martes, 13 de diciembre de 2016

¿Balón de oro?

¿Balón de oro?.-

Es una lástima que ya nadie se pueda tomar en serio el balón de oro. Siempre fue un trofeo más romántico que real pero que todos los aficionados al fútbol respetábamos por el prestigio que dentro de este mundo llegó a tener. Algunas veces fue injusto pero se acercaba generalmente a lo que la mayoría de aficionados, profesionales y analistas considerábamos como merecido. El exíto de popularidad que tuvo su creación por parte de la revista "France Football" en 1956 y de su director entonces Gabriel Hanot es incuestionable. Desde entonces el premio ha sido entregado ininterrumpidamente hasta la actualidad. Un enorme triunfo del marketing que se asentó fruto de la indiscutible necesidad que el fútbol tenía de reconocer un galardón que premiara al mejor jugador del año. El primer ganador fue el excepcional Stanley
Matthews (Blackpool) y desde entonces el trofeo ha sufrido algunas interesantes variantes. Hasta 1995 sólo podía ganarlo jugadores europeos inscritos en Campeonatos Europeos (imagínense que criba de enormes talentos que no pudieron ganarlo, con Maradona al frente sin ir más lejos).  En 2010 el grupo editorial Amaury acordó con la FIFA fusionar el premio con el FIFA World player que hasta entonces concedía el organismo internacional buscando con ello la generalidad del reconocimiento y la identificación del trofeo como el único válido para elegir al mejor futbolista del año. Siempre votaron periodistas especializados y desde el 2010 , entrenadores y capitanes de selecciones. Este año se ha regresado al formato general tras el escándalo que sufrimos hace dos años reabriendo las votaciones cuando el plazo para efectuar las mismas estaba cerrado , circunstancia que favoreció sobremanera a Cristiano Ronaldo para conseguir sorprendentemente su tercer galardón. El responsable Blatter está donde está ahora.
 Podemos sacar la lista de enormes jugadores que nunca lo han ganado pero también podemos hacer lo propio con otros que a todas luces no deberían haberlo conseguido. El caso es que a medida que se ha ido ganando desprestigio el trofeo resiste incluso vence en la batalla del markéting. Muchas firmas comerciales de primera línea apuestan por este invento porque sin duda cuajó. Pero como siempre, aquí somos románticos y amamos al fútbol. Una cosa no debería estar tan reñida con la otra pero anhelamos que el balón de oro se entregue al mejor jugador cada año. Lamentablemente este año 2016 ha sido otro de color negro para el trofeo. Hay que recordar que el galardón debería premiar al rendimiento y no a las condiciones de futbolista. Si esto fuera así, obviamente Lionel Messi hubiera ganado todas las ediciones desde los 19 años. En este sentido, se puede entener que no cuente con 10 balones de oro. Lo triste es que de nuevo lo haya ganado Cristiano Ronaldo por el simple hecho de que su club haga conseguido la Champions League o su selección la Eurocopa, es decir, campeonatos colectivos en los que además el crack portugués, en evidente declive futbolístico,  casi nunca ha sido decisivo. Portugal ganó los partidos claves gracias a su colectivo y cuajó su mejor intervención en la final justo cuando Cristiano Ronaldo se lesionó y no jugó. Los héroes de esta Eurocopa fueron otros pero Cristiano parece ser el único reconocido. En la Champions League, ocurrió tres cuartos de lo mismo. La gran mayoría de sus goles fueron instrascendentes puesto que en los enfrentamientos decisivos, Cristiano apenas se le vio sobre el campo.  Todo ello sin hablar de la discreta calidad de los equipos que enfrentaron desde Octavos de final . En Liga o Copa, no podríamos hablar puesto que su club fue claramente superado por el FC Barcelona, en este caso también en el marcador final. Por lo tanto, ¿A qué obedece este premio? ¿Qué meritos acumula el portugués para volverlo a ganar? Sinceramente las opiniones de la mayoría de los grandes del fútbol no se han hecho esperar. Me quedo con la chufla en su twitter de Lewandowski o lo que dijo Ibrahimovic, algo así como "si me dieran el balón de oro a mí, al día siguiente se lo llevaría personalmente a Messi".-  Sinceramente esta es la mejor respuesta que se puede dar a este nuevo golpe al prestigio futbolístico del balón de oro: la indiferencia o el sentido del humor. Pensar que Cristiano Ronaldo tenga un balón de oro más que Cruyff, Platini o v.Basten (los tres con tres) es insultante para el propio peso específico del premio y para los que deseamos conceder valía al galardón. Lo que nos queda es que el premio sigue teniendo un enorme prestigio en el mundo del marketing futbolístico pero a nivel estrictamente deportivo "falla" (nunca mejor dicho) cada dos por tres. Una lástima porque esto va a suponer que cada vez más futbolistas estelares pasen de este premio como está ocurriendo en el caso citado de Lewandowski u otros ya conocidos desde hace mucho tiempo como el propio Messi, Rooney, Kun Agüero, Suárez, Lahm, Iniesta, Eto'o, Xavi, etc... Una idea tan hermosa y tan mal ejecutada en tantas ocasiones como en este año. Esperemos que repunte el premio en lo futbolístico y el año que viene sea más certero y justo para poder intentar borrar la mancha de esta edición. Ah,y no nos engañemos, la revista "France Football" no la lee nadie (quiero decir que tiene un predicamento muy discreto en cuanto a tirada) pero si tras esta primera edición en el reencuentro con el premio ha ocurrido lo que ha ocurrido, probablemente menos aceptación durante todo el año tendrá. De eso sí que no tengo dudas.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Footbit.cf no aceptará comentarios obscenos, malsonantes, moralmente incorrectos , insultantes o fuera de contexto.En cualquier caso, Footbit.cf declina cualquier responsabilidad por los comentarios realizados aquí , la cuál recaerá en el emisor de los mismos.