domingo, 2 de septiembre de 2018

Nueva temporada 18-19

Nueva temporada 18-19.- Análisis

Comienza una nueva temporada aún con cierta resaca del magnífico Mundial que hemos vivido en Rusia. Procedamos con el habitual análisis de principio temporada, global para los favoritos en España y en la Champions, y más específico para el FC Barcelona.

Champions League.- Si bien ningún equipo se ha reforzado de modo espectacular sí que se puede destacar el mantenimiento general de las estrellas por parte de los favoritos, a excepción del R.Madrid que ha perdido a su buque insignia Cristiano en favor de la Juventus. Centrándonos en este punto , debemos ser honestos y mirar las cosas desde el punto de vista estrictamente futbolístico. Creo que Cristiano es un veterano super goleador, un depredador del área, que fuera de la misma no ha dejado de ser en los últimos 5 años una mera sombra en el campo.El caso es que también creo que no ha sido tan decisivo como se piensa en los triunfos del Madrid en Champions. Como siempre que miramos la estadística en el fútbol debemos hacelro con mucho cuidado y conocimiento del juego para no llevarnos a engaños. Los números en términos absolutos casi siempre esconden la verdad futbolística o la distorsiona. Él siempre salió en las fotos dando la puntilla al rival de turno ya derrotado, pero casi nunca fue el causante real de dicha derrota. Antes al contrario, piezas claves en el medio campo como Kroos, Casemiro, Isco o el propio Modric (el mejor de todos), las heroicidades de Keylor Navas más las circunstancias ajenas al juego que todos conocemos sí que podrían explicar los triunfos de los blancos. Creo que en lo que sale perjudicado el Madrid es en la pérdida de la dosis extra de moral y de voluntad de ganar que aportaba Cristiano además de ese halo de fortuna propia de un valioso talismán en Champions que siempre le envolvía, aunque sí algo caracterizó históricamente a los blancos siempre fue su ansia de victorias. Los refuerzos del Madrid han sido discretos y su entrenador no ofrece a priori garantías de éxito ni de personalidad ganadora, pero no existe en el mundo un equipo que compita mejor en este juego que el Madrid así que será uno de los favoritos al título. La Juventus se ha reforzado bien manteniendo su estructura de grandes jugadores (la promesa Dybala,Alex Sandro, Chiellini, Cuadrado, Mandzukic,Pjanic..) y con el impacto mediático del fichaje de Cristiano. Ha recuperado a su insignia Bonucci tras su extraño viaje de ida y vuelta al rival directo (algo que sólo en Italia podría ocurrir), ha fichado buenas oportunidades de mercado como Emre Can o Cancelo e incluso se especula con el regreso también de Pogba en Enero. Buffon ya era más un lastre que otra cosa y ha sabido negociar ese problema con elegancia. Otro gran favorito al título. Roma y Bayern serán animadores de la competición. No creo que ninguno de los dos tenga opciones reales de victoria . El Bayer sigue con su núcleo de veteranos que le lastran y aunque haya mantenido a sus estrellas Lewandovski, Kimmich y Alaba, veo que le falta gol y frescura en el ataque para derrotar a sus rivales. La Roma será eso un animador curioso y capaz de alguna singular sorpresa sin gran recorrido (como lo fue el año pasado con el ridículo del Barça). Igual ocurre con el renovado Inter que vuelve al torneo tras su travesía por el desierto. No le veo capaz de ganar el título y penalizado por el sorteo tendrá dificultades para pasar el corte. Aunque un planteamiento ultra defensivo contra el Barça le podría salir bien si aprovecha sus oportunidades y los azulgranas mantienen su pobre competitividad en Europa. Sin opciones reales de ganar.
El PSG es un elemento extraño en la competición. Es un paradigma de lo que se viene a llamar "club-estado", sin estructura de gran club futbolístico ni tradición de campeón pero con un respaldo financiero colosal que le refuerza con grandes futbolistas atraídos por las astronómicas fichas que son capaces de pagar. Tuchel es un entrenador extraño también aunque da imagen de tener ideas claras. Hizo una gran labor en el B.Dormund pero se me antoja complicado que pueda re-orientar a todas las piezas para conseguir una victoria final. Al final los jugadores que fichan por este tipo de clubes millonarios, en ligas menores , suelen tener el dinero como prioridad absoluta y en momentos competitivos donde hay que dar algo más quizás no sean capaces de hacerlo. Obviamente no me refiero a Cavani o a Mbappé, auténticos profesionales de altísimo nivel y referencias futbolísticas mundiales en este momento. Sí al perfil Neymar. La absurda testarudez de Al-Kehlaifi negándose a traspasar a futbolistas que piden salir (Rabiot, Neymar, finalmente dejó salir a Gueddes, etc...) y por los que no va a obtener ni dinero ni rendimiento sino problemas de vestuario será otro handicap para el propio equipo. En fin, puede llegar lejos aprovechando que en su liga no necesita esforzarse demasiado para dominar y así poder estar fresco en Champions. No le veo campeón, sí puede llegar a semis o perder una hipotética final.
El City es el gran favorito según las apuestas, aunque el Barça suele serlo casi cada año y lleva 3 sin conseguir el título. Lo cierto es que el equipo ya está totalmente dominado por Guardiola que lo ha investido con su personal e intransferible sello. Juega muy bien, compensado aunque sigue padeciendo el viejo defecto que también tuvo en Barcelona. Muy poco rendimiento goleador a pesar del enorme caudal de juego que despliega en cada partido. Eso se paga y muy caro en Champions. Este punto y las lesiones son lo único que nos hace pensar que no es el máximo favorito aunque sí uno de los 4 que veo con opciones de ganar el título.
El Manchester Utd con el problema Mourinho que ellos mismos se han buscado tampoco parece favorito aunque puede resucitar en cualquier momento. El caso es que Woodward y los Glazer renovaron el año pasado a Mourinho y ahora deberían ser consecuentes. El portugués ha pedido 5 fichajes y sólo le han traído a uno (Fred)cuando hablamos probablemente del club más rico del mundo. Lo normal es que ahora tengan un equipo a la deriva, un entrenador cabreado y una afición triste . Además hay futbolistas descontentos que piden salir y se les mantiene a sangre y fuego en un absurdo como el del PSG (Pogba, Herrera, etc...).Todo esto no ayudará y hará que sea muy complicado que el ManU evolucione y pueda ganar el título.
El Liverpool del excéntrico Klopp será capaz de lo mejor y de lo peor. Me disgustó mucho su actitud en la final del año pasado. Klopp tuvo su oportunidad de montarla como merecía la situación cuando ocurrió la espantosa acción de Ramos sobre su estrella Salah. En vez de quedarse mirando, aplaudir y poner cara de cordero degollado, era el momento de reclamar ante todo el mundo el castigo para Ramos en semejante escenario. Pasados muchos meses , cuando ya no se puede hacer nada para remediar aquella injusticia, se dedica a clamar en el desierto y a atacar a Ramos, que una vez más se salió con la suya en este torneo. Han mantenido el núcleo de buenos jugadores y saben desarrollar su juego de contragolpe a la perfección . Además han fichado a un buen portero resolviendo al fin el enorme problema Karius.Pueden llegar a semis e incluso repetir final.
El AT.Madrid también se ha reforzado muy bien manteniendo lo bueno y fichando lo que necesitaba . Simeone permanece y esto coadyuva a la solidez del conjunto . Añadido a que la final se disputa en su estadio, tenemos todos los ingredientes para que consideremos al AT.Madrid favorito. Para mí dos problemas: la presión de ganar y/o el miedo a hacerlo; y el exceso de pasión, que puede llevar a cometer graves errores de bulto en momentos claves del torneo. No ha comenzado bien la liga lo que indica el grado de obsesión con la Champions probablemente.
FC Barcelona.-
Se ha celebrado enormemente que por fin el club haya podido vender bien y obtener ingresos de cesiones y traspasos. Yo creo que esto obedece a un error de concepto. La pregunta en el Barça siempre debería ser si se ha fichado bien, no si se ha vendido bien porque el Barça no es un club vendedor, o no debería serlo. Eso no obsta a que sea un acierto desprenderse con beneficio económico de los futbolistas que no den la talla . En mi opinión se ha cometido un error vendiendo a dos futbolistas que podrían haber dado un enorme rendimiento y que eran más que válidos: Paulino y Yerry Mina. El primero demostró su capacidad goleadora y competitividad la temporada pasada a pesar de la enorme bobada mediática que se creó por entender que no cumplía el perfil Barça, algo absolutamente incierto y de cariz estúpido. Los mejores "Barças " fieles al estilo tuvieron piezas similares a Paulinho : por ejemplo Bakero en el Barça triunfante de Cruyff o Touré Yayá o Keita en el de Guardiola. Encontrar un centrocampista llegador como Paulinho que garantice 10-12 goles decisivos en la temporada es casi como buscar una aguja en un pajar. El año pasado sólo faltó en Roma y todos sabemos lo que ocurrió. Es del todo incomprensible y una baja muy sensible para el Barça. Algo parecido ocurre con Yerry Mina. El Barça adolece de juego aéreo, sufre muchísimo en esa parcela y se desprende de uno de los mejores del mundo en ese aspecto, tanto en ataque como en defensa. Ha sido básicamente decisión (equivocada) de Valverde que nunca le cayó en gracia . Mina es joven , un gigante en los balones aéreos (1,94), más rápido y ágil de lo que parece , con buena técnica y hubiera cubierto ese déficit que apuntamos. Sus ganas de triunfar, sacrificio y buen rollo en el vestuario son también aportaciones que el Barça dejará de tener. Ahora la plantilla sólo tiene un central diestro y acumula 3 zurdos (uno habitual visitante de la enfermería : Vermaelen) . El resto de bajas son correctas y necesarias, incluido la de Iniesta, el cuál ha sido pieza clave del engranaje del éxito pero que ahora ya no podía soportar la alta competición por razones físicas. Aunque se han quedado en el equipo 2 jugadores que serán un lastre absurdo: Samper (independientemente de su desgraciada lesión , siempre ha sido el niño mimado de la cantera pero el chico no ha demostrado nada para formar parte de la plantilla ni en las cesiones ni cuando jugado en el primer equipo)y Denis Suárez (absolutamente acomodado, empieza alguna que otra jugada con calidad y las acaba casi todas horrible, juega sin norte a dárselas a Messi y pasar el tiempo consciente de la fortuna que tiene de estar donde está). Sí me gusta que finalmente Rafinha (el mejor de la pretemporada) se haya quedado y también Munir. Primero porque ambos son canteranos, segundo porque tienen calidad y tercero porque ambos hicieron buenas temporadas el año pasado. Siempre he defendido que Rafinha es en puridad mejor jugador que su hermano, a pesar de que ha sido considerado mediáticamente en un escalón inferior desde que aparecieron en escena ambos. Y lo es porque es más sacrificado, conoce mejor el objetivo del juego, tiene mucho más gol , mejor disparo, tiene más sentido táctico y físicamente es superior. Al Barça le viene de perlas porque puede jugar en ataque partiendo de ambas bandas y también como equilibrio interior en el medio campo. Tras una excelente pretemporada no existía ninguna razón para traspasarlo a pesar de la tozudez de la dirección técnica. Munir también me gusta que se quede. No es un crack, ni lo será nunca pero si sigue en progresión puede marcar más goles en un equipo que prácticamente no tiene delanteros. Si mejora en la definición será una pieza de enorme valor saliendo desde el banquillo o bien jugando partidos de menor valía como titular para dar descanso a Suárez.
Mi valoración de los fichajes:
1) Lenglet.- Es un muy buen central, elegante y con perfil Barça. Su fichaje por ese precio tan razonable está más que justificado. Le he visto inseguro y tímido pero deberá pasar el periodo de adaptación por eso no tendría sentido que no juegue titular la mayor parte de la liga y la Copa.
2) Arthur.- Muy técnico, ve el fútbol como un centrocampista tipo del Barça y se desenvuelve bien cuando se le presiona. Debería jugar mucho más para que se adapte lo más rápido posible. Apunta a buen fichaje aunque ya debe empezar a destacar más en el pase vertical y no acomodarse a lo Denis o Samper buscando exclusivamente quitarse el balón de encima en pase horizontal para salir del paso.
3) Arturo Vidal.- Una frivolidad más que una necesidad. Perder a Paulinho con 29 años y un rendimiento excelso tanto en el Barça como en su selección para cambiarlo por Vidal con 31 años y con lesiones de gravedad a su espalda no es un buen negocio por mucho que lo vendan así .Se puede interpretar como una oportunidad de mercado (es innegable que lo es) pero debería ser más un complemento que un arma de primer nivel. Hace 5 años sí que hubiera sido un "pelotazo", ahora es más una operación de imagen que una amenaza para el rival. Falto de velocidad, de gol y menos intenso por razones puramente de edad y desgaste, no debería resultar más que una pieza de recambio desde el banco .
4) Malcom.- Es tan veloz en el campo como Abidal y Segura lo han sido con su fichaje. Habrá que verlo más porque Valverde apenas ha contado con él. Con seriedad le vimos en Valladolid fallando un clamoroso mano a mano que hubiera decidido el difícil partido. Mal comienzo. Debe adaptarse y por lo tanto jugar más, centrarse en el gol, el fabuloso disparo que tiene con la zurda y tener personalidad para no achantarse con Messi y Suárez. No le espero hasta después de Navidad al menos, me da que le va a costar la adaptación.

Hubieran faltado al menos dos fichajes más: un delantero goleador de alto nivel como Timo Werner o Dybala porque la plantilla se ha quedado con los habituales Messi y Suárez, más sólo Munir desde el banquillo. Falta por ver si Démbelé y Malcom dan la talla y transforman en gol las muchas ocasiones que tendrán. Tengo muchas dudas sobre este asunto. Y también falta un centrocampista de contención, calidad, físico y llegador con gol  que suba el último peldaño de excelencia a la medular para poder dominar el juego con el balón en cualquier escenario y frente a cualquier rival: Pogba o Rabiot.

Lo bueno: Me gusta que la dirección técnica haya tornado el sentido de sus decisiones hacia la Masía. Que permanezcan en la plantilla Rafinha, Munir, Aleñá, Miranda y que se le vayan a dar oportunidades a la perla Riqui Puig es una magnífica noticia.
Ahora más que nunca es importantísimo que la cantera vaya tomando cuerpo en el primer equipo, no sólo porque hay calidad para ello sino porque el núcleo de la potencia del equipo debe estar ahí para hacer frente a todas las agresiones deportivas y extra deportivas que sufre diariamente el club. La fortaleza y el entendimiento de lo que es el club que aporta un canterano es incomparable además de necesario.
También me gusta que se haya recuperado velocidad en ataque con Malcom y Démbelé puesto que Messi y Suárez o el propio Munir no la tienen . De ese modo los rivales cuando empujan a la desesperada para intentan revertir un mal resultado dejan espacios que deben ser aprovechados por la velocidad de los delanteros azulgranas (es lo que más faltó en Roma cuando los italianos atacaban a la desesperada y ni Suárez ni Messi eran capaces de ganar en velocidad al espacio a los defensores romanos).
Hay que destacar que la plantilla es más completa y fuerte que la del año pasado, también pensando que este año Coutinho sí podrá jugar Champions y está adaptado al club . El brasileño debe convertirse en una de las más potentes armas del Barça para batir a cualquier rival por su calidad, desequilibrio, gol y terrorífico disparo de media y larga distancia.
Lo malo: la debilidad en el juego aéreo. A pelota parada Francia ha ganado este Mundial y precisamente ha servido la cita mundial de Rusia para que el fútbol reconsidere la enorme importancia de las jugadas de estrategia y la pelota en el aire. El Barça sigue sin ser firme en este aspecto. No sólo en defensa sino lo que es más grave también en ataque donde la mayoría de córners a favor los convierte en peligrosísimos contragolpes del rival , muchos de ellos acaban en gol. Perder a un valor en alza en este campo como era Mina es imperdonable y absurdo.
El sempiterno defecto cultural azulgrana de la falta de gol. Me refiero con esto no a los términos absolutos sino a los relativos. Este aspecto nunca es bien entendido en can Barça, ni nunca se enfrenta de verdad para resolverlo. En Roma también se perdió por este asunto. Con 0-0 Sergi Roberto y Suárez dispusieron de dos ocasiones de gol decisivas que hubieran matado la eliminatoria sin remisión. Los errores en la definición no sólo te debilitan frente al rival sino que a éste le hace crecer, arriesgar más en la presión y perder el miedo a embotellarte en tu área puesto que las contras nunca aparecen o se diluyen solas.
El 4-3-3.- Para mí fue acertado que Valverde se acogiera a lo que conoce y fuera conservador adoptando el 4-4-2 con el regreso del doble pivote durante la temporada pasada. La falta de gol en parte se palió con la seguridad defensiva extraordinaria que esta disposición táctica aportó al equipo.Paulinho y su calidad goleadora sorpresiva e incontrolable para el rival también coadyuvó al éxito. Todo ello fue necesario porque hay que recordar que los fichajes no llegaron a tiempo y Neymar se había marchado. La depresión invadía a la afición y al propio club. Esto ha cambiado este año porque la presión mediática ha hecho a Valverde reconsiderar sus decisiones pasadas y regresar al 4-3-3. Soy el primero en defender que el 4-3-3 es la mejor disposición táctica para el Barça pero siempre y cuando disponga de una plantilla colosal y un 11 formado por los mejores jugadores del mundo. La pregunta es: ¿eso ocurre ahora, tiene a los mejores del mundo? La respuesta es dolorosa pero impepinable: no. Ese 4-3-3 sufre cuando se quiere imponer por calidad a centros del campo poblados y poderosos en lo físico además de técnicos y hábiles para disponer contragolpes. Creo que la debilidad defensiva ya se hace notar mientras que arriba se siguen perdonando ocasiones sin sentido. Además el abuso del pase horizontal, el pedir la pelota al pie, la comodidad en el juego, el que nadie se desmarque al espacio, la obsesión en ataque con Messi en vez de con la portería rival son defectos que se acentúan con el 4-3-3 actual.

Conclusión y pronóstico.- Si el equipo sube su porcentaje de definición cara al gol entonces podrá aspirar a ganarlo todo. Esto significaría un nivel goleador desconocido por parte de Dembelé , Malcom, Munir y recuperar al mejor Suarez y Messi. No creo que lo haga por lo que sólo podría conseguir la Champions si regresa al 4-4-2 y los titulares descansan durante la mayor parte de la liga. Viendo además el sorteo que ha acontecido, si estas premisas no se tienen en cuenta no me sorprendería que cayera en la primera fase de Champions. Otra cosa también es que en Enero llegara Pogba o Rabiot, se impulsara el medio campo y hubiera sobrevivido a la 1º fase de Champions. Puede ser que volver a contar con la mejor medular del mundo pudiera revertir la situación y tener éxito en Champions y liga.
Mis dudas sobre Valverde se acrecientan. Fue patético en Roma, superado por los acontecimientos y con Paulinho en el banco con cara de cordero degollado. Me extraña que sea capaz de tomar decisiones de peso, jugar el grueso de la liga y la Copa con suplentes que garanticen la frescura del núcleo duro del equipo para los partidos grandes de Champions; y hacer hincapié en la necesidad de aprovechar el recurso del contragolpe , de la concentración en la definición cara a puerta y el uso del 4-4-2 como herramienta necesaria para salir bien parado de situaciones complicadas.
Pronóstico: no podemos ser adivinos obviamente pero por los ingredientes del cocktail actual creo que si en enero no viene Pogba o Rabiot; se vuelve al 4-4-2 al menos en partidos de altísimo nivel y se sube el rendimiento goleador el Barça fracasará en esta temporada y no ganará nada. En cambio , sí estas premisas se dan, sobre todo lo que tiene que ver con el porcentaje goleador lo que implicaría la definitiva explosión de Dembelé y de Malcom, el Barça ganará al menos Champions o Liga. Ya veremos.

lunes, 16 de julio de 2018

El Mundial del VAR

EL MUNDIAL DEL VAR.-

Como suele ocurrir, nada más conocerse la designación por parte de la FIFA de Rusia como sede del Mundial, las críticas a la decisión arreciaron desde la prensa y desde el mundo del fútbol en general. La seguridad, los posibles desencuentros diplomáticos, potenciales boicots de selecciones, etc. Pero la realidad de nuevo dejó a cada uno en su sitio. Ha sido un Campeonato del Mundo modélico en la organización, en la seguridad y prácticamente no han existido incidentes relevantes. Lo más llamativo resultó la novedad del uso del VAR, que cambió el curso de muchos partidos. Sinceramente entiendo que en general se utilizó correctamente. Quizás el mayor error pudo estar en la finalísima cuando parece que el gol en propia meta de Mandzukic vino precedido de una posición en offside de Pogba que intervino con su salto en el desarrollo de la jugada. Cierto es que Griezmann engañó al arbitro tirándose en la falta pero aquí el VAR no puede intervenir. Luego en el segundo gol, con VAR o sin VAR, la interpretación última siempre es del árbitro (para mí no fue mano intencionada de Perisic) y todas son válidas cuando se pitan . Me dejó un cierto desasosiego que la final acabara así. Creo sinceramente que el mejor equipo del Mundial ha sido Croacia, el que mejor ha jugado y quizás el que más méritos hizo para conquistar el trofeo. En la misma final, Croacia llevó todo el peso del partido, del juego, de la pelota y sólo dos polémicas decisiones del árbitro en la 1º parte decantaron el desenlace de aquélla. Desde el pasado Mundial vengo diciendo que Francia iba a ser la favorita para Rusia porque la generación de futbolistas que se estaban reuniendo la hacían única. También creo que Deschamps es un gran entrenador, aunque su gusto por ese fútbol tosco, ultra físico y ausente de balón me desencante. Este punto era precisamente el que me hizo desconfiar de Francia y por eso no la contemplaba como campeona, si el resto de las favoritas daban su nivel (cosa que evidentemente no ha ocurrido). Entendí que Deschamps no iba a cambiar y que iba a ir partido a partido jugando a no perder y esperar el error del rival. Y le ha salido bien aunque para mí la clave de ese éxito ha estado en que los grandes favoritos han fracasado estrepitosamente. Brasil, España, Alemania y Argentina eran las portadoras del estandarte del buen fútbol, del dominante, del balón como protagonista del juego; pero las cuatro fracasaron por diversos motivos. Brasil por su absurda dependencia de Neymar, cuando muchos comenzamos a atisbar el mal camino que ha elegido este futbolista , alejándose de la disciplina y el espíritu del crack dedicado a este deporte y a competir; para tornarse despistado por los focos mediáticos y atrapado en demasiadas distracciones distintas de lo que ocurre en la cancha. España porque desde que se cerró el paréntesis de frescura y fútbol hermoso que vivió con la llegada de Luis Aragonés y luego Del Bosque, vive en permanente discusión y confusión sin saber a qué jugar y sin rumbo ni liderazgo por los enormes problemas del RFEF. Rubiales parece decidido a salvaguardar el estatus de neutralidad de la RFEF y ha dado un golpe de en la mesa nada más llegar cortando por lo sano uno de los grandes cordones umbilicales que les unía con R.Madrid. La decisión de contratar a Luis Enrique sólo puede ser interpretada como pura coherencia con esta determinación. Es loable pero supone un enorme desafío y enfrentamiento contra la prensa nacional, el  status quo que se quería recuperar desde Madrid y la propia presión del fútbol español. Será muy difícil que el Presidente pueda sacar adelante el proyecto en estas condiciones.
Al respecto de la ex-campeona, Joachim Low se equivocó en no tomar decisiones drásticas cuando estaba disfrutando del sabor de la victoria. Les tocaba renovarse y no fue capaz de dar el relevo a la nueva generación. Las dudas sobre la vieja guardia: Neue, Özil, Khedira, Gómez, Müller,etc.. se convirtieron en certezas y ahora toca comenzar desde cero con los Werner, Goretzka, Ter Stegen, Kimmich, Süle, Sané, Brändt, etc.. Lo de Argentina sí que en cierto modo no me sorprende aunque el cariño que siento por esa selección confieso que me negaba a aceptar la realidad. El Mundial le ha puesto en su sitio. La lista de Sampaoli era delirante, las diferentes alineaciones y sistemas de juego exactamente igual. La presión, los nervios ,el enorme empacho táctico que tenían los futbolistas les hizo rendir muy poco y sólo las gotas de calidad de un Messi ahogado por su propio equipo y el enorme corazón de sus futbolistas les permitió alargar la agonía hasta octavos de final. Una seleccionador que se permite dejar fuera de la lista o en el banquillo a jugadores como Dybala,Lautaro, Icardi, Perotti, Rulli, Pastore, Funes Mori (a pesar de su recuperación tardía tras su grave lesión),Bataglia, Paredes, Pizarro,Ulloa, etc... Además de las constantes borracheras tácticas, el dejar fuera tanta calidad y apostar por algunos jugadores sin experiencia en grandes batallas (Meza, Pavón,Tagliafico,  etc..) o calidad suficiente como para rendir en un Mundial se pagó muy duro . Sólo un dato revelador: la lesión de Romero supuso el primer gran contratiempo que Sampaoli no supo solucionar. Pensar que un equipo con un suplente en su club y en la puerta de salida como Cavallero podría resulta campeón del mundo resultaba un puro acto de fe ciega.  La cara de Messi lo decía todo. Una pena. Ojalá pronto se solucionen los problemas de esta selección y regrese al camino de la cordura.
No ha sido un Mundial de las estrellas donde prácticamente todas se eclipsaron. Ha sido un Mundial donde triunfó lo colectivo. Grandes conjuntos solidarios que actuaron como un bloque sin grandes individualidades destacadas fueron Uruguay, Perú, Dinamarca, México o Japón, y por descontado los 4 semifinalistas.
Me decepcionó la cerrazón de Francia. Quizás ésta será la nueva tendencia en estos años según marca el Mundial. Deschamps es un técnico italianizado, pura Juve del viejo catenaccio y el campeón ha sido un fiel reflejo de esta idea. Cruyff ya no está entre nosotros, las 4 favoritas defensoras del buen fútbol cayeron, la Francia de la rocosidad y la alergia a la pelota es la triunfadora donde hacemos esfuerzos por alabar las gotas de calidad de Mbappé y sus carreras fulgurantes (pero siempre con espacios adelante ,como prácticamente único punta volcado a la banda , espacios creados no a través del balón y de la creación sino por empuje y descuido del rival). Analizando al campeón, sus auténticas estrellas fueron sus dos enormes centrales: Umtiti y Varane. Probablemente la mejor pareja de centrales del universo. Sus centrocampistas eran de pura contención y sus delanteros, casi también. Destacaron más Griezmann y Giroud por su sacrificio corriendo detrás de la pelota que por lo que hicieron en ataque. Sólo la frescura de las cabalgadas del joven talento Mbappé para llevarnos a la boca resulta, insisto, demasiado poco para un campeón del mundo.
De nuevo el fútbol nos muestra que no entiende de justicias. Croacia llevó en la final todo el peso del juego, el fútbol intenso y de calidad, el gobierno del balón, las ocasiones de gol, pero Francia tiró una vez a puerta en la 1º parte y se fue con 2 goles a su favor. Esto es el fútbol, por eso seguirá siendo quizás el único deporte del mundo en donde es frecuente que no gane el mejor. Felicidades a Francia. Acabo con mis reconocimientos en este Mundial:
MEJOR EQUIPO: Croacia
MEJOR SELECCIONADOR: Dalic
MVP: Modric
MEJOR PORTERO: Courtois
MEJOR DEFENSA: Umtiti
MEJOR CENTROCAMPISTA: Modric
MEJOR DELANTERO: Cavani
JUGADOR REVELACIÓN: Mbappé
SELECCION REVELACIÓN:Japón
MI 11 IDEAL:
Courtois
Fernandes
Varane
Umtiti
Laxalt
Rakitic
Modric
Kanté
Hazard
Cavani
Mbappé




domingo, 27 de mayo de 2018

Análisis final de temporada 2017-18

Análisis final de temporada 2017-18.-


F.C.Barcelona.- Esclavo de una pésima planificación deportiva se puso manos a la obra tarde y mal, cuando Neymar ya estaba prácticamente fuera del equipo. Una buena dirección técnica no hubiera gestionado tan mal esta situación. Probablemente Robert y compañía pensaron que cargando las culpas sobre Neymar, la afición y los analistas entenderían la situación y les exculparían del presumible fracaso deportivo. Perfiles de dirigentes y ejecutivos así son los que sobran en el Barça. Cualquiera en este mundo del fútbol de elite sabía de sobras que el brasileño se quería ir y lo que una buena dirección técnica tendría que haber hecho es sacar beneficio de la situación, bien negociando con PSG para intentar conseguir jugadores importantísimos como Rabiot, Verrati , Cavani, Guedes o Marquinhos(bien fichándolos o arrancando derechos de tanteo u opciones preferentes de compra), bien elaborando un plan B de fichajes estratégicos como Eriksen, Mbappé, Coutinho o Hazard, por ejemplo. El ridiculo de la Supercopa de España frente al Madrid contribuyó a crear un ambiente infernal y, como suele suceder en el Barça, toda la maquinaria del club ahora sí se puso a trabajar para solventar la situación. Se fichó tarde y muy caro aunque gracias a ese escenario el Barça pudo reforzarse mínimamente para poder competir por títulos (Paulinho, clave en el arranque y consolidación, Dembelé como fichaje estratégico e ilusionante; Semedo, como suplente en el lateral derecho y Coutinho y Mina en Enero para apuntalar otras dos posiciones cojas del equipo). La rabia contenida de los jugadores y del propio club hicieron el resto, dando un baño al Madrid en el Bernabéu y conquistando una liga y una Copa con una superioridad abrumadora que les alza como el gran equipo hegemónico en España desde que la democracia se restauró en nuestro país. Pero el nuevo fracaso en Champions (van 3 seguidos desde el último triplete, cuyo efecto se multiplica al ser el Madrid el que las ha ganado) deja sombras de nuevo e invita a la reflexión. Messi cumplirá en breve 31 años y 4 Champions ganadas parecen pocas . Es cierto que en la última década, el Barça ha ganado el 70% de las ligas disputadas, el 60% de las Copas y el 30% de las Champions . Son números apabullantes pero la grandeza de Messi exige aún más. Como recientemente ha dicho Puyol y yo vengo sosteniendo desde hace varios años, el Barça debe reflexionar sobre sus prioridades. Es cierto que ha hecho los deberes en España donde casi ha "echado" fubolísticamente hablando al Madrid y mantiene un dominio absoluto pero ahora toca virar el rumbo y ponerse entre ceja y ceja ganar 4-5 Champions para reconducir una situación anómala que perjudica su imagen y discute su grandeza. Los mejores de la temporada han sido Paulinho, Ter Stegen, Umtiti, Rakitic, Alba, Messi y el recién llegado Coutinho que debe ser un crack clave para el futuro inmediato. De nuevo las decepciones  los jugadores de banquillo con Alcácer, Aleix Vidal, Denis y, sobre todo, André Gomes . También debemos hablar de decepción con el propio Messi y Suárez, pues las dos estrellas se apagaron en la Champions por tercer año consecutivo y eso fue mortal de necesidad para el Barça; y de Dembelé aunque su juventud y la lesión nada más aterrizar actúen de atenuantes. Esta temporada ha sido la del adiós de Iniesta, un enorme jugador, centrocampista puro que por su carácter blando y la falta de gol no alcanzó los reconocimientos individuales que de haber tenido estas cualidades hubiera conseguido. Ha formado parte protagonista del llamado estilo Barça que abrumó y sometió con elegancia a sus rivales . Personalmente creo que debería haber salido del club hace al menos dos años y de este modo, con un doblete , feliz y con buenos años de fútbol aún. Al Barça no le pudo aportar lo que necesitaba. Su gasolina le llegaba para 30 minutos y su imagen en Roma siendo sometido por inferiores en una cita de demasiada exigencia para su físico nunca debió de darse. Buena suerte y gracias a Iniesta por todo lo que ha dado al club y enhorabuena por su sabia decisión de marcharse y además a un destino tan afortunado. Japón será el país ideal para su familia y él donde será querido, admirado y respetado. También es de resaltar la nueva bota de oro ganada por Messi. Nos hemos acostumbrado a verle levantar trofeos pero nunca podremos obviar la fortuna que tenemos todos los aficionados al fútbol coetáneos a su reinado. Por eso debemos seguir celebrándolo.Finalmente decir que el actual extraño campeón de Europa ha quedado a 17 puntos del Barça lo que acrecienta la decepción de no haber conseguido este título europeo. Aún así, el éxito de la temporada es incontestable.
Real Madrid.- De nuevo realizando una temporada de mal juego y basado en la improvisación constante, fue superado por la mayoría de rivales tanto en España como en la Champions. Parecía que tras lo visto el año pasado el equipo podría abrir una era de dominio pero los primeros resultados fueron colocándole en la realidad. Eliminado por el Leganés en Copa, incapaz de ganar a ninguno de los primeros de la liga ni tampoco a sus rivales más fuertes en Champions en el Bernabéu, incluido el fuerte golpe que le propinó el Barça al vencerles 0-3 y dejar medio sentenciada la liga, tampoco fue capaz de imponerse en Europa donde jugadas puntuales, decisiones arbitrales controvertidas e improvisaciones afortunadas de jugadores secundarios le llevaron a jugar otra final y a jugarse la temporada a una sola carta. La lamentable actuación arbitral al no expulsar a Ramos tras casi arrancarle el brazo a la estrella emergente Salah y condicionar la final; y la sospechosa conducta de Karius regalando dos goles a los blancos provocó otra plácida tabla de salvación del año para los madridistas. Es la cuarta champions en 10 años, una más que el Barça en esta década, que traerá tranquilidad y felicidad a los madridistas una vez más obviando los más que evidente problemas estructurales y futbolísticos de un equipo envejecido e incapaz de sostener el ritmo exigente de todas las competiciones en el ejercicio. Los secundarios (Lucas, Keylor o Bale) fueron los héroes de una temporada que fue salvada en la campana más por las circunstancias externas al propio Madrid que por sus méritos intrínsecos. El mejor fue Keylor y con eso queda dicho todo.
At.Madrid.- Llegó hasta donde le duraron las fuerzas. Su plantilla más reducida no pudo aguantar la exigencia de la liga y de la Copa , y al igual que el Madrid se agarró al clavo ardiendo de la Europa League donde se le vieron las costuras en demasiadas ocasiones. La probable marcha de Griezmann y la confirmada del icono Torres se anuncia como un tiempo de cambios donde tendrán que atinar mucho en las contrataciones aunque el mejor valor (Simeone) parece que se quedará. El mejor fue Griezmann que junto a Oblak aguantaron al equipo casi hasta el final.
En Europa llama la atención el City en la Premier ganando la liga de modo imperial y demasiado exigido en la champions, castigado por el desgaste de la competición local. Además la designación de Mateu Lahoz  en el choque decisivo frente al Liverpool  supuso el golpe de gracia de un proyecto de Guardiola que debe prepararse para el año venidero pues es hora de asaltar el cetro continental si tomamos como referencia la calidad de su fútbol. Aún así fueron los mejores de Inglaterra y se espera su definitiva mejora para el año que viene. Chelsea y ManU decepcionaron , los primeros con grandes discrepancias internas entre Conte y la Directiva; y los segundos huyendo a ninguna parte capitaneados por Mourinho, más perdido que de costumbre . Grandes estrellas como Hazard, Willians o Kanté brillaron demasiado poco condicionados por las difíciles trabas competitivas  que la lucha intestina en el club provocaron. Morata se mostró como un fichaje impulsivo y fallido así como en el caso del ManU apenas podemos destacar la irrupción del canterano escocés McTominey que parece un brote verde dentro del difícil ecosistema Mourinho. Pogba da pena y su progresión volvió a verse frenada por dicho ecosistema que tanto le está perjudicando. El Liverpool se equivocó gravemente en dilatar la salida de Coutinho al Barça pues con ese dinero podrían haberse reforzado adecuadamente y con tiempo para llegar en buenas condiciones al final de la temporada. Su actitud pasota en la final, regalando los dos goles decisivos por parte del portero y sin reclamar adecuadamente la barbaridad que se produjo con la acción de Ramos contra su estrella Salah o con el propio Karius dice muy poco del orgullo de un club épico como siempre fueron los "reds devils". La imagen de Klopp unas horas después de perder calamitosamente esa final de Kiev gritando, cantando y celebrando no se sabe qué son más que elocuentes (por cierto, la enésima final perdida por el técnico alemán). Salah ha sido la gran revelación europea de la temporada, no sólo del Liverpool y desde aquí le deseamos que aprenda la lección y que sinceramente se recupere cuanto antes para mostrar su calidad en el incomparable escenario del Mundial.
Finalmente destacar la sorpresa de la Roma y la decepción del Bayern y Juve en champions.  De los romanos sólo bueno podemos hablar. Jugaron con fe y hasta dónde les llegaron las fuerzas capitaneados por el gran motivador Di Francesco con un estelar Dzeko. Con Monchi de director técnico y si le hacen caso, me cuesta creer que no se encaramen en la élite del fútbol italiano.
Queda muy poco para comenzar el Mundial y el fútbol de clubes pasará a un segundo plano. Volviendo al Barça toca reflexionar y elaborar un plan de acción claro y rotundo para la nueva temporada. Robert o Segura se han mostrado como mediocres directores técnicos y no sabemos ahora mismo qué camino tomarán. Valverde quedó retratado en la Champions, en la pesadilla del Olímpico, paralizado y superado por los acontecimientos. Esperaremos a los movimientos que realice esta Directiva a la que desde aquí siempre observamos con desconfianza.
Abramos el telón del Mundial y confiemos en que se vea fútbol de calidad y no acciones que lo empañen como desgraciadamente tuvimos que ver en la última gran cita futbolística que fue la final de Champions League.

jueves, 26 de abril de 2018

Huida hacia ninguna parte


Huida hacia ninguna parte.-

La planificación deportiva de la temporada del Barça nació viciada. Protagonizada por erráticos responsables como Robert y luego por Segura, el cuál escurrió el bulto en Agosto, se intentó redirigir la nave en Enero. Coutinho y Yerry Mina son grandes fichajes. Son buenas decisiones aunque cara la del brasileño.Pero el problema del Barça está enquistado en esta Directiva. Se ha alejado del sendero marcado por Cruyff y comienza a diluirse la identidad del club que iluminaba con su estilo el panorama futbolístico mundial. Sabíamos que esta Directiva no era cruyffista, pero teníamos esperanzas en que no destruyera todo lo que se tardó tanto en cimentar.Sinceramente hay que volver a recuperar la "Palabra del profeta" (=léase el legado de Cruyff). Es cierto que la entidad ha sufrido enormes golpes externos (persecución judicial, mediática y política de Madrid; sanciones de la FIFA; escenario político-social actual de Catalunya...) pero si algo ha demostrado siempre el Barça es entereza y espíritu de resistencia ante las adversidades exógenas. Por eso es tan importante tener las cosas claras dentro del club. Dirigir la nave con mano firme, sin dudas y con objetivos claros.Alejarse de la esencia en esto, como en cualquier otro orden de la vida suele traer malos resultados.
Cuando la temporada está cerca de su fin, es más que probable que se vuelva reafirmar la hegemonía deportiva del Barça a nivel nacional pero son demasiados fracasos en la Champions League. Un torneo corto, caprichoso y que se devalúa deportivamente en modo inversamente proporcional al prestigio mediático mundial que va ganando. Mucho más cuando el eterno rival está sabiendo sacar tajada de la coyuntura de una competición que pide a gritos una reforma acorde con su prestigio universal. Una Directiva consciente del problema debería estar trabajando incansablemente en la oscuridad y en los focos mediáticos, en todos los escenarios, de forma conjunta con otros grandes clubes europeos perjudicados por la situación para solucionarla cuanto antes. De nada vale clamar ante las cámaras en el calor del perjuicio arbitral en una derrota puntual, por ejemplo. Se deben juntar las grandes víctimas de este preocupante ecosistema para hacer frente común vía ECA o cualquier otra estancia a esta nueva UEFA de Ceferín (candidato que fue arduamente apoyado por Florentino), de la que comienza a sobresalir en demasía el siempre sospechoso Collina, sin ir más lejos el gran señalado por la Juventus tras los vergonzosos episodios vividos en la eliminatoria de cuartos frente al Madrid. En el último sonado comité, asistimos decepcionados a la nueva "bajada de pantalones" de la ECA ante la nueva UEFA  , cediendo en su objetivo de crear un superliga europea cerrada de 20 clubes a cambio de obtener más ingresos y garantizar el acceso directo de más clubes de las grandes ligas al actual formato "Champions". Creo que Rumenigge se quedó prácticamente solo en su deseo de ir adelante con la idea de la superliga de Europa. ¿Dónde estuvo Bartomeu? Que luego no se quejen si pasa lo que está pasando pues resulta que los dominadores de las grandes ligas llegan al mes de Marzo en la actual Champions con tal agotamiento físico y sicológico; y tantos titulares lesionados que tenemos semifinales protagonizadas por fracasados en sus países; y por consiguiente con demasiada frecuencia un campeón descafeinado en tamaño torneo. Este año sin ir más lejos fíjense qué nivel de semis : tenemos al 3º de Inglaterra a 19 puntos del campeón contra el 3º de Italia a 17 puntos del líder ; y al 3º de España a 15 puntos del primero frente al Bayern, que lleva 2 semanas casi de vacaciones tras imponerse de nuevo en una liga que domina de cabo a rabo casi perpetuamente (sin contar que tiene medio equipo titular lesionado: Neuer, Boateng, Álaba, Vidal, Robben, etc...).
Bartomeu,  si aún aspira a ser un gran presidente, debería estar activo y no seguir menospreciando la Champions League, la UEFA y los asuntos internacionales deportivos. Cierto es que los líderes son casi imposibles de formar, sino que suelen nacer. Y Bertomeu quedó claro que no lo es. Es una decepción más. Queda mucho para unas elecciones en el Barça, pero somos conscientes de que Messi ha cumplido hace meses los 30 años y que a pesar de tantísimos títulos ganados , se acaba el tiempo para trasladar también a la Champions League la hegemonía limitada hasta ahora a España. La hecatombe de Roma se me antoja la gran última señal de alarma. Ver a Valverde paralizado ante el espanto que se producía en el Olímpico de Roma debería remover los cimientos de la institución. Si nadie lo quiere oír ni ver  dentro de esa Directiva, sí que debería ser tenida en cuenta por la masa social azulgrana para reconducir la situación a traves de las urnas. Y cuanto antes. En el fútbol el tiempo se diluye como azúcar en el café.
Una vez finalizada la temporada y antes de que el Mundial ensombrezca cualquier cosa en el terreno futbolístico emitiré mi análisis final del ejercicio balompédico 2017-18.

domingo, 3 de septiembre de 2017

La travesía del desierto


La travesía del desierto.-

Como es tradicional elaboramos esta entrada para analizar la nueva plantilla del FC Barcelona para la temporada 2017-18, tal y como venimos haciendo cada año al clausurarse el mercado estival. Finalmente detallaré mi "predicción" de lo que probablemente acaecerá en esta temporada que recién comienza.
Tras la consecución del triplete en 2015, las elecciones consolidaron en la presidencia a Bartomeu, dando comienzo una legislatura de 6 años como marcan los Estatutos FCB. En la parcela deportiva, encomendó a Robert la dirección de la Secretaria Técnica y en la actualidad, tras algunas variaciones, el nuevo Manager Deportivo es Pep Segura, estando por encima el Director General de las Secciones profesionales, Albert Soler y por encima de éste, ya a nivel directivo, el VP Jordi Mestre. Y los cito a todos porque ellos son los culpables de la situación actual; quedando Bartomeu como el máximo responsable de la misma, por ser el Presidente del Barça y haber contado con ellos. En otra reciente entrada hemos detallado la nefasta gestión deportiva de Zubizarreta, que le llevó a ser cesado por Bartomeu en aquel enero de 2015. De sus errores de bulto nada aprendió su sustituto Robert. Y por eso estamos donde estamos. Entremos en harina.
El Barça necesitaba recomponer su plantilla y realizar una profunda reestructuración de la misma. Según mi opinión, al menos la mitad del plantel debía salir y tendrían que haber llegado 5-6 futbolistas de primerísimo nivel más el relleno de la cantera (el Barça B ha ascendido). Pero esto no ha sucedido. Recapitulemos.
 El Barça comenzó a ser previsible desde el momento en el que Xavi e Iniesta entraron en años y uno se fue, y el otro es como si se hubiera ido ya pues apenas aguanta al máximo nivel 15-20 minutos por partido. El gran Barça dominador del fútbol mundial, con la bandera de su estilo por delante basaba su poderío en la medular y en estos dos jugadores como protagonistas, que ya no están. Se dejaron de gobernar los partidos a partir del otoño de 2015 donde la presión alta de todos los rivales ahogaba la medular blaugrana y las rápidas contras no podían ser neutralizadas. El tridente palió la situación inicialmente por la enorme carga de talento y gol que contenía pero el virus FIFA y el hecho de que Robert no detectara esta situación ni supiera resolverla provocó que el Barça sufriera el primer revés serio siendo eliminado por el Atleti en la Champions. En el verano de 2016 parecía que la dirección deportiva iba a reaccionar y Robert , ya sin sanción FIFA como excusa para no fichar, trajo a Cilessen,Digne, Umtiti, Denis Suárez, Alcácer, André Gomes más Turán y Aleix Vidal que ya estaban fichados desde Navidad. Muchos fuimos los que advertimos que se había tirado el dinero a la basura pues de todos estos supuestos refuerzos sólo podría valer Umtiti y quizás dos suplentes dignos como Cilessen y Digne. Jugadores como Dembélé (costaba 18M euros sacarlo del Stade Rennais) o Dybala (ya se hablaba de 80 M Euros, un precio que ahora suena a ganga un año después) no vinieron por poner un ejemplo gráfico. El caso es que se fichó horrorosamente mal , llegaron jugadores para ser suplentes y se volvieron a desaprovechar oportunidades de mercado. La defensa sufrió la debilidad del medio campo y el tridente , a pesar de su magia goleadora, ya no pudo sostener más al equipo que fracasó estrepitosamente ganando una Copa del Rey que con un Messi en plenitud supo a casi nada. Se prometió desde la Directiva solucionar el problema. Robert parecía confiado y seguro de sí mismo en su discurso. Había que reforzar el equipo y sabían cómo hacerlo. El primer nombre en salir provocaba unanimidad en su aprobación porque todo el mundo sabía que Verratti sería la primera piedra para reconstruir esa medular de oro que recondujera la situación de dominio futbolístico blaugrana. Aquí también dejamos clara nuestra opinión sobre cómo afrontar este fichaje. El resultado de la gestión fue que iban a por Verratti al PSG pero el PSG se llevó a Neymar. Y encima todo acaba en los tribunales de justicia ordinarios y de la UEFA, siguiendo una línea de actuación casi obsesiva de esta Directiva de judicializar todo lo que tocan. Y a partir de entonces se desencadenaron los acontecimientos de modo vertiginoso.
Con casi 300 Millones de euros en el banco a finales de Julio para poder hacer una plantilla de ensueño, no llegaron los dos centrales de alto nivel que se necesitaban (vuelve Vermaelen con 32 años y suplente en la Roma y Mascherano a sus 33 años continúa puesto que Marlon , una promesa inconstante acaba en Niza). Renuncian a Bellerín por su incapacidad para negociar y las obsesiones absurdas de Wenger y van a por Semedo, un melón por abrir con buena pinta pero sin garantías.

¿Qué hubiera hecho yo aquí? Adelantar la llegada de Yerri Mina (9 millones euros), un central de envergadura, calidad técnica y presencia física imponente que asegura presente y futuro; y fichar a uno de estos tres: Bonucci , experiencia y una garantía defensiva tras su decisión de abandonar la Juve (por unos 30-40 millones hubiera venido) o Süle , 22 años, 1,94 y un físico abrumador, dotado de una técnica y un aplomo defensivo enorme (recién fichado por el Bayern hubiera sido difícil contratarle pero quizás unos 50 Millones hubieran bastado para convencer a los alemanes) o Davinson Sánchez (40-50 millones), su compañero en una de las mejores defensas del mundo con Colombia, joven, técnico, velocísimo, fuerte y con un potencial enorme. En el lateral derecho, Semedo quizás no era necesario (aunque me gusta lo que le he visto hasta ahora)y S.Roberto junto con opciones polivalentes como Mascherano y Aleix Vidal o la subida de Palencia resultarían suficientes. En la otra banda Alba y Digne más las joyas canteranas Cucurella o el juvenil Miranda , también resolverían la papeleta.
La medular, que necesitaba al menos dos interiores top y un suplente de calidad para Busquets ,se queda sólo con Paulinho, que de llegar como guinda del pastel de lo que se debería haber fichado hubiera tenido un recibimiento popular mejor. Paulinho es un gran fichaje, que desgraciadamente pagará los platos rotos por unos gestores deportivos nefastos. Me detengo en él porque es una vieja aspiración que siempre tuve: verlo de azulgrana.

Y es que Paulinho tiene mucho de lo que necesita el centro del campo del Barça: físico, personalidad, carácter, llegada desde atrás, juego aéreo y disparo de larga distancia de extrema calidad. Paulinho es una pieza maestra en el nuevo Brasil de Tite, una selección favorita para ganar su sexto Mundial. A nivel aficionado, se ve incomprensible su fichaje por venir de China y costar 40 millones euros pero los vale sin lugar a dudas. Otra cosa es que Robert y Soler sean pésimos negociadores y no hayan podido rebajar la cifra. Pero que costara 10 o 15 millones menos es anecdótico en las cifras en las que nos movemos en este mercado tras la inflación que han provocado los "clubes-estado", con el PSG como paradigma. A priori es el mejor fichaje con diferencia, no lo duden. Pero se quedaron cortos. Tendría que haberle acompañado otro interior y un media punta creativo, que marcara la diferencia. Se obsesionaron con Coutinho y se habló de Seri y de Di Maria. Los dos últimos no hubieran solucionado prácticamente nada porque no tienen el nivel Barça exigible en esta reconstrucción mientras que con Coutinho se chocó con la absurda oposición de otro club dirigido por un fondo de inversión que carece de visión futbolística y se mueve por otros parámetros ajenos a la estricta competición. Aquí han fracasado estrepitosamente. Hacía mucho que deberían haberse plantado con el Liverpool y si se negaban a negociar, al menos intentar un acuerdo para traer al jugador por un precio razonable tras el Mundial. Todos saldrán perdiendo: el Liverpool por obtuso, Coutinho por obligarle a trabajar donde no quiere y el Barça por obcecarse y quedar debilitado de nuevo deportivamente y a nivel de imagen , quizás aposta para luego tener una excusa medio creíble que explique la no llegada del jugador por caro y así ahorrar más de 160 millones de euros que no son moco de pavo. Aquí, si hubieran sido buenos gestores deportivos, se tendría que haber ido a por otras opciones del mercado puesto que dinero había de sobra. Mi propuesta hubiera sido fichar a a uno de estos tres para la posición de media punta-falso extremo o interior de calidad y creativo: Eriksen (por unos 100M euros exagerando hubiera venido ) , Lemar (antes de la explosión de Neymar no hubiera costado más de 50M y después quizás por 80 hubiera salido, si se hubieran anticipado al Arsenal que con Wenger agitó el mercado para nada) o Alexis (como interior o media punta hubiera sido perfecto y el Arsenal hubiera evitado venderlo a un rival directo en la Premier como el City resultando unos 50 M euros el precio, es decir más o menos lo que el Arsenal pagó por él al Barça).  Y a uno de estos tres para jugar como medio centro suplente de Busquets o interior de fuerza y equilibrio: N´Zonzi (claúsula de sólo 30 millones) o Kondogbia (el Valencia se ha hecho con él como cedido pero su precio rondaría los 40 millones para el Barça) o William Carvalho (con claúsula fijada en 45millones). Cualquiera de ellos hubiera completado una medular puntera y ahora sí dominante.
El caso es que sólo ha llegado Paulinho y aunque muy bueno, es insuficiente. Sólo se me ocurre que Valverde opte por traicionar el estilo y el sistema paradigma de este equipo para abrazar el doble pivote y jugar con tres medias puntas por delante con Suárez de 9. Es una solución de supervivencia, triste pero necesaria. Otra cosa será un suicidio anticipado.




Finalmente nos queda el ataque donde han llegado dos extremos puros con poco gol como Deulofeu (6 millones euros) y  Dembélé (105millones euros + 40 en variables). Son buenos fichajes pero también insuficiente. Obviamente Deulofeu viene a ser suplente . Su evolución como futbolista se estancó hace dos años y apenas le vemos nada nuevo que nos ilusione si pensamos en las enormes esperanzas que teníamos en él como joya de la cantera. No quiere ni ver la portería contraria, no se atreve a driblar porque se conoce a sí mismo y sabe que casi nunca se va de nadie , disparar a portería parece estar  prohibido aunque eso es extensivo a toda la plantilla salvo con Messi y juega con aires de indolente , casi como un funcionario gris que ficha con desgana cada día laboral. Yo aún confío en su talento pero con la nube gris de pesimismo y desorientación deportiva que oscurece el cielo del club poco espero de él salvo arranques de orgullo en alguna que otra jugada.
El caso de Dembélé es distinto.
Hablamos de una promesa que comienza a ser realidad y sin duda es una de las estrellas emergentes. Dotado de una velocidad y calidad técnica muy importante, este chico podría marcar la diferencia en breve. Debería ayudar a desequilibrar porque sólo Messi parece capaz de hacerlo en toda la plantilla .
Sabemos que tiene regate y que puede hacerlo tanto en velocidad como en estático, que es un gran pasador y que tira bien de lejos (viene de Alemania y allí todos saben hacerlo). Pero, como en el caso de Deulofeu, la situación de pesimismo no ayudará. Ojalá Messi, Suárez, Piqué, Busquets o incluso Iniesta le ayuden a integrarse y a empaparse de lo que hasta hace poco era ese equipo y lo que pueden llegar a ser de nuevo. Ojalá no se olvide de tirar a portería como sabe, de mejorar en sus prestaciones goleadoras y mantenga los pies en el suelo. Lo que ha costado, todos sabemos que aún no lo vale, incluido él; pero eso no es óbice para considerarlo en su justa medida y Dembélé puede y debe ser un crack. Antes que nadie, dependerá de su capacidad mental y de adaptación. Calidad tiene para lograrlo. Aquí yo hubiera traído un delantero-falso extremo con gol y al propio Dembélé y Deulofeu, porque me parecen buenos fichajes ambos. Se me antojan opciones para ese goleador que nunca puede ser Alcácer por no tener nivel Barça: Dybala (crack presente y futuro, goleador, enorme rematador y con riesgo de estancarse en un club que ya le comienza a quedar pequeño, por unos 150millones euros) o Carrasco (80 millones euros , mucho gol, desborde y velocidad, para alternar suplencia-titularidad sin perder competitividad) o William (22 años, con claúsula de 50 millones euros si no se confirma su subida según rumores) que aportaría velocidad, fuerza, remate, calidad y gol, y que además goza de la confianza del propio Valverde.No hablo de la portería donde todo el mundo parece tener asumido que está bien cubierta con Ter Stegen y Cillesen, pero yo no comparto esa opinión. El alemán está sobrevalorado, por arriba es nefasto y se traga la mayoría de disparos de larga y media distancia donde como dice el sr. Luis Racionero: "parece parar sólo los tiros que le gustan". Observen cómo casi todos los rivales tiran de lejos frente a Ter Stegen conocedores de su defecto. Los dos famosos goles de Asensio en la Supercopa de España  o el de Cristiano en este torneo, que la propaganda nacional-madridista han encumbrado nos sirven para defender esta realidad pues son paradigmas de lo que digo. Al menos la mitad de porteros de la 1º división española hubieran parado sin demasiada dificultad los mismos. Cillesen sí parece un portero de suplencia aceptable pero no tiene la ficha del alemán y esto lo hace soportable. Yo hubiera ido con todo a por De Gea (100 millones como tope) o Foster (Southampton, 2,02 de estatura, un muro difícil de franquear, por unos 40 Millones) o Sergio Rico del Sevilla (1,95 cms, 30 millones de claúsula)  puesto que Courtois probablemente sería otro caso Coutinho, imposible de fichar.
Nos queda hablar del nuevo entrenador. Ya hemos anticipado nuestra opinión. Yo jamás hubiera fichado a Valverde porque entiendo que le faltan conocimientos, poso, personalidad y experiencia para dirigir una nave de estas dimensiones. No le ha empatado a nadie y aunque ésto no es decisivo, sí lo es la pobreza de resultados que siempre han obtenido sus equipos frente a los grandes, especialmente el R.Madrid. Tengo la sensación de que la Directiva ha buscado y encontrado en él a un cadáver deportivo listo para entregar a las fauces de los críticos cuando vengan mal dadas. Saben que no exigiría ni buscará problemas. Aunque he de confesar que me sorprendieron positivametne sus declaraciones cuando remarcó que esperaba tener un equipo más competitivo al cierre del mercado invernal. No esperaba ese acto de valentía y lo aplaudo. Como dije anteriormente, no espero nada de él por lo que todo lo bueno que venga será bienvenido. No creo en los entrenadores intervencionistas para el Barça siempre y cuando el equipo tenga una plantilla a la altura de su categoría. Como no se da el caso, Ernesto tendrá que acudir a la táctica y probablemente refugiarse en la mediocridad que conlleva el doble pivote y el 4-2-3-1 , olvidándose de la otrora marca de calidad Barça en la circulación de pelota con velocidad y precisión inalcanzable para los rivales. No hay un medio campo emperador y se ha reducido la capacidad goleadora de la vanguardia, con lo que el dibujo debe atenerse al nuevo escenario y resultar protector, conservador, prudente y temeroso de la calidad de los oponentes. ¿A quién hubiera elegido yo para dirigir en el campo y en los despachos al nuevo Barça 2017-18? Como aquí he defendido siempre mi entrenador hubiera sido (y sigue siendo) Ronald Koeman, aún sabiendo que su pedigrí cruyffista le inhabilitaba para el cargo a los ojos de Bartomeu. El gran héroe azulgrana hubiera aportado lo necesario para la reconstrucción. En la dirección técnica hubiera ascendido al único que sabe de fútbol y del mercado internacional en el club que es Ariedo Braida, desaprovechado y vilipendiado , sin voz ni voto,a pesar de sus conocimientos, contactos, prestigio mundial y experiencia. El Secretario técnico hubiera sido Jordi Cruyff. De ese triunvirato director de la política deportiva del Barça sólo hubiera podido surgir éxito, estoy convencido.Esa era mi propuesta de haber sido escuchada.Confío en que algún potencial candidato a la Presidencia recoja esta sugerencia y la lleve a la práctica .





Como conclusión diremos que hemos vivido un espectáculo penoso y que esta dirección deportiva se ha visto superada por los acontecimientos. No tiene nivel para dirigir con acierto el rumbo futbolístico de una nave de las dimensiones del FC Barcelona y aunque bien es cierto que tienen que soportar las nefastas consecuencias de los errores de Zubizarreta , no es verdad que no hayan tenido tiempo ni dinero para hacer bien su trabajo. Aquí hemos dejado ejemplos prácticos y gráficos de lo que se debería haber hecho aunque nunca sabremos si nuestra razón es la válida. La rueda de prensa de Soler y Robert (con la ausencia del nuevo Manager deportivo, Pep Segura, que parece no querer volver a hablar más tras el incendio que provocaron sus únicas palabras conocidas dentro del vestuario azulgrana referidas a Piqué) nos provocaron vergüenza ajena, escudándose en la realidad del nuevo mercado para esconder su lamentable gestión deportiva que deja una plantilla con lo justito para sobrevivir agarrado a la genialidad de Messi hasta que la realidad les vuelva a aplastar. Y aquí nos volvemos a detener porque aunque la renovación de Messi está firmada por su padre y representante, la situación de escasez competitiva del equipo podría provocar una reacción inesperada y absolutamente justificable de Lio. Con 30 años y su último Mundial en plenitud en el horizonte, a nadie podría extrañar que optara por prepararse individualmente para el magno torneo dosificándose adecuadamente y dejando en segundo término a este Barça que no parece estar preparado para ser candidato serio a ganar los grandes títulos. Y tras el Mundial, decidir si se va o se queda. Ojalá nos equivoquemos pero esta opción hoy en día no es descartable ni descabellada. Los responsables de esta situación tienen nombre y apellidos.
Me da la sensación de que esta temporada que comienza tan torcida puede resultar en un punto de inflexión necesario para el club. Benedito ya tiene las papeletas y dos semanas por delante para conseguir más de 16500 firmas de socios con objeto de poner en marcha la moción de censura contra Bartomeu. Todos sabemos, creo que hasta el propio Benedito, que no tiene capacidad para ser Presidente del Barça pero su acción puede ser histórica y más necesaria de lo que parece. Quizás esté traduciendo en hechos lo que la mayoría de los socios creo que deseamos: reconducir la nave . Si se consigue que haya moción de censura allí estaré frente a las urnas como un socio más y votaré en conciencia que se marche esta Directiva para no volver nunca más. Se está haciendo mucho daño a la entidad y afortunadamente el Barça sigue estando democráticamente sano como para recuperar el rumbo perdido. Bartomeu ha tenido tiempo para evitar esta situación pero lo ha malgastado y no sabido dirigir correctamente al club.
Dicho lo dicho, aquí no queremos que el Barça, este Barça ni ningún otro Barça (el que yo mismo hubiera querido tener en este momento), pierda partidos y títulos. Siempre querremos que gane , sea quien sea el Presidente. Porque el Barça siempre es uno, aunque al verlo desde diferente prisma resulten varios , siendo esta sensación no más que un fenómeno óptico. Deseamos que el Barça gane, faltaba más, pero la razón de este blog es el análisis serio y sincero de la realidad futbolística y lo que vemos es lo que hemos escrito. Opinamos , evaluamos y prevemos lo que con estos elementos puede llegar a ocurrir en lógica de fútbol (si es que realmente existe).
El tren se puso en marcha , ya no hay marcha atrás. Próxima estación: mercado invernal. Debería llegar Mina , aunque Soler ha dicho claramente que ahora mismo no piensan en el mercado de enero ni tienen nada planificado para el mismo. Robert no se ha cansado de decir que tienen una plantilla excelente y que es garantía para competir los títulos para ganarlos. Sinceramente con esta actitud y esta negación de la realidad consecuencia del puro desconocimiento o de la más absoluta negligencia poco se puede esperar deportivamente del Barça en esta temporada . Tengo la sensación de que efectivamente comienza una penosa travesía por el desierto. Ojalá me equivoque y la suerte por una vez ayude a este Barça y gane títulos pero mi previsión es que no se ganará nada , salvo que en enero vengan algunos de los refuerzos apuntados aquí mismo. Mi duda es: ¿las urnas serán las protagonistas de esta temporada?