domingo, 27 de noviembre de 2016

El Barça no reacciona

El Barça no reacciona.-
Esta temporada es la primera de Robert como director técnico. Se intuía que la estrategia del equipo para la misma se basaría en una preparación física que fuera de menos a más, en la confianza de que los nuevos fichajes fortalecieran una plantilla muy discreta. El año pasado se notó demasiado la falta de recambios de calidad en momentos puntuales y decisivos que provocaron que no se ganara la Champions League. Basta recordar aquella eliminatoria lamentable frente al At.Madrid donde los barcelonistas apenas ganaban una batalla individual, no tenían velocidad ni en la cabeza ni en las piernas.  Este verano se fueron sucediendo los fichajes supuestamente pactados entre Robert y Luis Enrique y la verdad es que en lo que llevamos de la presente sesión  tenemos la sensación de que poco o nada se ha mejorado.  Umtiti se salva de la quema pero las lesiones no le están dando continuidad. Los demás no aportan nada positivo al equipo. Estas primeras conclusiones son las que comenzamos a extraer de este primer tercio de liga donde el Barça, con un calendario muy duro como suele ser habitual, casi nunca se ha mostrado intratable ni dominante. Ha regalado puntos de modo irrisorio en casa frente a rivales débiles cuando Luis Enrique ha hecho rotaciones. Éstas han venido tras "parones" por partidos de selecciones nacionales, es decir por virus FIFA. Y aquí no hemos tenido respuesta adecuada del Barça. Los nuevos, entre tímidos y paralizados, no aportan nada. El supuesto fichaje estrella de André Gomes nos ruboriza cuando le vemos en el campo sin personalidad alguna, con la cabeza baja, regalando balones al contrario y sin quere saber nada de la portería contraria. Denis o Alcacer tres cuartos de lo mismo. Paralizados, sin aportar nada.
Es obvio que los principales enemigos del actual Barça son el virus FIFA y la dureza de su calendario; y por eso mismo se nota tanto que el fondo de armario no es resolutivo. Luis Enrique hace lo que debe , ordenando rotaciones pero lo que hay no ha solucionado nada. El virus FIFA, los arbitrajes o la dureza del calendario son factores intangibles para el Barça. Por eso mismo la dirigencia del equipo debería haber tomado medidas para ganar solidez en el plantel y así poder afrontar la temporada con solvencia. En este primer tercio sí que podemos afirmar abiertamente que no se ha logrado. El último ejemplo lo hemos tenido en esta semana, tras virus FIFA, con un partido de liga frente a un Málaga ultradefensivo en el Camp Nou que acabó con un irrisorio empate por falta de intensidad y concentración del Barça, escasez de competitividad, negación absoluta frente al gol y pasotismo generalizado. En Escocia se cumplió el expediente en un choque físicamente muy exigente y al siguiente partido en el probablemente estadio más complicado del Barça en los últimos años como es Anoeta, de nuevo fracaso sobre todo en el juego con errores en todas las líneas, una falta de precisión vergonzosa y sin apenas ocasiones de gol. Podríamos acordar que el gran problema viene en el centro del campo que ni de lejos tiene el peso específico de antaño puesto que André Gomes, Rakitic o Denis Suárez no tienen el nivel de Xavi o Iniesta con 28 años. Busquets sufre tanto como bisagra de ese medio campo que ahora parece hasta malo. Pero para mí existen más problemas. Luis Enrique confía en la enorme calidad y pegada de los tres de arriba. Cuando alguno de estos tres o los tres no están a su mejor nivel, el equipo baja tantos enteros que acaba fallando. Además parece generalizarse la idea equivocada de que no hay que cumplir con unos mínimos en el resto de líneas para que, aún funcionando bien los tres de arriba, el equipo domine las competiciones en las que juegan.
El Barça está a 6 puntos en la liga del R.Madrid. Éste ,como hace en el campo, sigue sobreviviendo gracias al fallo del rival generalmente ; y así le está yendo muy bien. Con los errores lamentables del Barça comienza a ganar una ventaja que en un clásico raro como se dio el año pasado podría ser definitiva para el campeonato si se vuelve a repetir el próximo sábado.
En Anoeta cualquier duelo entre un barcelonista y un local era vencido por el segundo, fuera en la zona del campo que fuera. El empate fue un gran premio visto lo visto. Cierto es que el gol de la Real viene de una falta previa a Mascherano que no se señaló (aunque luego compensó el árbitro al no conceder gol en el remate de Juanmi cuando no existía offside) pero resultó insultante que de nuevo la defensa azulgrana se metiera un gol en propia meta. El Barça perdía la pelota ante  la más mínima presión contraria. ¿Qué fue de la precisión en el pase que era símbolo del juego azulgrana de toda la vida? Ahora se regala la pelota en cualquier línea de modo inaudito. Mucha culpa tienen los nuevos, que parecen no enterarse de nada, pero también los cracks. Tiene que ver con el estado físico y con la preparación que adivinamos planificada para estas alturas de temporada, pero como digo existen unos mínimos a los que nunca deben renunciarse. Mucho trabajo para Luis Enrique por lo tanto pero también para Robert puesto que ahora mismo me resulta indispensable acudir al mercado invernal a resolver los problemas de plantilla que siguen existiendo. Quizás jugadores que tan poco aportan como Turan, André Gomes, Denis, Alcácer; o los menos vistos como Cillesen o Aleix Vidal deban salir y al menos un portero (si saliera Cillesen o Ter Stegen), un lateral-central, un centrocampista y un goleador deberían venir. ¿Lo harán? Ya les digo que no. Quizás llegue algún sustituto para S.Roberto pero no será suficiente. Esto significa que la plantilla seguirá siendo corta y pobre; por lo que sólo una máxima concentración, una reacción de carácter y, por qué no decirlo, una dosis de suerte que nunca parece llegar (no olvidemos que el Barça se ha metido goles decisivos en propia meta o con errores pueriles como hoy Piqué o Ter Stegen en Vigo, las lesiones asolan al plantel y demasiados goles fallados o al palo ) podrían hacer al Barça campeón de liga. Esto es lo que hay ahora mismo. Pero pronto sabremos si el Barça tendrá opciones de repetir título puesto que el clásico del próximo sábado nos revelará la respuesta. Claves: la primera que los azulgranas no se equivoquen de portería y metan los goles en la correcta; y esto no es baladí por lo que estamos viendo desde que comenzó la temporada. La segunda, no cometer errores de bulto ante un equipo que basa sus opciones de ganar precisamente en esto, en aprovechar los errores del rival. Tercera, que los tres de arriba marquen la diferencia. Y cuarto, la máxima concentración y precisión en todas las líneas. Por parte del Madrid, tendrá algunos momentos de dominio con la pelota y generalmente en esas situaciones será menos peligroso, siempre y cuando obviamente el Barça cumpla las premisas anteriores. Su mayor potencial estará en el balón parado (superioridad física y de juego aéreo) y los posibles contragolpes tras fallos de ocasiones de gol del Barça o pérdidas de éste. Como digo, su fuerte general es el aprovechamiento del error rival. Veremos qué sucede.
Por cierto destacar a la Real Sociedad que volvió a hacer el mejor partido del año frente a su rival favorito en casa por octavo año consecutivo.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Duelo de gallos en la liga

DUELO DE GALLOS EN LA LIGA-.
Este fin de semana la liga comenzaba a tomar velocidad con el derby madrileño que finalmente se llevó el R.Madrid por 0-3 en el Calderón.


Triste despedida para el Atleti del que fue su estadio durante décadas. La verdad es que a pesar de lo abultado del resultado no me sorprendió demasiado lo que pasó. En realidad hablamos de dos equipos que se han perfilado de modo muy similar. Ambos juegan buscando el fallo del rival, con una estructura defensiva muy fuerte , con desprecio al balón al que atienden sólo para buscar contragolpes , recurso que ambas escuadras dominan muy bien. Eso y las jugadas a balón parado. Este R.Madrid de Zidane no es tan bueno contraatacando como lo era el de Mourinho por ejemplo pero ha ganado en competitividad porque han regresado a lo que llamo "cultura del gol" , concepto que casi siempre ha impregnado al R.Madrid y a sus equipos. No interesa tanto el juego que es el medio como el fin, que es acertar cara a puerta o al menos poner todo el corazón en el empeño , con una carga de concentración absoluta. Y en eso el R.Madrid es muy bueno. La historia le da  la razón. Zidane lo sabe y sin aportar nada especialmente reseñable en lo táctico sí que ha insistido mucho en este regreso. El francés se limita a aplicar lo que aprendió durante tantos en la Juve cuando a partidos de máximo nivel nos referimos: rigor defensivo, sacrificio colectivo, desprecio por el balón, contragolpe, aprovechamiento del error del rival, máxima concentración en la definición de las ocasiones de gol y dependencia de factores externos como el arbitraje (los errores arbitrales han sido claves para sus triunfos más sonados en el poco tiempo que lleva al frente del Madrid como el gol de Ramos en fuera de juego de la última final de Champions o sin ir más lejos ayer con el penalti inventado para Cristiano que sentenciaba el derby). ¿Cuántos partidos ha merecido perder y ha acabado ganando con goles imposibles, en situaciones descabelladas? Es cultural.  En el área tiran a la primera con el alma y hacen que el instinto predomine. No es casualidad que en muchas ocasiones le funcione tan bien. En este derby en el Calderón volvió a ocurrir. Es cierto que de nuevo un rebote, de nuevo un penalty (inventado por el arbitro), de nuevo situaciones de excepción. Pero todas ellas entran en el juego y el que busca eso desde siempre suele tener ventaja sobre los demás. ¿Y el Atleti? Pues dos equipos tan parecidos que actúan similar corren el riesgo de que el que primero que reciba gol tenga que intentar jugar a otra cosa, a lo que se les da peor: tener la pelota, avanzar líneas y buscar acierto en vez del fallo del rival. Podría haberle pasado al R.Madrid y probablemente hubiera recibido un correctivo del Atleti a la contra pero le pasó a los rojiblancos. Y es que cuando hay que crear fútbol, jugar al ataque y buscar espacios en defensas cerradas ambos sufren mucho. El rebote afortunado que fue gol les hizo mucho daño a los atléticos porque además la carga sicológica de las últimas derrotas en sendas finales de Champions se vuelve muy pesada. El Atleti tampoco tiene cultura de gol y quizás por todos estos factores que expongo volvieron a  errar cara a portería. Griezmann de nuevo perdonó. Y eso se paga muy caro frente al R.Madrid. No aprendieron la lección.

El Barça volvió a fallar en jornada de virus FIFA y con rotaciones (0-0) frente al Málaga en el Camp Nou. Son demasiadas veces esta temporada, demasiadas veces los últimos años. Da la sensación de que el principal enemigo del campeón es el virus FIFA , no los rivales de la competición. Sea como fuere, este problema sólo se puede resolver confeccionando de modo inteligente una plantilla, cosa que el Barça no ha hecho con Robert; y con mucho conocimiento de causa para luego poner en práctica en el campo toda la concentración que se exige para no fallar en este tipo de partidos como fue frente al Málaga. Es de obligado cumplimiento salir a por todas y con el cuchillo entre los dientes precisamente en partidos como estos. Ritmo bajo, cansino y búsqueda abusiva de espacios por medio de combinaciones sin sentido que sólo provocan horizontalidad es lo que en demasiadas ocasiones encontramos en este Barça, incluso cuando los tres genios de arriba juegan juntos. Los andaluces hicieron lo único que se esperaba de ellos. Montar una muralla atrás de dos líneas de 4 y 5 ; y aguardar a que los locales fallaran ocasiones y se obcecaran cara a portería, donde además estaba un Kameni que se convierte en tradicional pesadilla para los atacantes azulgranas. Pero no podemos engañarnos . El Barça tenía obligación deportiva, profesional y moral de ganar este partido. Es cierto que el partido que se perfilaba estaba abocado a un 1-0 o 2-0 fruto de un penalty  o un solitario gol por pura insistencia. Claro que el Barça mereció ganar de sobras y que le anularon un gol legal de Piqué o no le pitaron un penalty clarísimo por agarrón en el minuto 85, pero volvió a suceder lo que tantísimas veces hemos visto ante tantos rivales. El Barça no tiene ni fomenta la cultura de gol que sin ir más lejos tiene el R.Madrid. Su estilo es otro. Esto es indiscutible e incluso loable , pero está tan obcecado en los medios y en el estilo que se olvida muchas veces del fin, que no es otro que el gol. El equipo abusa habitualmente de la sobre elaboración de las jugadas , apenas tira desde lejos con intención, se olvida de las segundas jugadas y así se pierde un valioso recurso que tantas veces ha salvado al resto de equipos, y en odiosa comparación, al máximo rival, como en esta precisa jornada. Cuesta mucho que un rebote te favorezca y se convierta en gol cuando jamás tiras a portería si no es en remate casi irrenunciable y prácticamente a puerta vacía. Esto no conduce más que a un embudo que está costando una sangría de puntos que probablemente tendrá como consecuencia regalar una liga que lleva el nombre del Barça por potencial futbolístico. La mayoria de rivales ya son conscientes de este handicap de los azulgranas y cada vez más se aprovechan de ello. Las enormes murallas defensivas que el Barça tiene que sortear en muchos partidos no deben ser derribadas siempre con buen fútbol de veloces y precisas combinaciones y paredes sino que es necesario añadir al cocktail para que sea ganador otros ingredientes como el disparo de larga distancia, las segundas jugadas, la estrategia en pelota quieta y la máxima concentración en la definición de las ocasiones generadas. No hay más secreto y esto, como digo,es cultural y debe ser fomentado para que se impregne en el desempeño del equipo.
¿Hizo bien en hacer rotaciones Luis Enrique? Obviamente el virus FIFA tuvo que ver. Pero suena trágico que no pueda usar una plantilla que se supone que este año es más amplia y competitiva. Aunque yo afirmo que sigue siendo floja si la comparamos con la de sus grandes rivales locales y europeos. A la vista está. Los nuevos ya se han habituado a esta costumbre nociva de olvidarse de la cultura del gol que en muchos casos tienen por sus clubes de procedencia y que aquí obvian ante la comodidad de aceptar un falso rol de secundarios que no quieren saber nada de la responsabilidad de definir y de hacer gol. Esto es un error , magnificado y evidenciado cada vez más. Y lo triste es que no se mueve un dedo desde la dirección deportiva para solventarlo. Las declaraciones post partido de Luis Enrique o de Robert han sido de apoyo a lo visto, ni un reproche a una nueva decepción. Cierto es que la clasificación hay que mirarla a partir del mes de Febrero-Marzo  pero el clásico puede definir el campeonato antes de tiempo. En la mano del Barça está el destino de esta liga y ahora ya no hay margen de error.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Una nueva etapa: 3 Noviembre 2016, el regreso

UNA NUEVA ETAPA. EL REGRESO.
Comenzamos una nueva etapa cargados de ilusión y optimismo. Sin saber definir si es una afición, una manía, una vocación o una "enfermedad", el fútbol sigue entre nosotros y no podemos evitar continuar estudiándolo. Parecen resueltas las dudas que nos obligaron a parar por prudencia y sirvan estas palabras para anunciar y confirmar que no hemos parado de ver y analizar fútbol.
Dejamos vivas viejas entradas significativas por si precisan refrescar la memoria y viajar hacia atrás. 

Nuevos tiempos corren. El Rey Messi sigue reinando pero puntualmente otros han gobernado también. Es hora de ponernos al día, de que los que quieran contrastar su visión de este hermoso deporte acudan a esta fuente a calmar su sed , a degustar o a simplemente probar algo nuevo. El fútbol es grande , poderoso e irritantemente injusto; pero si no existiera , alguien tendría que inventarlo. Quizás FOOTBIT.CF te ayude a disfrutarlo o a entenderlo mejor. Aquí estaremos.. desde ahora.