jueves, 19 de junio de 2014

Fin de ciclo del Barça... y de España

Fin de ciclo del Barça... y de España.

España cae ante Chile (2-0) y se despide del Mundial más triste de su historia moderna.

En el fútbol abundan los despistados. Y muchos pensaban que los caminos del Barça y de la selección española eran distintos. Siempre defendimos aqui la realidad, que no es otra que la selección cambió su rumbo histórico cuando Luis Aragonés dio los galones al núcleo barcelonista del incipiente equipo campeón y se cargó del equipo nacional al mando existente (Cañizares, Raúl, Salgado, etc...). De aquella trascendental decisión nació un nuevo orden dentro de la selección con el liderazgo de Xavi, Puyol y Casillas , éste último como imagen amable del nuevo régimen para que esta nueva situación no escociera demasiado en los sectores más sensibles del fútbol nacional. Se eligió el estilo tradicional del fútbol azulgrana y a sus principales protagonistas para que ejecutaran el modelo en el equipo nacional. Tras los vaivenes y dudas iniciales, los resultados fueron los que fueron.
El caso es que el tiempo ha pasado y lo hace también para los grandes futbolistas que sostenían a este gran equipo. Al igual que ha ocurrido en el Barça, la obsolescencia y el desgaste de jugadores claves como Puyol, Valdés, Alves, Abidal, Xavi o Villa provocaron lo que ha acontecido en estos tres últimos años especialmente. Desde la dirección deportiva del Barça, con el incapaz de Zubi a la cabeza, no se supo corregir la situación. Y si pueden verlo, el paralelismo con lo acontecido en la selección se convierte en pura analogía y similitud. Si Xavi, Puyol, Césc, Villa, Piqué, Pedro o Iniesta  no están ya en el Barça o han bajado alarmentemente su rendimiento aún estando, lo lógico es que esta situación se traslade a la propia selección española pues hablamos de la inmensa mayoría de jugadores que la nutren y conforman el estilo de juego que comparten.  Esto mismo ha ocurrido con otros tres futbolistas muy importantes , en este caso, del R.Madrid: Casillas (por razones internas del club provocadas por el terremoto Mourinho), Arbeloa y Alonso (ambos por pura cuestión de edad , ideario futbolístico y desgaste). El caso es que ha pasado con España igual que en el Barça, donde no se ha sido capaz de evolucionar y buscar los recambios adecuados para garantizar el rendimiento mínimo.Excusas a este hecho podemos encontrar muchas pero la auténtica realidad es que no se ha sido capaz de realizar con éxito esta tarea. Y esto en el fútbol se paga caro porque en el campo te aplastan con la realidad (como le pasó al Barça con el Bayern y este año con un final de temporada cuasi ridículo o a la propia España con el serio aviso que Brasil le dio en la Copa Confederaciones o esta participación humillante en el Mundial de Brasil).
Del Bosque se dejó llevar por las presiones y probablemente sólo escuchó en el vestuario a los que más gritaban. El caso es que se cargó a Piqué y a Xavi para dar entrada a Javi Martínez y a Pedro. Ni se acordó de fijos en sus equipo de éxito como Césc o Villa. Con esta decisión se produjo un relevo de galones. El liderazgo pasaba a Xabi Alonso, a Ramos y a Casillas. Doble pivote puro y duro con Busquets de escolta de un supuesto nuevo líder en el medio campo como Alonso; y una nueva salida de balón desde atrás con pelotazo largo con Ramos de capitán de la nueva zaga, en la que Javi Martínez debutaba.
El resultado del "nuevo orden" de la selección saltó a la vista. Basta con analizar el primer gol de Chile. Alonso al contrario, fiesta atrás y ... ya conocen el resto.
Con ese "nuevo orden", la circulación de balón se ralentizó aún más, fue menos precisa y se quiso sustituir por una pretendida velocidad en el juego, abusando del pase largo. Fue un cambio de estilo en toda regla que provocó un colapso monumental en un engranaje que fallaba desde hacía tiempo pero que con esa supuesta solución estalló por los aires.
Ver a Ramos apartar a sus compañeros para lanzar las faltas ejerciendo ese nuevo liderazgo (no estaba Xavi, como decimos) fue sonrojante. Cada ataque de Chile se convertía en una película de terror en la defensa española pues la lamentable actuación de Ramos frente a Holanda fue "premiada" con esta , insisto, nueva situación. Javi Martínez es un excepcional centrocampista que debía sustituir a un Alonso que pide a gritos la jubilación anticipada pero nunca puede ser un central solvente y menos si tiene a su lado a una bomba de relojería permanente como es Ramos.
Iker Casillas es el mejor portero de España de todos los tiempos y uno de los mejores de la Historia del fútbol. Pero por las razones que sean, en su club perdió el estatus y pretender que con apenas 10-12 partidos al año mantenga su nivel en España es casi una utopía. No es que esté "viejo", es que ha perdido el ritmo de competición. Su relevo está tirando la puerta a patadas por cierto: De Gea. Y así con Xavi y Koke;  y los que no vinieron como Michu  o Llorente, o Tiago... etc. No es acordarnos de los que no están, es analizar la situación que ha llevado a España al precipicio, y que tanto ha tenido que ver con no ejecutar decisiones de relevo generacional con tino.
Quiero transmitir que debemos instruirnos de esta magna lección que deja el Mundial. Es un fin de ciclo y hay que aprovechar para aprender y continuar con la idea futbolística que nos ha llevado a la cima mundial del fútbol. Se trata de renovar a las "viejas piezas" por las nuevas, pulirlas y acoplarlas en el engranaje, del cuál no deberíamos renegar nunca más. Este experimento peligroso de Del Bosque nos puede hacer caer en la desesperación y en el retroceso histórico que sería volver al recurso de la vieja "furia española". Ojalá no sea así. Cuenten, si tienen dudas, los títulos y éxitos que se cosecharon con ese viejo estilo de España y compárenlo con el que hemos disfrutado en este paréntesis histórico que ha durado 6 años.
El Barça y la selección española han caminado de la mano por el sendero de la gloria. Ahora las dos están en el mismo agujero negro. ¿Serán capaces de salir?¿Juntas como lo han estado los últimos tiempos o separadas como casi siempre aconteció? Veremos qué decisiones se toman y quiénes son los responsables de tomarlas. Del Barça ya hablaremos en su momento (tiene muy mala pinta, empezando por el portero que parece el elegido para liderar el nuevo proyecto y que participó esta noche en la victoria de Chile con una engañosa actuación), pero ahora lo hemos hecho de España. El verdugo ha sido Chile (excelente equipo, bien preparado por Sampaoli, tácticamente rico, físicamente exhuberante y difícil de vencer) pero realmente esta selección ya vino cadaver a este Mundial. Toca reflexionar y elegir el camino a seguir.
EL MEJOR: Alexis.
EL PEOR: Xavi Alonso.

(foto:yourway magazine, Rocio Muñoz)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Footbit.cf no aceptará comentarios obscenos, malsonantes, moralmente incorrectos , insultantes o fuera de contexto.En cualquier caso, Footbit.cf declina cualquier responsabilidad por los comentarios realizados aquí , la cuál recaerá en el emisor de los mismos.