jueves, 10 de julio de 2014

Argentina-Alemania: la final justa.

ALEMANIA-ARGENTINA: LA FINAL JUSTA.

24 años después Argentina vuelve a ser protagonista de un Mundial volviendo a una final. Para lograrlo tuvo que derrotar en la tanda de penaltis a la selección tácticamente más rica de este Mundial, la Holanda renovada de Van Gaal (0-0, tras prórroga).

La semifinal no fue tan sorpresiva como la histórica Brasil-Alemania (1-7). Duelo táctico de máximo nivel. Sabella ya había reaccionado en las fases previas moviendo tácticamente el dibujo y pasando al 4-2-3-1. Desaparecieron Maxi y Gago , sustituidos por Enzo Pérez y Viglia. De este modo, Messi se encontró más cómodo. Hay que recordar la primera aparición de los de Sabella en este Mundial, cuando colocó cinco en el fondo provocando un desequilibrio táctico que empobrecía al equipo. La experiencia de Demichelis sostuvo aún más la retaguardia aunque la verdadera clave defensiva estuvo en un colosal Mascherano, omnipresente en todas las zonas de alerta roja para Argentina. Histórica será la imagen en la que tapona un mano a mano de Robben frente a Romero ya en el descuento del tiempo reglamentario. Fue un acierto de Sabella, aun reconociendo que la mayoría de sus decisiones han resultado ser equivocadas . Muy bien cubierta además la baja de Di Maria por Enzo Pérez que trabajó a destajo y también equilibró la medular, insisto, la zona más débil de Argentina. Messi estuvo muy marcado y no destacó individualmente, pero considero un triunfo que la "Messidependencia" de esta escuadra se haya normalizado. Y los resultados han llegado: están en la final del Mundial 24 años después.

 El carácter de Mascherano, las gotas de calidad de Messi, la armonía táctica y la fuerza sicológica de esta selección han sido claves.
Holanda ha realizado un excelente papel en este Mundial. Gracias a Van Gaal han encontrado el camino a seguir. Hay sistema, hay una nueva generación que debe seguir creciendo aunque les sigue faltando un crack goleador arriba que marque la diferencia. Robben ha dicho adiós a estas citas en mi opinión con una dignísima despedida y v.Persie, probablemente ya lo había hecho antes de venir. Pero la defensa es fantástica, gracias al gran trabajo de Koeman en Feyenoord y anteriormente F.de Boer en Ajax (Janmaat, Martins Indi, de Vrij, Blind, etc..). Van Gaal la ha configurado y está lista para competir. Ellos más los incipientes Depay, Wijnaldum, etc... deben ser el presente en pocos meses.
Esta vez Van Gaal, que preparó maravillosamente bien el choque, se quedó sin opción para sustituir a Cilessen por su portero fetiche Krul. Los penaltis decidieron.

Pero la semifinal que pasará a la Historia del fútbol será la de Alemania y su 7-1 a Brasil. Creo que Brasil equivocó el camino desde el principio. Es cierto que pasa por una crisis de talento evidente. Tiene grandes centrocampistas pero adolece de laterales de alto nivel (vieja marca de la casa que parecen no salir como antaño) y sobre todo, delanteros de máxima referencia. Pero Brasil siempre ha sido el representante más elevado del "jogo bonito" y lleva demasiado tiempo separado de su esencia. Este invento de Scolari se sostenía con alfileres, concretamente dos: Thiago Silva , el líder supremo de una defensa mediocre; y Neymar Jr, el talento en estado natural. Cuando los dos alfileres no han estado, se han estampado contra el suelo. Resultaba patético ver a Luiz Gustavo (maravilloso torneo que ha realizado que no debería verse empañado por la tragedia deportiva de esta semifinal) no tener a nadie de garantías al lado o delante para pasar el balón. Sin circulación en el medio, sin delanteros de nivel arriba, con una defensa en la que David Luiz o Marcelo eran peleles , pasó lo que tenía que pasar. Eso sí, muy exagerado. Y lo fue porque en estas grandes citas, nadie perdona. Y el fútbol es caprichoso y terriblemente duro en ocasiones. Impredecible e inexorable. Dictó sentencia en esta semifinal y le gritó a Brasil en su cara que no puede seguir permitiendo humillaciones de uno de los equipos que mejor le ha sabido entender y expresar. Es hora de reflexión para Brasil. Agarrados al talento de Neymar Jr. y de Oscar, tiene que recuperarse de este batacazo. Ambos deben liderar a una selección que tendrá que renovarse a fondo, empezando por su entrenador, trasnochado y errático. Ahora , quizás injustamente y sin querer hacer leña del árbol caído, se nos vienen a la mente grandes soluciones que se obviaron: Diego Costa, Damiao, Danilo, Diego Alves...
Alemania ha sido todo lo contrario. Löw se ha mantenido firme en su idea y ha ido creando un grupo unido, tácticamente completo, físicamente imponente y con la mente preclara. No es tiki-taka puro, es como Alemania interpreta el tiki-taka. Cuando tienen el balón, lo hacen circular a la velocidad de la luz con la calidad de sus grandes centrocampistas que invaden toda la medular : Schweinsteiger, Kroos, Gotze, Khedira , Ozil, etc... Draxler por cierto (mi debilidad) no es titular aún pero es un recambio de plenas garantías a pesar de su juventud, que está llamado a ser el líder de esta selección. Pero cuando no lo tienen(el balón), muerden en la presión, saben ocupar el espacio con solvencia y tienen la paciencia suficiente para recuperarlo en el instante preciso. Su defensa está liderada por el mejor central del mundo, junto con T.Silva: Hümmels. Excelencia táctica, técnica y el mejor juego aéreo del mundo. Löw comenzó el torneo cometiendo el mismo error que Guardiola: colocar al mejor lateral derecho del mundo en el centro del campo (Lahm). Pero supo rectificar a tiempo. Cuando lo hizo, Alemania vio la luz. Tapó bien la banda derecha y selló su defensa. Además revitalizó la medular y todo comenzó a funcionar. Otra innovación táctica de Löw fue presionar muy arriba a Brasil , consciente de las extravagancias de David Luiz en la salida de pelota. Khedira adelantó su posición y actúo como un stopper adelantado que castigó muchísimo el intento de inicio de jugadas de Brasil. Los locales optaron casi siempre por el pelotazo largo y ahí nada tenían que hacer ante las torres germanas del fondo, con un imperial Hümmels dirigiendo la retaguardia.

Alemania también tiene la fortuna de contar con varios jugadores que rinden de manera excepcional cuando actúan con la selección: Klose, Kroos, Howedes, Muller, Khedira, etc... Es mérito de Löw. Estos jugadores no destacan excesivamente en sus clubes pero cuando se incrustan en el engranaje del equipo nacional resultan piezas de incalculable valor y resultado magnífico. Pero por eso debemos tener cuidado de no caer en sobrevalorar las piezas individuales de esta formidable selección puesto que individualmente consideradas sin duda dejan ver la cruda realidad. Si nos guiamos por esta excepcional semifinal, Klose parecía el mejor delantero de la historia del fútbol, Kroos el mejor centrocampista del mundo o el gol de Shurrle es digno del mejor jugador de todos los tiempos. Mi consejo es que se acerquen a este partido colocándose en situación y que no se saquen conclusiones fuera de contexto pues les llevaría a conclusiones marcianas.
Volviendo a la histórica semifinal, tras la cantada enorme en el primer gol de la inoperante zaga brasileña (¿Qué hizo David Luiz?) , los brasileños entraron en estado de shock recibiendo el segundo y tercero casi seguidos. No entiendo cómo Filipao no reaccionó a tiempo parando el partido y haciendo algún cambio (quizás Ramires por un tierno Bernard), con objeto de fortalecer la medular y al menos evitar el descalabro . Pero ni eso hizo. Así, en estado de shock, Brasil recibió una cura de humildad histórica que jamás se olvidará.
Llega una apasionante final: Alemania-Argentina. Creo que sinceramente las dos mejores selecciones del torneo, cada una en su estilo. Messi cumplió su objetivo. Será fascinante. Enorme el Mundial que estamos viviendo. Gracias al fútbol.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Footbit.cf no aceptará comentarios obscenos, malsonantes, moralmente incorrectos , insultantes o fuera de contexto.En cualquier caso, Footbit.cf declina cualquier responsabilidad por los comentarios realizados aquí , la cuál recaerá en el emisor de los mismos.