lunes, 19 de diciembre de 2016

El Mundialito, TVE y la realidad del fútbol

El Mundialito, TVE y la realidad del fútbol.-

El domingo futbolístico rozó lo paradójico y esperpéntico. Mientras que en España y en el resto del mundo se disputaban la generalidad de las ligas, con partidos de máximo nivel y competitividad; en Japón se jugaba la final del Mundialito entre un heróico Kashima, un equipo que en España presumiblemente se mantendría en mitad de tabla en la 2º División, frente al R.Madrid. Hasta aquí tiene un pase. Lo que resultó esperpéntico fue el despliegue que hizo TVE, que sorprendentemente compró los derechos televisivos , recuerden con el dinero público de todos,  copando prácticamente la mañana
dominical televisiva ayudado por la prórroga y manteniendo en vivo hasta el hastío la entrega de trofeos y las sucesivas entrevistas a los jugadores madridistas a modo de mensaje propagandístico para la afición blanca española. Hay que recordar que la temporada pasada el Barça jugó frente un histórico, el River Plate la misma final y la cobertura televisiva fue más bien tirando a discreta. Además la retransmisión en directo fue realizada por una cadena privada, que obviamente se hizo con los derechos con su propio dinero particular. Y eso que estamos en tiempos de crisis. Los privilegios de TVE continúan para el mismo de siempre y no tiene pinta de que esto jamás cambie. Si quieren divertirse, miren el espacio deportivo de sus telediarios, donde sólo falta que pongan el escudo madridista en una esquina de la pantalla.
 En lo estrictamente futbolístico el Kashima realizó un grandísimo partido y fue capaz de llevar a la prórroga a su poderoso rival. De nuevo la fortuna se alío con el equipo de Zidane fuera en forma de balones al palo (en la misma prórroga del 3-3 se pasó al 2-4 definitivo gracias a la mala fortuna del remate a la madera de los japoneses) como sobre todo con la jugada clave , otra vez protagonizada por Ramos pero en esta ocasión en sentido negativo puesto que debió ver una segunda tarjeta amarilla clarísima que hubiera obligado a los blancos a enfrentar la prórroga con 2-2 y con un futbolista menos. Como dijo el educado técnico japonés, el árbitro no fue valiente. Está bien que se escuche este discurso que tan bien conocemos por desgracia en Europa, esta vez en Asia.
Y como decía, mientras tanto asistimos a grandes partidos europeos. En el caso del clásico catalán, el Español de Quique planteó un excelente trabajo táctico con defensa adelantada y presionante a la salida de pelota azulgrana , repliegues intensivos y coordinados para defender con dos líneas de 4-5 paralelas cuando tocaba, taponamiento de líneas de pase, achique de espacios y relevos constantes cuando algún azulgrana lograba salir del uno contra uno. Es cierto que no pudo casi atacar pero es meritorio puesto que muchos otros con estos planteamientos lograron sacar resultados positivos, sin ir más lejos el propio R.Madrid hace poco. De hecho la única ocasión de gol que tuvieron los españolistas la materializaron. El Barça por su parte apostó por no rifar balones en la salida (uno de sus grandes males en este primer tercio de temporada, sobre todo cuando participa excesivamente Ter Stegen que parece ya aleccionado por Luis Enrique para despejar en largo cuando la situación lo exige), ralentizar la circulación de pelota hasta llegar a los 3/4 de cancha para evitar pérdidas y sólo a partir de ese instante activar el ataque masivo con Iniesta como pasador y los tres de arriba tirando de precisión (tan poca en lo que llevamos de año), de talento y, sobre todo, de acierto en la definición. Esta es la fórmula ganadora del Barça, si la siguen habrá éxito, si no fracaso.
 El caso es que el Español exigió con su buen hacer que Messi, Iniesta, Suárez y Neymar destaparan el tarro de las esencias y dieran los mejor de sí mismos para poder doblegar la solidez defensiva planteada por Quique. Fue hermoso, sobre todo las genialidades de Messi , que por mucho que la hayamos visto ya, no dejan de maravillarnos. Y también lo fue porque el Español no tiró de malas artes y se comportó deportivamente durante todo el partido, sin duda se notó que su entrenador sí es un caballero que dignifica este deporte y no lo ensucia como desgraciadamente hacen otros.Esto es fútbol, la realidad del fútbol. Los que querían la otra cara del mismo, la de los intereses comerciales y el "paripé" tuvieron su dosis en el especial blanco de la mañana dominical de TVE.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Footbit.cf no aceptará comentarios obscenos, malsonantes, moralmente incorrectos , insultantes o fuera de contexto.En cualquier caso, Footbit.cf declina cualquier responsabilidad por los comentarios realizados aquí , la cuál recaerá en el emisor de los mismos.