiente. Sólo se me ocurre que Valverde opte por traicionar el estilo y el sistema paradigma de este equipo para abrazar el doble pivote y jugar con tres medias puntas por delante con Suárez de 9. Es una solución de supervivencia, triste pero necesaria. Otra cosa será un suicidio anticipado.




Finalmente nos queda el ataque donde han llegado dos extremos puros con poco gol como Deulofeu (6 millones euros) y  Dembélé (105millones euros + 40 en variables). Son buenos fichajes pero también insuficiente. Obviamente Deulofeu viene a ser suplente . Su evolución como futbolista se estancó hace dos años y apenas le vemos nada nuevo que nos ilusione si pensamos en las enormes esperanzas que teníamos en él como joya de la cantera. No quiere ni ver la portería contraria, no se atreve a driblar porque se conoce a sí mismo y sabe que casi nunca se va de nadie , disparar a portería parece estar  prohibido aunque eso es extensivo a toda la plantilla salvo con Messi y juega con aires de indolente , casi como un funcionario gris que ficha con desgana cada día laboral. Yo aún confío en su talento pero con la nube gris de pesimismo y desorientación deportiva que oscurece el cielo del club poco espero de él salvo arranques de orgullo en alguna que otra jugada.
El caso de Dembélé es distinto.
Hablamos de una promesa que comienza a ser realidad y sin duda es una de las estrellas emergentes. Dotado de una velocidad y calidad técnica muy importante, este chico podría marcar la diferencia en breve. Debería ayudar a desequilibrar porque sólo Messi parece capaz de hacerlo en toda la plantilla .
Sabemos que tiene regate y que puede hacerlo tanto en velocidad como en estático, que es un gran pasador y que tira bien de lejos (viene de Alemania y allí todos saben hacerlo). Pero, como en el caso de Deulofeu, la situación de pesimismo no ayudará. Ojalá Messi, Suárez, Piqué, Busquets o incluso Iniesta le ayuden a integrarse y a empaparse de lo que hasta hace poco era ese equipo y lo que pueden llegar a ser de nuevo. Ojalá no se olvide de tirar a portería como sabe, de mejorar en sus prestaciones goleadoras y mantenga los pies en el suelo. Lo que ha costado, todos sabemos que aún no lo vale, incluido él; pero eso no es óbice para considerarlo en su justa medida y Dembélé puede y debe ser un crack. Antes que nadie, dependerá de su capacidad mental y de adaptación. Calidad tiene para lograrlo. Aquí yo hubiera traído un delantero-falso extremo con gol y al propio Dembélé y Deulofeu, porque me parecen buenos fichajes ambos. Se me antojan opciones para ese goleador que nunca puede ser Alcácer por no tener nivel Barça: Dybala (crack presente y futuro, goleador, enorme rematador y con riesgo de estancarse en un club que ya le comienza a quedar pequeño, por unos 150millones euros) o Carrasco (80 millones euros , mucho gol, desborde y velocidad, para alternar suplencia-titularidad sin perder competitividad) o William (22 años, con claúsula de 50 millones euros si no se confirma su subida según rumores) que aportaría velocidad, fuerza, remate, calidad y gol, y que además goza de la confianza del propio Valverde.No hablo de la portería donde todo el mundo parece tener asumido que está bien cubierta con Ter Stegen y Cillesen, pero yo no comparto esa opinión. El alemán está sobrevalorado, por arriba es nefasto y se traga la mayoría de disparos de larga y media distancia donde como dice el sr. Luis Racionero: "parece parar sólo los tiros que le gustan". Observen cómo casi todos los rivales tiran de lejos frente a Ter Stegen conocedores de su defecto. Los dos famosos goles de Asensio en la Supercopa de España  o el de Cristiano en este torneo, que la propaganda nacional-madridista han encumbrado nos sirven para defender esta realidad pues son paradigmas de lo que digo. Al menos la mitad de porteros de la 1º división española hubieran parado sin demasiada dificultad los mismos. Cillesen sí parece un portero de suplencia aceptable pero no tiene la ficha del alemán y esto lo hace soportable. Yo hubiera ido con todo a por De Gea (100 millones como tope) o Foster (Southampton, 2,02 de estatura, un muro difícil de franquear, por unos 40 Millones) o Sergio Rico del Sevilla (1,95 cms, 30 millones de claúsula)  puesto que Courtois probablemente sería otro caso Coutinho, imposible de fichar.
Nos queda hablar del nuevo entrenador. Ya hemos anticipado nuestra opinión. Yo jamás hubiera fichado a Valverde porque entiendo que le faltan conocimientos, poso, personalidad y experiencia para dirigir una nave de estas dimensiones. No le ha empatado a nadie y aunque ésto no es decisivo, sí lo es la pobreza de resultados que siempre han obtenido sus equipos frente a los grandes, especialmente el R.Madrid. Tengo la sensación de que la Directiva ha buscado y encontrado en él a un cadáver deportivo listo para entregar a las fauces de los críticos cuando vengan mal dadas. Saben que no exigiría ni buscará problemas. Aunque he de confesar que me sorprendieron positivametne sus declaraciones cuando remarcó que esperaba tener un equipo más competitivo al cierre del mercado invernal. No esperaba ese acto de valentía y lo aplaudo. Como dije anteriormente, no espero nada de él por lo que todo lo bueno que venga será bienvenido. No creo en los entrenadores intervencionistas para el Barça siempre y cuando el equipo tenga una plantilla a la altura de su categoría. Como no se da el caso, Ernesto tendrá que acudir a la táctica y probablemente refugiarse en la mediocridad que conlleva el doble pivote y el 4-2-3-1 , olvidándose de la otrora marca de calidad Barça en la circulación de pelota con velocidad y precisión inalcanzable para los rivales. No hay un medio campo emperador y se ha reducido la capacidad goleadora de la vanguardia, con lo que el dibujo debe atenerse al nuevo escenario y resultar protector, conservador, prudente y temeroso de la calidad de los oponentes. ¿A quién hubiera elegido yo para dirigir en el campo y en los despachos al nuevo Barça 2017-18? Como aquí he defendido siempre mi entrenador hubiera sido (y sigue siendo) Ronald Koeman, aún sabiendo que su pedigrí cruyffista le inhabilitaba para el cargo a los ojos de Bartomeu. El gran héroe azulgrana hubiera aportado lo necesario para la reconstrucción. En la dirección técnica hubiera ascendido al único que sabe de fútbol y del mercado internacional en el club que es Ariedo Braida, desaprovechado y vilipendiado , sin voz ni voto,a pesar de sus conocimientos, contactos, prestigio mundial y experiencia. El Secretario técnico hubiera sido Jordi Cruyff. De ese triunvirato director de la política deportiva del Barça sólo hubiera podido surgir éxito, estoy convencido.Esa era mi propuesta de haber sido escuchada.Confío en que algún potencial candidato a la Presidencia recoja esta sugerencia y la lleve a la práctica .





Como conclusión diremos que hemos vivido un espectáculo penoso y que esta dirección deportiva se ha visto superada por los acontecimientos. No tiene nivel para dirigir con acierto el rumbo futbolístico de una nave de las dimensiones del FC Barcelona y aunque bien es cierto que tienen que soportar las nefastas consecuencias de los errores de Zubizarreta , no es verdad que no hayan tenido tiempo ni dinero para hacer bien su trabajo. Aquí hemos dejado ejemplos prácticos y gráficos de lo que se debería haber hecho aunque nunca sabremos si nuestra razón es la válida. La rueda de prensa de Soler y Robert (con la ausencia del nuevo Manager deportivo, Pep Segura, que parece no querer volver a hablar más tras el incendio que provocaron sus únicas palabras conocidas dentro del vestuario azulgrana referidas a Piqué) nos provocaron vergüenza ajena, escudándose en la realidad del nuevo mercado para esconder su lamentable gestión deportiva que deja una plantilla con lo justito para sobrevivir agarrado a la genialidad de Messi hasta que la realidad les vuelva a aplastar. Y aquí nos volvemos a detener porque aunque la renovación de Messi está firmada por su padre y representante, la situación de escasez competitiva del equipo podría provocar una reacción inesperada y absolutamente justificable de Lio. Con 30 años y su último Mundial en plenitud en el horizonte, a nadie podría extrañar que optara por prepararse individualmente para el magno torneo dosificándose adecuadamente y dejando en segundo término a este Barça que no parece estar preparado para ser candidato serio a ganar los grandes títulos. Y tras el Mundial, decidir si se va o se queda. Ojalá nos equivoquemos pero esta opción hoy en día no es descartable ni descabellada. Los responsables de esta situación tienen nombre y apellidos.
Me da la sensación de que esta temporada que comienza tan torcida puede resultar en un punto de inflexión necesario para el club. Benedito ya tiene las papeletas y dos semanas por delante para conseguir más de 16500 firmas de socios con objeto de poner en marcha la moción de censura contra Bartomeu. Todos sabemos, creo que hasta el propio Benedito, que no tiene capacidad para ser Presidente del Barça pero su acción puede ser histórica y más necesaria de lo que parece. Quizás esté traduciendo en hechos lo que la mayoría de los socios creo que deseamos: reconducir la nave . Si se consigue que haya moción de censura allí estaré frente a las urnas como un socio más y votaré en conciencia que se marche esta Directiva para no volver nunca más. Se está haciendo mucho daño a la entidad y afortunadamente el Barça sigue estando democráticamente sano como para recuperar el rumbo perdido. Bartomeu ha tenido tiempo para evitar esta situación pero lo ha malgastado y no sabido dirigir correctamente al club.
Dicho lo dicho, aquí no queremos que el Barça, este Barça ni ningún otro Barça (el que yo mismo hubiera querido tener en este momento), pierda partidos y títulos. Siempre querremos que gane , sea quien sea el Presidente. Porque el Barça siempre es uno, aunque al verlo desde diferente prisma resulten varios , siendo esta sensación no más que un fenómeno óptico. Deseamos que el Barça gane, faltaba más, pero la razón de este blog es el análisis serio y sincero de la realidad futbolística y lo que vemos es lo que hemos escrito. Opinamos , evaluamos y prevemos lo que con estos elementos puede llegar a ocurrir en lógica de fútbol (si es que realmente existe).
El tren se puso en marcha , ya no hay marcha atrás. Próxima estación: mercado invernal. Debería llegar Mina , aunque Soler ha dicho claramente que ahora mismo no piensan en el mercado de enero ni tienen nada planificado para el mismo. Robert no se ha cansado de decir que tienen una plantilla excelente y que es garantía para competir los títulos para ganarlos. Sinceramente con esta actitud y esta negación de la realidad consecuencia del puro desconocimiento o de la más absoluta negligencia poco se puede esperar deportivamente del Barça en esta temporada . Tengo la sensación de que efectivamente comienza una penosa travesía por el desierto. Ojalá me equivoque y la suerte por una vez ayude a este Barça y gane títulos pero mi previsión es que no se ganará nada , salvo que en enero vengan algunos de los refuerzos apuntados aquí mismo. Mi duda es: ¿las urnas serán las protagonistas de esta temporada?





miércoles, 16 de agosto de 2017

Bartomeu en la encrucijada

Bartoméu en la encrucijada.-

Como venimos advirtiendo desde hace más 2 años,los errores en la dirección técnica han llevado al Barça a tocar fondo.

Aquellas elecciones de 2015 eran mucho más importantes de lo que se pensaba. Bartoméu necesitaba legitimarse en las urnas tras la
dimisión de Rosell y Laporta regresaba al ruedo electoral sabedor de la incapacidad de aquél para mantener el club en la cima ,mientras que el resto de candidatos simplemente eran rellenos de cartel sin opciones reales de victoria (Benedito, etc...). Realmente el socio del Barça estaba llamado a elegir entre las dos formas modernas de dirigir el club : el "nuñismo", representado por Bartoméu o el "cruyffismo", simbolizado en Laporta. En líneas generales y echando un vistazo a lo que ambas opciones han significado para la historia reciente del club, podríamos concluir que el "nuñismo" conllevó florecimiento económico y patrimonial de la entidad (no exento de algún que otro gran éxito deportivo) mientras que el "cruyffismo" representó el éxito deportivo y la identidad diferenciadora (no exento de algún que otro gran éxito económico) basado en un estilo de juego muy particular, atractivo para el alto paladar futbolístico , que tenía su continuidad en el modo distinto de dirigir el club.
El caso es que tras dos años de gobierno de Bartoméu, la penosa gestión deportiva ha llevado al club a una situación de pobreza competitiva que nos recuerda la era Gaspart (de tendencia nuñista también). La elección por parte de Rosell de Zubizarreta hizo mucho daño a la entidad en lo deportivo. En esa etapa se dejaron escapar futbolistas esenciales para el presente y futuro del club, tanto por su calidad específica como por su ADN Barça y precio irrisorio como por ejemplo Asensio, Isco, Vertonghen o Hazard; y echó a futbolistas esenciales como Thiago, Ibrahimovic, Touré Yayá o el propio Alexis. Además Zubizarreta fichó en su etapa (2010 a 2015) a fracasos como Afellay, Adriano, Cèsc, Song, Vermaelen, Douglas o Bravo; o Mathieu como ejemplo de fichar un año tarde y el doble de caro un central que hubiera venido muy bien traer en su momento. Sus aciertos se ciñen a Mascherano, Alba, Neymar, Rakitic o Suárez aunque de estos 5 sólo se le puede responsabilizar directamente del argentino, Alba y Rakitic porque los otros dos fueron fichajes del propio Rosell uno y de Suárez, directamente Luis Enrique. Como ven de 15 fichajes en 5 años, 5 aciertos y 10 "cagadas" de más o menos gravedad, todas por acción sin contar sus enormes errores por omisión (dejar ir a piezas importantes como Ibra, Yayá Touré, Alexis o canteranos importantes como Thiago o Roméu; o no fichar a futbolistas esenciales que ahora triunfan en los rivales como Modric, Isco, Asensio, Kroos, Hazard, Fellaini, Vertonghen, Lukaku o Dybala) Abajo todas sus acciones:


2010-11
Altas: Mascherano (Liverpool), Afellay (PSV) y Adriano (Sevilla). Villa llegó aquella temporada del Valencia pero su fichaje se hizo con Laporta y Txiki, antes de ser relevados por Rosell y Zubi.
Bajas: Chygrynskiy (Shakhtar), Touré Yaya (Manchester City), Ibrahimovic (Milan), Henry (New York Red Bulls)
Renovaciones: se renueva el contrato de Alves hasta 2015 (en marzo de 2011)

2011-12
Altas: Alexis Sánchez (Udinese), Cesc (Arsenal)
Bajas: Martín Cáceres (Sevilla), Víctor Sánchez (Espanyol), Jeffrén (Sporting de Portugal), Gabriel Milito (Independiente), Maxwell (PSG), Oriol Romeu (Chelsea)
Renovaciones: se renueva a Pedro hasta el 2016 (en julio de 2011), a Thiago Alcántara hasta 2015 (en junio de 2011), Fontàs hasta 2015 (en octubre de 2011)
Cesiones: Henrique (Palmeiras), Keirrison (Cruzeiro), Hleb (Wolfsburgo), Bojan (Roma)

2012-13
Altas: Alba (Valencia), Song (Arsenal)
Bajas: Seydou Keita (Dalian Aerbin de China), Fontàs (Celta), 

Renovaciones: Mascherano y Adriano hasta el 2017; Puyol y Xavi hasta 2016 y Messi hasta 2018. Tello hasta el 2018, Deulofeu hasta 2017, Rafinha hasta 2016 y Busquets hasta 2018.
Cesiones: Cuenca (Ajax), Afellay (Schalke 04), Bojan (Milan)
Entrenador: Tito Vilanova (tras ser el ayudante de Pep Guardiola), Jordi Roura (se hace cargo del equipo en diciembre 2012)

2013-2014
Altas: Neymar (Santos), acuerdo preferencial por tres promesas del Santos (Givanildo, Gabriel y Andrade)
Bajas: Thiago Alcántara (Bayern Múnich), Abidal (Mónaco), Villa (Atlético de Madrid), Muniesa (Stoke City), Fontàs (Celta)
Cesiones: Deulofeu (Everton), Rafinha (Celta), Bojan (Ajax)
Entrenador: Tata Martino (Newell's). Releva a Tito Vilanova, que deja el cargo por enfermedad
Renovaciones: Leo Messi (en mayo de 2014 hasta junio 2018), Gerard Piqué (en mayo de 2014 hasta la temporada 2018/2019)

2014-2015
Altas: Rakitic (Sevilla), Luis Suárez (Liverpool), Ter Stegen (procedente Borussia M'Gladbach), Mathieu (Valencia), Vermaelen (Arsenal), Douglas (Sao Paulo), Bravo (Real Sociedad), Rafinha (Celta), Jordi Masip (sube del Barça B)
Bajas: Cesc (Chelsea), Alexis (Arsenal), Puyol (retirada), Pinto (libre), Valdés (libre), Cuenca (Deportivo), Dos Santos (Villarreal), Tello (Porto), Bojan (Stoke City), Oier (Granada)

Cesiones: Afellay (Olympiacos), Song (West Ham), Deulofeu y Denis Suárez (Sevilla, después de ser recuperado del Everton)
Renovación: Javier Mascherano (en agosto de 2014 hasta el 2018)
Entrenador: Luis Enrique (procedente del Celta). Releva a Gerardo Martino

La situación de necesidad de legitimidad en la presidencia nos llevó a las elecciones de 2015  donde Barto vence porque como el propio Laporta me dijo "off the record" el día de los comicios, con un triplete bajo el brazo quién no ganaría. Las consecuencias no se han hecho esperar. Los socios nos equivocamos por ver el pájaro en mano y no fuimos capaces de salvar a la entidad del desastre deportivo que se avecinaba. Bartomeu confió a otro "anti cruyffista" la dirección deportiva: Robert . El club entró en barrena con múltiples lios judiciales y pugnas institucionales  y la Directiva lejos de afrontar los conflictos con serenidad, dureza y resolución, optó por esconder la cabeza bajo el ala. Apenas existían las presencias presidenciales y las respuestas que el club debería haber realizado con contundencia a todos aquéllos que se atrevieron a atacarle jamás llegaron. El tufo a cobardía de esta directiva se expandió por todo el orbe futbolístico y así medios de comunicación, ya no sólo de Madrid sino incluso la propia TV3 se han atrevido a cargar contra la entidad azulgrana, muchas veces sin importar el motivo de los ataques sino éstos en sí. La erosión que ha sufrido a nivel de imagen y credibilidad la entidad ha sido gravísima ante la pasividad de Barto y su directiva. Al tener tanta calidad futbolística acumulada, la inercia del éxito llevó a conseguir un doblete en 2016 (aunque se justificó con la suerte la victoria del Madrid en Champions en detrimento del propio Barça, que hizo el ridiculo frente al Atleti). Robert acabó de rematar deportivamente al equipo con fichajes de medio pelo como Arda, Aleix Vidal, Denis, Alcácer, André Gomes,Digne y Cillesen, es decir, todos suplentes y de calidad discreta salvo Umtiti. Obviamente la inercia futbolística que venía de Guardiola y en cierto modo de Luis Enrique se disipó el año pasado puesto que Robert no supo recomponer la máquina. Y así llegamos a la encrucijada de 2017, donde estamos. Lo que aqui venimos denunciando desde hace 2 años ahora ya es "vox populi". Todo el mundo sabía las carencias futbolísticas del Barça, incluidas las "vacas sagradas" del vestuario. Todo el mundo menos Robert y la Directiva. El hecho de que Barto , a la desesperada, decidiera nombrar a Pep Segura como Manager general deportivo y colocarle por encima de Robert es la evidencia de que éste quedó retratado con su desastre de gestión. Todo ello sin hablar del desprestigio y de los enormes errores cometidos en el fútbol base y la Masía. El club solo parece fichar para el Barça B porque de modo comupulsivo llegan refuerzos que aunque aumenten el potencial del equipo suelen ir en detrimento de las promesas de casa que siguen huyendo del club (Mbolá y Eric , los más recientes). El estilo de juego se está perdiendo y cada vez surgen menos futbolistas de alto nivel. Ya comienza a ser urgente la re-estructuración del fútbol base y el regreso de pesos pesados en este campo como Albert Capellas o el propio Puyol (impensable con esta directiva nuñista).
Y llegamos al día de hoy donde tenemos la sensación de que el Barça es un polvorín a punto de estallar. Los errores en la planificación deportiva por parte de Robert nos han traído hasta aquí. Luis Enrique decidió irse(quizás sabedor de lo que se avecinaba), Messi se pensó mucho su renovación. Neymar decide marcharse pero deja 222 millones euros. Objetivamente, como en este blog reflejé, es una buena noticia. Un buen gestor deportivo debería darse cuenta que el Barça necesitaba una revolución en su plantilla. Muchas piezas claves se han tenido que marchar del club o se han retirado (Valdés, Puyol, Abidal, Xavi, Alves, etc...) y otras ya están para poco (Iniesta o Mascherano). Lo que ha traído Robert ha agravado la situación porque no aportan el nivel Barça necesario para recuperar la cima. Por lo tanto, al no saber reemplazar a las piezas gastadas de la otrora máquina invencible,  las 10-12 bajas que había que dar y los 8-10 fichajes que había que hacer hubieran costado muchísimo dinero y esfuerzo. Que el PSG fichara a Neymar y dejara esa inyección enorme económica permitiría realizar la necesaria renovación y colocar al equipo de nuevo en el camino al éxito. Pero esta directiva y la dirección técnica ha convertido de nuevo la solución en problema. Robert elige a Valverde, un perfil "Tata" Martino, cómodo e inofensivo para la mano que le da de comer, que sólo con poder entrenar a esos jugadores ya parece darse por satisfecho. Transmite indolencia y timidez. Da la sensación de que ni siente ni padece, con cara permanente de recién levantado de la siesta . No me sorprendería que se enterara de los marcadores de los partidos del Barça por la prensa al día siguiente.Observen cómo elogian y opinan de Valverde en Madrid para calibrar el nivel de técnico que dirige al Barça actual. Y es que no lo duden, si en Madrid se alaba a alguien del Barça, es que ese tipo es inválido para el club.
 No espero nada de Valverde salvo su discreción y ausencia de grandes decisiones, lo cuál no sería poco ni malo si se fichara bien. A día de hoy ya se han invertido 76M € en dos suplentes (Semedo y Deulofeu) y Paulinho, por el que han sido incapaces de negociar para rebajar la claúsula de rescisión de su contrato con el Guanzhou. Aquí ya dijimos (vean mi anterior entrada) que la venta de Neymar podría ser una gran ventaja para el Barça pero lejos de eso, esta directiva ha provocado un nuevo problema. Ni Robert ni Mestre ni Soler ni ahora Segura (con la excusa del recién llegado y que por el momento sólo ha sido capaz de cabrear a toda la plantilla existente) fueron capaces de planificar adecuadamente , ni de prever un escenario sin Neymar. Creo sinceramente que querían volver a las andadas y justificar que los clubes no querrían venderles los futbolistas deseados para aguantar con lo que tenían , traer quizás a esos tres: Paulinho, Deulofeu y Semedo; y resistir otro año en la mediocridad con nuevos números fabulosos en lo económico. Pero esto es fútbol y el que se duerme lo machacan. Se les ha visto el plumero y la gent blaugrana está que trina. Ya es un clamor en redes sociales y se respira en el ambiente que los enormes errores de gestión deportiva están pasando factura. Todo el mundo pide fichajes, incluidos los propios jugadores de la plantilla (y recientemente es la segunda vez que ocurre porque ya Piqué hizo lo propio cuando el Bayern les eliminó penosamente hace unos años de la Champions). Algo inaudito. Esta directiva ha sido capaz de cabrear a todo el mundo, insisto, incluidos a sus propios jugadores.
El Madrid hizo un gran favor en el partido de Supercopa porque arrancó de cuajo las pocas caretas que aún quedaban en la Directiva. La afición azulgrana (aún en vacaciones la mayoría) está abriendo los ojos por fin y no da crédito a lo que ve. Y esto es lo realmente bueno. Más vale tarde que nunca, ahora llegó la hora de no pasar una y de exigir a la Directiva que acierte en sus decisiones. Barto está en la encrucijada. Queda medio mes para el cierre del mercado estival y la necesidad de reforzar la plantilla es apabullante. Si no lo hacen bien, no duden que en febrero se verán forzados a dimitir y a ir a nuevas elecciones. ¿Quién sabe? A lo mejor alguien sin capacidad para dirigir la entidad como Benedito pero con la enorme entereza y decisión de dar el paso adelante y promover una necesaria moción de censura es el inesperado héroe de la película.
Hay que quedarse con lo bueno y es que el escenario ya cambió. Nadie tragará con ruedas de molinos. El equipo debe recomponerse y , como parece que tienen previsto, ficharán presumiblemente a Démbelé y Coutinho más Yerry Mina ahora o en enero. Con esto no se habrán cubierto todas las carencias pero el equipo tendrá una oportunidad de sobrevivir. Paulinho ya está aquí. No es un fichaje popular pero créanme que necesario. A priori aportará todo lo que el Barça ahora no tiene en su capitidisminuida medular: fuerza física, equilibrio táctico, llegada y gol, remate aéreo, tiro de larga distancia y carácter. Si hubiera venido como guinda del pastel tras Démbelé y Coutinho, el aficionado medio lo vería con otros ojos. Pero lo importante es que ha venido. En un ambiente tan enrarecido es más difícil triunfar pero Paulinho tiene experiencia y carácter  por lo que habrá que confiar en su personalidad y calidad. Se ha errado tanto que incluso los aciertos se observan con desconfianza.
Esperaremos al fin del mercado estival para evaluar el trabajo de la dirección deportiva del Barça. Hasta ahora es de suspenso. Pero esto es sólo un parcial. Hasta entonces, seguiremos observando con detalle cada paso que se dé en el club para concluir el 1 de Septiembre con nuestra valoración final y la tradicional previsión de cada temporada. Los dedos siguen cruzados. Pero ahora también los de Barto, porque la encrucijada está frente a él y deberá elegir sabiamente si quiere no sólo permanecer en el club sino también no pasar a la Historia como otro Gaspart. Eso sí, dejando unos resultados económicos envidiables. Aunque obviamente el Barça no es una entidad con ánimo de lucro sino con ánimo de ganar títulos y esto nunca se debería de olvidar.

sábado, 29 de julio de 2017

NEYMAR O LA SOLUCIÓN INESPERADA

NEYMAR O LA SOLUCIÓN INESPERADA.-
 

Titulábamos nuestra última entrada aludiendo a la cercanía de unas


hipotéticas elecciones anticipadas en el Barça dados los movimientos tan torpes de la dirigencia azulgrana en el mercado estival. La necesidad perentoria del equipo por reciclarse y aumentar su potencial tras el varapalo de la última temporada parecía ser ignorada por Bartomeu, Mestre, Segura y Robert. Pero esto es fútbol y en el fútbol todo puede ocurrir. Es un tópico pero sucede siempre: de un día a otro la situación es capaz de cambiar totalmente. Es lo que le ha ocurrido al Barça. Como dejaban ver, su torpeza en el mercado presagiaba un nuevo y definitivo desastre deportivo pero también ocurre en el fútbol (y en general, en la vida) que por muy torpe que seas siempre existirá alguien más torpe que tú. Y es lo que ha ocurrido. El PSG, propiedad de una familia catarí multimillonaria, continua dando palos de ciego sin saber por qué razón cuánto más invierte menos consigue. Fichajes como el de Jesé, Di María o Emery lo demuestran. Sin ser conscientes de que están en una liga menor como es la francesa intentan fijarse en el fútbol español y crecer por encima de sus posibilidades pero sin respetar los tiempos. En este escenario, que quieran pagar 222 Millones de euros por Neymar no suena tan disparatado. Un futbolista mediático (quizás el que más en el mundo), reconocible como estrella y con la necesidad de ser alma , corazón y vida de un club grande en Francia, aunque menor entre los 5-6 "transatlánticos" del mundo. Y la verdad es que de concretarse el fichaje, todas las partes saldrían ganando. El Barça, porque sabemos que Robert y Segura seguirían errando en los fichajes probablemente con la excusa de que los clubes no quieren negociar con ellos, que los cracks no quieren venir debido a la competencia del "tridente" y que no hay dinero suficiente. Y la inyección económica de 222 millones de euros (casi la deuda actual del FC Barcelona) más los 60 que decían haber presupuestado para fichajes (ya gastaron 30 en Semedo y 6 en Deulofeu) más la presión social y mediática por fichar un sustituto de Neymar provocaría que casi sin quererlo pudieran contratar a Coutinho, Dybala y Paulinho , fortaleciendo con kilates de calidad las zonas del campo más necesitadas (se hablan de otras opciones igualmente interesantes como Matuidi como parte del traspaso por Neymar o incluso arriesgar con Mbappé, una locura en mi opinión). El PSG también saldría ganando porque va loco por tener a Neymar pensando que de este modo debilita a un rival directo, cumpliría con el "fair play" financiero de UEFA (por el que fue sancionado hace dos años y se le advirtió que una reincidencia supondría un castigo muy importante) y que a su vez suben un escalón de calidad y se sitúan entre los verdaderos grandes de Europa (algo muy relativo porque tenemos grandes dudas sobre el rendimiento de Neymar,dado lo que ha aportado el último año). Y el propio Neymar también resultaría beneficiado porque deja un club donde nunca será primera espada mientras Messi siga en activo (y a sus recién cumplidos 30 años, lo lógico es que aguante a un alto nivel 3 años más), resultará más protegido arbitralmente que en España donde cada partido sufría una especie de "caza" consentida por los colegiados además de serlo también mediática e institucionalmente (la persecución mediática que ha soportado por parte de la "caverna" y las instituciones nacionales entendemos que le debió perjudicar sobremanera a su persona y a su rendimiento como consecuencia de ello)y , por si no fuera poco, ganará casi el triple más que en el Barça tras su renovación (se habla de 30M de euros netos). Pero lo más importante para el FC Barcelona sin duda es que se abre la puerta a por fin hacer las cosas bien y reconstruir con calidad una plantilla muy debilitada por los errores de la dirección técnica. Aunque el hecho de que esa enorme cantidad de dinero esté en las manos de Robert, Segura, Soler y Mestre también nos da pánico (se ha publicado que el PSG ofrecería a Di María, un jugador menor a todas luces y ya de vuelta de todo; y que , cómo no, le encanta a Robert).
¿Qué haría yo de ser Bartomeu? Sencillo: hablaría con PSG dando el paso adelante como muestra de buena voluntad y le ofrecería un acuerdo de traspaso por Neymar que les ahorraría casi 70Millones de euros en impuestos a los franceses, que contemplaría una de las tres siguientes opciones a elegir por el PSG, pero innegociables e inamovibles: 1) PSG ofrece a Verratti y Matuidi + 90 M € a cambio de Neymar; 2) PSG ofrece a Verratti y 122 M € a cambio de Neymar ; 3) PSG ofrece a Rabiot y 150M €. Si se niega el PSG a cualquiera de las 3, el Barça daría un portazo y se olvida del tema, fichando a Coutinho y Paulinho (120M, que saldrían de los 60 M € presupuestados para este año (ahora 26 tras las operaciones de Deulofeu y Semedo) más los 60 del año que viene, más las ventas de A.Gomes, Alcácer, Denis Suárez y Arda como poco. El resto de transferibles: en el caso de Munir, sólo le vendería por mínimo 30M (en caso contrario, se quedaría como delantero suplente , porque confío en su rendimiento en partidos menores y situaciones de bajo riesgo además de ser canterano, lo cuál siempre deberia implicar trato de favor por parte del club); en el de Rafinha, sólo lo vendería por 60M (para mí, es fundamental que continúe su gran progresión y es canterano); y en el de Vermaelen ,como nadie aceptaría un traspaso, no "estorbaría" mantenerlo como quinto central para Copa del Rey y otros partidos de poca enjundia o situaciones de bajas inesperadas y emergencia deportiva (su problema no es de calidad porque la tiene, sino de salud).
De todos modos creo que el PSG acabaría aceptando alguna de esas tres opciones que apuntaba, se podría cerrar un acuerdo con celebración y estrechando lazos de amistad con el PSG, un aliado siempre conveniente por su enorme poder económico.
No sabemos qué ocurrirá pero he intentado analizar la situación desde un prisma objetivo y aclarando lo que sería mejor para el FC Barcelona. Insisto, Neymar se puede ir, pero Bartomeu y su panda de ineptos de la dirigencia deportiva continuarán. Tiempo para redimirse y corregir el rumbo del club o para definitivamente hundirse. Estamos en esta inesperada pero, a mi juicio, afortunada encrucijada para los intereses blaugranas. Creo que Neymar Jr. finalmente se marchará y estaremos atentos , más que nunca, a los movimientos del Barça. Ojalá no la "caguen".

 

sábado, 8 de julio de 2017

Camino a nuevas elecciones


Camino a nuevas elecciones.- 

Las dudas sobre la valía de la dirección deportiva, la permanente batalla judicial del club y el silencio institucional abren el debate sobre la fecha de caducidad de Bartomeu.

Avanzamos en el mes de julio y la supuesta reacción deportiva del Barça errático de este año ante la mejor temporada  a nivel de títulos del R.Madrid desde que la democracia llegó al fútbol español se está quedando en un "más de lo mismo" irritante para sus seguidores y cirsense para sus enemigos. De la previsible revolución de la plantilla a nivel de fichajes y bajas pasamos a que se esperarán 2-3 contrataciones para quedarnos en algún retoque manteniendo la esperanza de recuperar a Alcácer, André Gomes, Arda, etc... Tras la única buena noticia (y esperada) de la renovación de Messi, lo único que parece factible es la de Iniesta que a sus 32 años se le quiere conservar en formol hasta que el cuerpo le aguante en un ejercicio más propagandístico que de valor competitivo. Y también ha regresado Deulofeu , eso sí a regañadientes en una operación que ni quiere el Barça ni quiere el chico, pero había que presentar alguna cara nueva y además se le escapaba un internacional de 22 años para regalar en el mercado (como ya ha pasado con tantos otros, el último Sandro). Es lo que hay, es decir más de lo mismo. Los fichajes imprescindibles y estratégicos para devolver al Barça a la cima se diluyen como azucarillos en agua y nos deja la duda de si su anuncio a bombo y platillo por la prensa amiga de Bartomeu sólo fue otro gesto de cara a la galería de una Directiva que hace tiempo que viene demostrando que ni sabe ni puede con esta nave. Otra muestra de lo que digo es la reciente y sorpresiva decisión de Bartomeu de nombrar a Pep Segura como nuevo Manager general deportivo. Pep Segura fue una apuesta personal de Bartomeu que lo recuperó para el club en 2015. En este tiempo ha sido el máximo responsable del fútbol formativo  es decir, el culpable último de que las dos grandes perlas de la cantera Eric y M´Boula se hayan ido del Barça como reciente "éxito" por ejemplo o que la Masía haya bajado tantos enteros y apenas salgan jugadores que asciendan al primer equipo. El modo que ha tenido Bartomeu para recompensarle por tamaña hazaña es ascenderlo y ahora dirigirá toda la parcela deportiva. Segura fue un firme valedor de Valverde. Así que apunten quiénes son los responsables del fichaje de Valverde: Segura, Robert, Soler y Bartomeu. Así funciona esta Directiva, perdidos en lo deportivo por pura ignorancia. Créanme  el problema actual del Barça es que se ha regresado al "nuñismo", se ha abandonado la senda que inició y dejó como legado Cruyff y ahora ganar títulos ya no es la prioridad de esta Directiva. Por eso , prácticamente no queda nadie en el Barça que sepa de fútbol y eso es lo más grave de todo.
 La llegada de Valverde ha sido un aviso para navegantes. Con él, Bartomeu y sus directivos contratan medriocridad, debilidad, asegurar un entorno de confort para el tridente y Piqué;  y sometimiento dócil al imperio de la Directiva. Además siempre será una cara amable y un cadáver listo 24 horas para lanzar a los leones cuando los malos resultados deportivos lleguen (que llegarán si la confección de la plantilla sigue por este camino). Verrati (imprescindible) regresó al PSG y pidió perdón por su actitud y la de su agente, Démbelé ya es historia y nadie habla de él, se dice que Bellerín ha hablado con Wenger para que le deje ir al Barça (eso sí por 50M cuando se lo llevó de crío de la Masía) y el paripé de Ceballos en un intento ridículo de fichar a un jugador que es más madridista que Florentino y cuyo deseo es vestir de blanco desde que tiene uso de razón. Otras grandes opciones no parecen tener tampoco demasiado futuro como Coutinho o Paulinho. La sensación que transmite esta directiva es de pura debilidad e ineficacia. Se nos antoja casi imposible que sean capaces de acometer grandes operaciones de fichajes que permitan recontruir deportivamente el equipo. Bartomeu recientemente vino a decir que los jugadores que les interesan no vienen al Barça porque sus clubes no les quieren vender. Suena tan ingenuo que provoca hilaridad. Acaso se piensan que si se plantean fichar a Verrati o a Démbelé sus clubes les van a pedir 10 millones € por cada uno y se los van a enviar por "UPS"... Este es el máximo responsable de lo que está ocurriendo en el Barça, que sigue desaprovechando el contar con el mejor jugador de la historia y que se encamina a un nuevo fracaso deportivo que más que probablemente tendrá como consecuencia la convocatoria anticipada de elecciones. Será muy duro ver de nuevo los pañuelos en la grada y que Messi, Suárez, Piqué o Iniesta tengan que pasar por esa situación cuando ellos lo han ganado todo y estaban listos para seguir ganando si se hubieran hecho las cosas bien.
Obviamente queda más de mes y medio para el cierre del mercado estival y la situación se podría reconducir. Firmar a Verrati, Paulinho, Mina , Bellerín y Démbelé, más la llegada de los canteranos Deulofeu y Aleñá sí que supondría realmente reconducir la situación y devolver al Barça al primer plano competitivo pero las señales que emite la Directiva, Robert y ahora Pep Segura parecen muy claras: mantener el grueso de la plantilla y traer a Bellerín y quizás a Paulinho. A todas luces insuficiente. El propio Bartomeu ha confirmado que no es una cuestión de dinero , que si el Barça realmente necesita a un jugador imprescindible deportivamente lo ficharán sin contemplaciones. La realidad y su actitud nos muestra otra cosa distinta. Deberían hacérselo mirar. Lo dicho, ojalá me equivoque, pero traerán a un par de jugadores (probablemente buenos) que no bastará para poder competir con el rearme de los grandes clubes europeos. Si se confirma la nueva "cagada" de Robert, Segura  la Directiva, el año que viene los socios estarán votando a un nuevo Presidente. Aquí propondremos, como cada verano, nuestra sugerencia de construcción de plantilla. Hacer bien las cosas no implica necesariamente el éxito pero sí tiene como consecuencia la satisfacción del deber cumplido y la tranquilidad de conciencia. El tiempo juzgará a esta mediocridad de dirigentes que empujan al Barça a un túnel oscuro de dificilísima salida.

domingo, 11 de junio de 2017

NOTAS FIN DE CURSO 2016-17

NOTAS FIN DE CURSO 2016-17.-

Es hora del análisis y calificación del curso futbolístico de elite 2016-17. Competición Española.- Quizás hubiera sido la liga más fácil de ganar para el equipo hegemónico de esta competición desde que la democracia llegara al fútbol español. Es cierto que aquí denunciamos las carencias de una plantilla mal construida por Robert (y Luis Enrique también aceptó erróneamente fichajes sin nivel Barça como Alcácer, Denis o A.Gomes)que la competición de la regularidad se encargó de darnos la razón. El virus FIFA, la persecución arbitral y de los Comités ;  y la dureza del calendario (inicio de temporada durísimo para el Barça junto  con partidos fuera de casa de enorme dificultad cuando estuviera debilitado por Virus FIFA ) se encargó del resto. Pero eso no justifica que el equipo perdiera frente al Alavés en el Camp Nou o en Riazor y La Rosaleda. Sacando adelante esos partidos de nivel inferior, el Barça hubiera ganado esta liga sin demasiada dificultad porque demostró su superioridad en escenarios de máxima hostilidad como El Calderón, Mestalla, S.Mamés,Cornellá-El Prat o Bernabéu. El Madrid hizo valer su superior plantilla, la mejor disposición de su calendario, los errores de los rivales y disfrutó de todos los beneficios extradeportivos posibles (decisiones incomprensibles e históricamente injustas de los comités sancionadores,  partido clave frente al Celta incrustado en el calendario tras durísima eliminatoria de los gallegos en Old Trafford ya sin nada que jugarse, arbitrajes vergonzantes sobre todo en el Bernabéu) . Este alineamiento de elementos favorables sólo podía acabar con los blancos levantando un título que ansiaban desde hacía muchos años. El Atleti o el Sevilla comenzaron con mucha fuerza pero el peso de la competición europea y sobre todo la crisis de confianza de Sampaoli a mitad de temporada les hicieron perder fuelle. El Valencia sin duda ha resultado la gran decepción de la temporada , atrapado en una crisis sin fin , con una directiva y unos dueños que nunca dejarán de ser cuerpos extraños en un entorno muy alejados de su cultura y sus aspiraciones. Es un ejemplo más del mal uso de la llamada "globalización" en su aplicación al mundo de la empresa internacional y la economía en general. Se olvidan del elemento más decisivo e indispensable: el humano.
En la Copa del Rey sí que el Barça corrigió esos errores que cometió en la liga. Quizás mediáticamente importó menos al "establishment" y su actuación se vio menos condicionada por lo mediático y las autoridades deportivas. Otro año más  la eliminación temprana del Madrid les sirvió para la necesaria dosificación física y mental que les permitiera acabar con éxito el curso. La revelación tanto en liga como en Copa fue el Alavés con una excelente labor de Pellegrino como técnico. Un entrenador creciente que apunta alto.
Champions league.- Las grandes decepciones fueron de nuevo los máximos favoritos a priori para ganar el torneo. Un año más Barça, Bayern Munich y Manchester City decepcionaron. Las casas de apuestas volvieron a errar. El Atlético volvió a las andadas también junto al PSG que encaró mal el partido de vuelta frente a un Barça que prácticamente
hincaba la rodilla en Paris. Es mal asunto jugar con el orgullo de un campeón herido y quizás los parisinos cayeron en ese error llevados por el repentino ataque de euforia. Emery se vio superado por la situación, desconocida para él. De todo este caldo de cultivo se benefició el R.Madrid, que no debemos olvidar que es un equipo que se acabó de perfilar con Benítez , construido para aprovecharse de los errores de los demás. Y así fue. Con acontecimientos arbitrales históricos como en el partido frente a Sporting Lisboa (los portugueses fueron superiores casi siempre)o los últimos 20 minutos del Bernabéu con el Bayern donde el árbitro directamente decidió la eliminatoria, los fracasos de los grandes rivales y el entorno mediático e institucional favorable gracias a la constante labor de su Presidente se conformó un escenario de confianza tan dulce que posibilitó el éxito. Es hora de que los grandes clubes ingleses, el propio Bayern, el Atleti (decepcionante a la hora de la verdad como siempre históricamente, más movido por el corazón de sus fieles y la pasión que por la realidad y el peso del juego)y PSG crecientes ; y , sobre todo, el Barça regresen a la competición con todos sus recursos o ésta se irá devaluando progresivamente. En estos escenarios históricamente el Madrid se desenvuelve como pez en el agua.
El Atletico decepcionó por enésima vez cuando tuvo delante la opción de aplastar a su rival capitalino.   Es algo que volvimos a ver cuando en 20 minutos casi tenían igualada la eliminatoria frente  al Madrid en el Calderón y de modo casi instintivo (aunque también erróneamente ordenado por Simeone) retrocedieron y dieron oxígeno a los blancos que se recuperarían con aquel gol inconcebible de Isco tras jugada imposible de un Benzema arrinconado casi en el corner y defendida como alevines por los dos centrales y el lateral atléticos. Algo nunca visto en el fútbol de máximo nivel.
En lo estrictamente futbolístico quizás los dos mejores equipos del torneo fueron el Bayern y la Juve. Ésta hubiera sido la final más concordante con lo reflejado en el terreno de juego. El Bayern iba como un tiro cuando las bolas le emparejaron con el Madrid pero dos semanas antes del partido de ida se sucedieron las desgracias en forma de lesiones con Neuer (operado de un pie fracturado), Hümmels y Lewandowski (casi nada)lo cuál condicionó la eliminatoria con el arbitraje haciendo el resto. Son los famosos elementos intangibles de todo torneo, especialmente decisivos en la Champions, el más prestigioso y corto de todos. Nada que decir al Madrid que supo beneficiarse de lo que le regaló un rival superior. La Juventus realizó un torneo fantastico pero incomprensiblemente se cayó estrepitosamente en la segunda mitad de la final. El miedo a ganar y el shock que supusieron los dos goles del Madrid (especialmente el de Casemiro, absolutamente inverosímil desde casi el centro del campo , con un rebote en el tacón de Khedira y entrando la pelota pegada a la base del palo donde ni siquiera cabría una manzana) les derrotaron sicológicamente. Era como si pensaran que si habian entrado ese tipo de goles, estaban ante un equipo que en ese momento era insuperable para ellos. Por eso concluimos que el escenario de confianza que dos Presidentes (Florentino con su juego de influencias y Bartomeu con sus errores de gestion) han logrado para el Madrid son los que han posibilitado que los blancos jugaran en el campo con ese desparpajo y seguridad, sabedores que no habría nada que pudiera pararles. Para concluir : una pena para los juventinos y para el torneo que no plantaran cara y dignificaran la final.

Para finalizar , califiquemos del 0-10 a la plantilla del Barça con somero análisis de rendimiento:

1.- Ter Stegen. Irregular, sigue dando muestras de inseguridad , mala colocación, pésimo juego aéreo y no es verdad que juegue bien con los pies. Puntuación: 4

3.- Piqué. Majestuoso. Una gran temporada. Muy firme y rápido en la zaga , casi único sostén del equipo en el juego aéreo. Tuvo que defender al club fuera de la cancha ante la pasividad y cobardía de la Directiva lo que le valió un plus de desgaste sicológico a todas luces evitable si cada uno hiciera bien su trabajo . Debería dejar la selección cuanto antes y dedicar la recta final de su carrera 100% al Barça por el bien del club y de él mismo. Puntuación:9


4.- Rakitic. Irregular. Tanto jugar con el "sí quiero" a su renovación quizás le descentró. Se le echó en falta casi toda la temporada. Actitud algo pasota (no me olvidaré del partido de Turín donde el Barça remaba contra corriente para al menos marcar un gol cuando con poco tiempo para el final se dedicó a estirar a su compatriota Mandzukic en el suelo en vez de seguir jugando y obviar el teatro de éste). Puntuación: 4


5.- Busquets. Agotado. Sin refresco y sin sustituto en su posición, un año más alternó errores desconocidos para él con aciertos habituales . Paga la ineptitud de la secretaría técnica incapaz de fichar a un relevo de garantía que le procure descanso. Puntuación: 5

6.- Denis Suárez. Es innegable que tiene calidad pero el Barça le viene demasiado grande. Superado por los acontecimientos de altura, debe ser traspasado cuanto antes. Puntuación: 4


7.- Arda Turán. Fracaso de fichaje inspirado por Luis Enrique y Zubizarreta. Vino demasiado tarde y en el peor momento, en cualquier caso, por culpa de la sanción FIFA. Puntuación: 4

8.- Iniesta. Todo el mundo menos Robert sabíamos que llegaría este momento . Con 32 para 33 años , uno de los mejores centrocampistas de la historia reciente del fútbol vive su ocaso. Está para 7-8 partidos al año de titular y minutos de calidad en el resto. Forzarle a otra cosa como ha sucedido ha sido fatal para el equipo y para el propio Andrés. Puntuación: 4


9.- Luis Suárez.Otra temporada colosal. Su falta de puntería en momentos claves perjudicó al equipo pero puesto en la balanza su rendimiento no cabe más que felicitarle de nuevo. Una lástima que el aluvión de goles que metió no sirvieran para nada por culpa del bajo rendimiento del resto del equipo. Puntuación: 9


10.- Messi. Por su grandiosidad futbolística está fuera de análisis. Contar con la "bomba atómica" en esta guerra y no saberla usar para ganarla sólo nos produce decepción y tristeza. La responsabilidad de Bartomeu y Robert no debería ser obviada. El 24 Junio cumplirá 30 años y tras 12 años en el primer equipo,  ganar 4 Champions y 8 ligas no es suficiente. Hay que remediarlo cuanto antes y él sigue siendo uno de los pocos que hace su trabajo a diferencia del resto. Puntuación: 10

11.- Neymar Jr. Muy pocas veces decisivo , aportó mucho menos de lo que se supone que un megacrack de su nivel debería dar. Destacar sus pobres cifras goleadoras y que sigue sin saber lidiar la injusta persecución arbitral, institucional y mediática que sufre como castigo por no haber fichado por el Madrid. Si no explota del todo este año se debería vender para financiar la necesaria plantilla. Puntuación: 5

12.- Rafinha. Tímido en ocasiones, condicionado por las lesiones. Tiene más calidad de lo que parece y cuajó excelentes actuaciones puntuales. Debería seguir. La cuota de cantera no puede seguir disminuyendo. Puntuación: 6
 

13.- Cillesen. Irregular en sus actuaciones parece capaz de lo mejor y de lo peor, es decir justo lo que el Barça no necesita. Por 12 M€ habían mejores opciones en el mercado. Otro error de la dirección deportiva. Puntuación:4


14.- Mascherano. La edad no perdona y este año sí que se empezó a notar. Un caso parecido al de Iniesta. Eso sí, en cuanto a pundonor y profesionalidad sigue siendo un ejemplo para todos. Lento y torpe en ocasiones, quizás Luis Enrique debería haber incidido en la posición de lateral derecho porque apuntó grandes maneras lo poco que lo vimos ahí. Puntuación: 5


17.- Alcácer. Un insulto a la inteligencia azulgrana. No tiene nivel para un Barça campeón. Otro error de Robert (30 M€ tirados a la basura). Nada que decir de su honestidad profesional. Puntuación: 2


18.- Jordi Alba. LLeva dos años en caída libre. De ser el mejor lateral zurdo del mundo a mostrarse desbordable, acelerado, protestón y casi intrascendente en ataque. Aún así sigue siendo recuperable y el cupo de cantera debe gozar de privilegios por el bien del grupo y la entidad. Puntuación: 4

19.- Digne.Mejor lateral de lo que parece. Se contagió del bajo nivel general del equipo y fue de más a menos. Creo que es rápido y fuerte, y podría rendir mejor de gozar de más confianza. Salvo gran oferta podría resultar un excelente recambio desde el banco.  Puntuación: 5

20.- Sergi Robert. Comenzó con éxito su improvisación como lateral derecho. Creo que es lo suficientemente potente y técnico como para ocupar esa posición pero el bajo rendimiento general, al igual que el caso anterior, se lo llevó por delante. Tiene talento, es canterano y no deberíamos descartar tan drásticamente que ocupara la posición de lateral en ocasiones. Buen nivel en general. Debe seguir creciendo sea en el medio , sea como lateral. Puntuación: 6


21.- André Gómes. Sin duda el gran fiasco de la temporada. Robert debería haber sido despedido sólo por el error de este fichaje (40M€ + 15 en objetivos). Desganado, errático, apenas 3 goles y 3 asistencias en más de 47 partidos oficiales, no sólo estos terribles datos hablan de su rendimiento. Verle como un fantasma tímido y superado por la cancha dolía a la vista. Debe ser traspasado inmediatamente o al menos cedido para intentar venderlo si se recompone y algún club pica.  Puntuación: 1


22.- Aleix Vidal.Otra decepción. Un torbellino de fuerza y pundonor en el Sevilla, en el Barça nunca ha demostrado ni el 10% de rendimiento que tuvo en el equipo andaluz. Y eso que se suponía que su crecimiento sería imparable. De los últimos errores de Zubi, refrendado por Luis Enrique y luego por Robert. Las lesiones tampoco le han ayudado. Si finalmente se queda, habría que examinarlo con lupa y advertirle a las claras que no habrá más oportunidades. Este año ha sido justo eso: intranscendente.  Puntuación: 4


23.- Umtiti. La auténtica excepción a la regla, es decir, a la lamentable gestión de Robert. Gran fichaje, de los excelentes por buenos, bonitos y baratos. Rapidísimo, fuerte, concentrado, buen juego aéreo y gran marcador. Presente y futuro de la zaga de Francia y del Barça. Por su juventud , seguirá aprendiendo y consolidándose. Intransferible y uno de los brotes verdes en el páramo desolado que ha resultado de la gestión deportiva de Robert.Puntuación: 9


24.- Mathieu. Su peor temporada desde que llegó. Muy influenciado por la edad, en su ocaso. Mal físicamente, torpe y despistado. Difícil olvidar su pésima actuación en Turín. Luis Enrique también tuvo mucha culpa porque ya no podía actuar como lateral. Puntuación: 4


25.- Masip. Inédito. No tiene nivel para el Barça, es un hecho incontestable a pesar del cariño que le profesó Luis Enrique. Puntuación: s/c.-

Decepcionante temporada para el Barça muy condicionada por la pésima labor de Robert al frente de la dirección deportiva. Ha fichado muy mal y el daño al club resultará muy difícil de reparar. Ha resucitado al R.Madrid y ahora toca rearmar la plantilla intentando vender a jugadores desvalorizados y fichar muy caro y sin margen de error. Una directiva seria, inconformista y comprometida le habría despedido ipso facto. 

NOTA FINAL DEL CURSO 2016/17 PARA EL BARÇA: 4




























domingo, 4 de junio de 2017

Escenario necesario

Escenario necesario.-

La temporada 2016-17 se cerró con el colofón de la victoria del R.Madrid en la final de la Champions League frente a la Juventus.
La final resultó ser el mejor partido del R.Madrid en el torneo ante una Juve desconcertada por los mazazos que supusieron los goles blancos. Los italianos estaban bien plantados en el campo, parecían ganar los duelos individuales pero el primer disparo entre los palos del Madrid fue gol. Y el siguiente, ya tras el descanso, también. De nada les valió rehacerse antes y empatar con el mejor tanto de la final , obra de Mandzukic. La clave de lo sucedido se resume en una palabra: confianza. Los blancos viven emborrachados de confianza porque tienen un presidente que se ocupa de que lo externo y lo interno la procure. El jugador del Madrid siente que nada malo le puede ocurrir , que puede hacer libremente lo que quiera sin que

nadie pueda tener el suficiente poder como para evitarlo, incluso cuando sus actos sean reprochables a cualquier nivel. En ese escenario, el futbolista cuando está en la cancha saca lo mejor que tiene dentro y puede agarrar una pelota perdida al borde del área y golpearla "a lo que salga" , "saliendo" un gol decisivo para encarrilar la final (C.Ronaldo) o ya en la 2º parte, Casemiro desde casi la Cibeles repetirlo y hacerlo aún más inverosímil , previo desvío de ciencia ficción en el tacón de un ex-madridista para entrar en un hueco casi imposible en la base del poste ante la exasperación de Buffon. ¿Eso es suerte? Sí, obviamente , porque nadie sabe dónde quería ponerla Casemiro ni siquiera él, pero ocurrió por confianza, porque hay algo inexplicable que sientes que te da la razón y que obtendrás el acierto en todo lo que haces. Recuerden cómo llegó el R.Madrid a esta final y el camino de fortuna que siguió. Centrémonos en la eliminatoria clave que encarriló al Madrid hacia el éxito salvando el match ball. Por una vez el sorteo les emparejó con el que estaba siendo el mejor equipo del torneo, el Bayern. Pero dos semanas antes de jugar la eliminatoria se lesionó gran parte de la columna vertebral del equipo (Neuer, que jugó los dos partidos con el pie lesionado; Hummels y Lewandowsky), perdonaron cuando tenían el 2-0 en Munich o el árbitro les ametralló con decisiones terribles e injustas en los últimos 20 minutos del tiempo reglamentario del partido de la eliminatoria de vuelta en el Bernabéu. Así viven estos dos últimos años los blancos. ¿Y cómo podemos explicar por qué ha ocurrido esto? La persecución institucional y mediática que el máximo rival del Madrid sufre contrasta con la dulzura de la situación de éste y ayuda aún más a que los buenos resultados lleguen para sus intereses. Hace justo dos años , los casi 150000 socios del Barça fuimos convocados a las urnas para que los que tuvieran derecho a voto lo ejercieran tras las dudas que despertaba la legitimidad de Bartomeu en la Presidencia. Los socios depositamos la papeleta en la urna aún festejando un triplete (uno más ) histórico. Finalmente Bartomeu , insisto, legitimaba su presidencia con una victoria importante . No puedo desvelar mis conversaciones privadas con Laporta en aquella jornada electoral, el otro gran candidato a esas elecciones, pero sí puedo concluir que muchos intuíamos que nada tendría que hacer ante un Bartomeu recién fotografiado con las 3 copas que acababa de conseguir para el club. Se avecinaban años difíciles donde el Barça tendría que remar contra corriente y protegerse y luchar con todos sus recursos en un ambiente bélico ; y muchos, por descontado el que escribe, sabíamos que Bartomeu no era idóneo para dirigir la nave ante la tempestad que se avecinaba. No me malinterpreten, creo que Bartomeu es un buen hombre, un gran empresario y un barcelonista de corazón. Pero la cruda verdad es que sería un buen presidente para tiempos de paz pero no para tiempos de guerra, que son lo que el Barça vive actualmente. La situación política, social,económica y mediática condiciona la batalla deportiva y si el Barça no usa con tino absolutamente todos sus recursos acabará siendo deportivamente aplastado o "echado al mar", como quieran llamarlo. Explico el éxito reciente del Madrid de este modo porque no podemos olvidar que el fútbol español se basa en el equilibrio de las dos super potencias Barça y Madrid que se contrapesan. Cuando el Barça deja de empujar, el Madrid levanta trofeos sin cesar. Los errores de gestión deportiva (Robert y sus pésimos fichajes), social (cobardía y debilidad ante los ataques institucionales a la entidad) y mediática (bombardeo permanente de la "caverna" sin respuesta contundente del club) de Bartomeu están pasando factura y el gran beneficiado es el R.Madrid. No creo que la masa social aguante la humillación a la que está sometida por mucho tiempo más. Sinceramente creo que tiene un año de margen. La primera decisión no es muy alentadora trayendo a un entrenador que es fiel reflejo de la debilidad de la directiva. Si la plantilla no se refuerza convenientemente el daño puede ser irreparable. Pero este triunfo del Madrid ha logrado tal escenario, sencillamente inmejorable , para que Bartomeu reaccione correctamente, tenga que hilar fino y buscar el acierto. Insisto, no ha empezado bien esta "nueva era" contratando a un entrenador menor y volviendo a mostrarse débil, complaciente y conciliador con el mensaje de felicitación al R.Madrid a los pocos minutos de ser campeón de liga o de Champions , cuando los blancos no han felicitado al Barça por la consecución de la Copa del Rey. Ignorar la guerra es dar el primer paso para perderla . No tengo dudas, a Bartomeu le queda un año y él sabrá que hace, pero ya tenemos un escenario distinto al del triplete que le hizo legitimar su cargo en las urnas. Y aunque doloroso , es necesario para que la reacción se produzca.Laporta estará vigilante y otros pre-candidatos puede que también. La masa social se despierta y necesita respuestas firmes de los que tienen el mandato de defender y hacer triunfar al club.Vivimos en la era de la mediocridad y el Barça debería mantenerse al margen de la misma agarrado a su especialidad. Es su destino y su deber. Y nunca debe olvidarlo.

domingo, 14 de mayo de 2017

Final de temporada

Final de temporada.-

 

Las notas a final de curso, pero ahora reflexiones necesarias a las puertas del desenlace .

Como sabéis, este blog se centra en el análisis futbolístico del FC Barcelona como club de referencia pero sin perder de vista el resto del panorama futbolístico .  Especialmente en esta temporada donde tantas cosas importantes están pasando no podemos dejar escapar la ocasión de la reflexión sobre las mismas. Se percibe en el ambiente una confirmación, esta vez sí, de que el fin de ciclo ganador ha llegado para el Barça. En este momento, cuando escribo esta entrada, quedan dos jornadas para finalizar la liga (tres para el R.Madrid) y todo puede ocurrir. Pero independientemente del desenlace final es obvio que lo que ha ocurrido este año ha resultado indeseable para los azulgranas. Derrotas en liga inesperadas y absurdas frente a rivales inferiores como Málaga, Deportivo, Alavés o Celta  entre otros; o las paupérrimas actuaciones en Champions fuera de casa con ridículos continuados en Manchester, Paris y finalmente en Torino. Han sido demasiadas dosis de amargura y decepción como para no pensar que el problema del Barça es más profundo de lo esperado. Aquí ya lo advertimos: la cortedad y escasez de calidad de la plantilla podría pasar factura. La idea de Luis Enrique de rotar para llegar frescos a la fase final de la temporada es más que justificable pero inaplicable cuando tienes una plantilla tan desequilibrada y floja. Dos ejemplos para entenderlo mejor: cuando haces descansar a Suárez o a Iniesta, salen al campo Alcácer y A.Gomes. Creo que el resultado es apreciable para todos.
El R.Madrid se ha aprovechado de estos errores de planificación de Robert en el Barça. No les hizo falta fichar puesto que lo venían haciendo de modo compulsivo los últimos años. La sanción FIFA apenas les afectó, mucho más cuando utilizando el mismo equipo jurídico del Barça y frente a los mismos antecedentes de hecho, la resolución final les ha sido más favorable a la postre. Otro motivo más para la reflexión. ¿Quizás a la directiva azulgrana no les pareció tan mal la sanción puesto que les ahorraba el desembolso de tener que acudir al mercado durante dos temporadas y eso hizo relajar la intensidad del recurso defensor ante FIFA y TAS? Es inevitable cuestionárselo. El caso es que hay que recordar que este R.Madrid era un fracaso en Diciembre del 2015 y que es prácticamente la misma plantilla que se puso a disposición de un nuevo proyecto con Benítez para 3 años. Tras su cese,  los descalabros absurdos del Barça y la bondad de los sorteos europeos fabricaron una inesperada tabla de salvación para ese proyecto que acabó con una Champions a todas luces sorprendente. Este año se ha estirado el chicle hasta lo imposible y los factores que coadyuvaron al éxito del Madrid se han corregido y aumentado con el fracaso de Bayern (con sus dos máximas estrellas  Neuer y Lewandovski jugando lesionadas la eliminatoria frente al Madrid o la repugnante actuación arbitral del Bernabéu, especialmente los últimos 20 minutos negros para la salud de este deporte)y el del Atleti (cayendo una vez más Simeone en errores tácticos imperdonables o el propio equipo en su legendaria falta de confianza e infortunio). El Barça como decimos empeoró su rendimiento en liga fruto de las malas decisiones que confeccionaron su plantilla, pobre y desequilibrada para las exigencias debidas .
No sabemos qué ocurrirá al final. Pero la reflexión debería estar basada en que para ganar hay que querer ganar de verdad. Es decir, hay que poner toda la carne en el asador y usar todos los recursos a disposición. El Barça da muestras de tener una directiva equivocada que toma decisiones contraproducentes. Robert cumple su segunda temporada efectiva y tendrá muchísimo trabajo pase lo que pase. Una derrota del Madrid en la Champions y un doblete para el Barça sería el escenario soñado pero incluso si el mismo se diera no debería cambiar la necesidad de hacer las cosas bien y planificar el futuro  convenientemente para que la situación actual, desde la que escribo esta entrada, nunca más se repita. Los dedos siguen cruzados pero no es la manera en la que el Barça debería enfrentar las temporadas. No es serio. Esperemos pues el desenlace para dar las notas de final de temporada una vez llegue éste.

miércoles, 15 de febrero de 2017

La matanza del día de San Valentín

La matanza del día de San Valentín.-

La imagen decadente del que ha sido junto a Xavi el mejor centrocampista de la década puede ilustrar el desastre  , no por anunciado y temido, que se produjo ante el PSG. Como aquí nos temíamos y en cierto modo advertimos, en Paris se culminó una temporada que estaba abocada a un final trágico para el Barça. Para ganar , lo primero es querer ganar. Y como decíamos aqui, esta directiva no ha demostrado con sus hechos y actitudes una verdadera intención de ganar y de potenciar al club deportivamente. Su prioridad ha sido lo patrimonial, el "espai Barça", el nuevo estadio...
Sabemos que todos los títulos están en el aire y que el Barça, a pesar del esperpento que vimos en Paris, aún puede conseguirlos pero el Barça no es el Madrid, para lo bueno y para lo malo. Con esto quiero decir que el Barça solo gana si realmente lo merece y demuestra en el campo, si de verdad es el mejor. Y ya desde la temporada pasada daba muestras de que había dejado de serlo. Justo como Luis Fernández decía en unas comentadas declaraciones previas al partido de Paris.
La elección de Robert como secretario técnico ha sido la definitiva pista que retrató a esta directiva. Cruyff denunciaba que en la dirigencia del club ya apenas quedaban personas que supieran de futbol. Y como casi siempre, sus palabras eran proféticas. Robert ha resultado lo que muchos esperábamos. Cuando la sanción FIFA que impedía fichar al club fue cumplida, Robert dejó de tener excusa. Fue este verano cuando de verdad le vimos actuar y la realidad quedó al fin al descubierto: la parcela futbolística está dirigida por un incapaz, que no ha sabido recomponer ni potenciar una plantilla que se desangraba en calidad. Lo que ha hecho Robert es fichar mal y poco. Como hemos denunciado aqui en tiempo y forma, salvo Umtiti y un suplente como Digne , los fichajes son un absoluto insulto a la inteligencia futbolística del Barça. Todo esto ,insisto, lo hemos dicho de sobras. Ahora ya no quedan vaticinios ni palabras sino pura realidad al descubierto. Lo vimos en Paris. Y creo que, sinceramente, es lo mejor que podría pasar. Lo hemos sufrido durante toda la temporada, con demasiados errores en la circulación de pelota motivado por una medular descompensada que ya no es imponente, con enormes carencias estructurales en lo defensivo y con insultante desidia en la definición cara a gol. Tuvo que ocurrir una hecatombe como la que sufrió el equipo frente al Bayern hace unos años para que se reaccionara (por fin se fichó a un 9 estelar, Luis Suárez). De aquella lección no se ha tomado nota. Y en Paris se revivió la historia. De nuevo un golpe mortal al prestigio del club que debería hacerle recapacitar definitivamente para saber a dónde se quiere dirigir. El mediocre (Robert) llama a la mediocridad (André Gomes, Denis, Alcácer, etc , etc....). Iniesta entrado en años y ya sólo válido para segundas partes o partidos limitados o Rakitic, vilipendiado por Luis Enrique y desenganchado de la causa por el incomprensible protagonismo de un jugador menor como André Gomes han hecho que solo Busquets resulte muy poco para sostener una medular, antigua base de un equipo estelar y dominante. Nada se ha hecho para mantener y/o aumentar el nivel de un centro del campo capaz de gobernar a cualquier rival y en cualquier escenario no hace tanto tiempo. Tampoco quiero cargar todas las culpas en Robert, porque Luis Enrique ha sido cómplice. Se le llenó la boca de decir que tenía la mejor plantilla y que no quería a nadie más. Ahora debe apechugar.
El PSG , con malos resultados en liga, fichó (Draxler) y concentró todo su esfuerzo e ilusión en pasar esta eliminatoria ; y con esa base se puede  vencer a cualquier rival superior que no tenga esa ilusión por la victoria.  No hay que entrar en detalles futbolísticos del partido de Paris porque grosso modo era lo esperado: el mejor centro del campo actual frente al que hace dos años lo era . Una pregunta reveladora sería : ¿Por qué Verrati no está en el Barça desde hace dos años?
 ¿Y ahora qué? ¿Servirá para algo todo esto? Ya acabó el periodo de fichajes del mercado invernal sin que nadie de la dirigencia moviera un dedo en solucionar los acuciantes problemas del equipo. La lesión de Aleix abre la puerta a un fichaje. ¿Serán capaz de intentar salvar la temporada reforzando al equipo (¿Paulinho? ¿Fellaini?) o decidirán seguir sin ver la realidad y apostar por la agonía lenta para vender humo en verano?
Insisto , lo mejor que podía pasar era este resultado de Paris para abrir ojos y empezar a señalar con el dedo a los culpables. Y Messi con 29 años y tirando otra Champions a la basura. Creo que era necesario agitar al club, mover a Bertomeu de la poltrona y quizás reflexionar con un posible adelanto de elecciones rondando la cabeza de cualquier "bienpensador" azulgrana. El Barça se ha desviado de su camino (el marcado por Cruyff desde 1988 ) y es hora de regresar. Cuanto más tiempo pase sin tomar decisiones inteligentes , peor será la caída y más complicada la recuperación. Ojalá de este "harakiri" azulgrana no se beneficie el de siempre, porque su ventaja siempre resultará de los errores del mejor.

miércoles, 4 de enero de 2017

Barça: fichar o rezar

Barça: Fichar o rezar.-

Llega la hora de la verdad. El mercado invernal se acaba de abrir. La competición comienza una cuesta arriba que terminará en la cumbre  de junio. Sólo los más fuertes o los que tengan más suerte llegarán a la misma. El Barça debería aprender de los errores del pasado, especialmente de lo ocurrido en la pasada temporada cuando una patética actuación frente al At.Madrid le valió regalar otra Champions más de la era Messi y, en este caso , a su tradicional enemigo.
Las valoraciones se deben hacer a final de temporada pero resulta bastante evidente que los fichajes que Robert ha acometido desde su llegada no están rindiendo a buen nivel: Turan y Aleix Vidal fueron los primeros. Y este verano: André Gomes, Denis, Digne, Umtiti, Alcácer y Cillesen. Si somos objetivos sólo podemos salvar a Umtiti, que parece una garantía y un éxito; y si me apuran a Digne. Los demás apenas han aportado nada positivo al equipo. Si de 8 fichajes, sólo te valen 2 , está claro que algo no va bien.
Como decía, la competición toma carrerilla y sin rotaciones de calidad no se podrán conseguir los objetivos. No veo opciones para el Barça de lograrlos si no se apresuran a fichar. Si es cierto lo que se apunta sobre diferentes ofertas a algunos de estos jugadores recién fichados , habría que tomar decisiones responsables. Esperar a que los malos resultados lleguen y que el daño sea irreparable sería una irresponsabilidad y a final de temporada habría que exigir la correspondiente rendición de cuentas a Robert. Y a Luis Enrique, por supuesto. Porque al fin y al cabo, ellos dos dirigen la nave a nivel futbolístico. Escudarse en la juventud de André Gomes , Denis o Alcácer y esperar un rendimiento mayor entiendo que no suena a descabellado pero el equipo no puede permitirse seguir retrocediendo. Messi tiene 29 años y la deuda histórica del club al respecto de las copas de Europa no ganadas aún sigue vigente. Desperdiciar su talento y no cumplir con la misión histórica que sin saberlo tiene Leo sería un error mayúsculo, fatal para el devenir del club . Esta directiva debe exigir deportivamente a sus responsables y los enormes objetivos patrimoniales y económicos no deben distraerles de lo que debería ser su primera obligación: ganar títulos, especialmente Champions y ligas.
Concretando en mi opinión y en lo que yo haría de ocupar el cargo de Robert, pondría a la venta a todos los que he mencionado más arriba salvo a Umtiti y Digne; y ficharía a un lateral derecho con posibilidades de jugar de central (Ivanovic, del Chelsea  no debería costar más de 10-15M€); a un centrocampista que pueda ocupar las posiciones de interior y de medio centro (opción más costosa: Paulinho o Fellaini por unos 25-30M€ o una opción más barata: Banega, Obi Mikel o Roméu por unos 12-18M€ ) y finalmente a un delantero goleador (opción más costosa: Martial, Chicharito o Falcao por 30-45M€ o la opción más económica: Aspas por 15-20M€). Además usaría más en el primer equipo la esperanzadora calidad de Aleñá.
Esperar a una reacción tiene más de romántico que de práctico y el riesgo de fracaso es altísimo.
El Barça apenas ha entrenado como debe , viene de unas vacaciones (especialmente largas las de sus estrellas) y en 5 días va a San Mamés para la Copa y luego visita el dificilísimo campo del Villarreal donde una derrota prácticamente dejaría sentenciada la liga para su máximo rival.
No veo (ni espero) ninguna reacción de la dirigencia deportiva azulgrana por lo que sólo las buenas decisiones de Luis Enrique (por ejemplo usando a suplentes en la Copa sacrificando la misma para refrescar a los titulares) y el máximo acierto por parte de las estrellas podrá asegurar que se llegue a la cima con los dos grandes títulos. Así preveo este 2017 para el Barça.